Girona FC 3 – 1 Córdoba CF: Sobrino hizo reaccionar a un Girona que sigue soñando

El Girona se jugará el ascenso con el Osasuna tras un partido de los que quedarán mucho tiempo en el recuerdo. Pese a que los visitantes se adelantaron en el segundo acto, el cuadro de Machín liderado por un inspirado Rubén Sobrino remontó para forzar la prórroga. Un tiempo extra en el que los gerundenses sufrieron ante un orgulloso Córdoba que se quedó con uno menos en el 94′.

Ambos conjuntos se olvidaron del tanteo y el choque fue intenso desde los primeros minutos, en los que hubo una ocasión por bando. Lejeune, que volvía tras cumplir sanción, cabeceó arriba una falta y poco después una buena contra dirigida por Fidel murió en una mala decisión de Raúl de Tomás, que no vio solo a Xisco y finalizó él desviado.

Las cartas estaban sobre la mesa. Los locales querían el balón y el cuadro andaluz salir rápido tras recuperación. No obstante, se tomaban los riesgos justos, y ambos técnicos se enfadaron en alguna ocasión tras perder su equipo un balón en vez de finalizar las jugadas. Con el paso de los minutos el conjunto gerundense parecía encontrarse más cómodo, aguantando el cuero y volcando el ataque a la izquierda,  si bien las llegadas al área de Razak no terminaban con disparos.

El Córdoba alternaba el juego al contragolpe por momentos en los que intentaba enfriar el ritmo a través de la posesión, pero de ninguna de las manera lograron llevar el esférico hasta la meta de Becerra. Lo que sí hacían los de Oltra, con bastante éxito, era minimizar las opciones de gol de un Girona que solo tuvo dos ocasiones, y en ambas Cristian Herrera se encontró con Razak.

Machín aprovechó el descanso para dejar en la caseta a Lekic y Eloi Amagat, cuya aportación había sido mínima, y dar entrada a Granell y Sobrino. Los efectos de las sustituciones se notaron de inmediato, el ritmo aumentó y los gerundenses dispararon tres veces a puerta en los primeros cinco minutos de la reanudación.

Cuando más dominaban los locales, llegaron las dos ocasiones más claras del Córdoba. Primero Lejeune tuvo que mandar a córner un pase de la muerte de Fidel cuando Xisco ya se disponía a empujarla, y en el consiguiente saque de esquina Raúl de Tomás cabeceó alto en el área pequeña. Serían los avisos que precederían al golpe. En una jugada calcada a la del segundo gol de la ida, Caballero aprovechó que la zaga le dejó tiempo y puso un gran centro para que Xisco marcase a placer.

El gol dejó helado Montilivi, pero no a los jugadores del cuadro catalán que rápidamente fueron en busca del empate. Dos malos remates de cabeza precedieron al tanto de Borja García, que disparó desde lejos pegado al palo sorprendiendo al guardamenta blanquiverde. El gol dio alas al Girona, que por las bandas llegaba una y otra vez.

Los andaluces sufrían y Oltra dio entrada a Víctor Pérez para reforzar el centro del campo e intentar ralentizar el choque, pero la posesión apenas le duraba al Córdoba. Parecía que el terreno de juego estaba inclinado hacia la portería de Razak y los gerundenses llegaban con mucha facilidad al área rival, en gran parte gracias a un Rubén Sobrino que llevaba de cabeza a la defensa cayendo a banda y desbordando. Un centro suyo tras jugada individual lo remató con el exterior Aday, el cuero tocó en un defensa y se coló en la portería visitante.

Quedaban diez minutos y el Girona seguía mordiendo, pero dejando atrás más hombres para evitar contragolpes. Un disparo muy centrado de Raúl de Tomás y otro fuera de Lejeune fueron las únicas ocasiones. Había tiempo extra.

La prórroga iba a ser una cuestión de fe y de fuerzas, más para un Córdoba que se quedó con diez por la expulsión por doble amarilla de Stankevicius a los cuatro minutos. Los de Oltra tiraron de casta no solo para evitar que los gerundenses creasen peligro en la primera parte de la prolongación, sino para conseguir llevar el cuero cerca del área de Becerra en alguna ocasión.

Pero eso no le bastaba a los blanquiverdes. En el segundo asalto del tiempo extra dieron un paso adelante buscando el gol que les metiese en la final del play off, e incluso le quitaron la posesión al Girona pese a la inferioridad numérica. El cuadro catalán estaba agarrotado por los nervios y apenas podía mantener la posesión cuando recuperaba.

Los cordobeses se vinieron arriba y el partido se volvió loco. Fidel pidió un penalti que el colegiado no apreció y a la contra Rubén Sobrino disparó fuera tras regatear a Razak. En la siguiente acción se repitió el guión. Raúl de Tomás cabeceó a las manos de Becerra, el Girona salió rápido y esta vez Cristian Herrera no perdonó, batiendo al portero con una vaselina.

Pese al tanto, el Córdoba seguía necesitando un gol, y Fidel lo buscó un remate lejano que detuvo Becerra. Los últimos dos minutos fueron una serie de balones colgados al área que la zaga gerundense despejaba como podía. A los cordobeses les quedó una, en los pies de Caballero, que mandó una volea rozando el palo. Ahí acabó un encuentro de los que agrandan este deporte y que deja al Girona a dos partidos del ascenso.

Ficha técnica

Girona FC: Becerra; K. Olivas, Richy, Lejeune; Aday (Maffeo, min. 87), Amagat (Granell, min. 45), P. Pons, Clerc; B. García; Lekic (Sobrino, min. 45) y C. Herrera

Córdoba CF: Razak; Stankevicius, Rodas, Deivid, Cisma; Nando (P. Ríos, min. 67), Luso (Pineda, min. 97), Caballero, Fidel; R. de Tomás y Xisco (Víctor Pérez, min. 73)

Goles: 0-1, Xisco (min. 56); 1-1, B. García (min. 65); 2-1, Aday (min. 81); 3-1, Cristian Herrera (min. 118)

Árbitro: Alberola Rojas (comité castellano-manchego). Amonestó a Lejeune, C. Herrera, R. Sobrino y Granell por el Girona y a Caballero, Deivid y Víctor Pérez por el Córdoba. Expulsó a Stankevicius del Córdoba por doble amarilla en el minuto 94.

Alejandro Galante

Periodista. Co-fundador de futboldesdefrancia.com y anteriormente encargado de la Ligue1 en masliga.com. Fanático del fútbol a todos los niveles.

También te podría gustar...