Girona FC 1 – 1 Real Oviedo: El balón parado iguala un partido con alternativas

Un punto para casa uno en un partido donde el Girona fue mejor en la primera parte con una fuerte presión sobre la salida de balón de un impreciso Oviedo. En la segunda parte, los carbayones salieron más enchufados y se adelantaron en el marcador con un penalti transformado por Susaeta. El tanto de los de Egea despertó a los locales, que lograron igualar el marcador con un obús de Alcalá tras el saque de una falta. En el tramo final, el partido se convirtió en un «correcalles» y cualquiera de los dos equipos se pudo llevar la victoria, pero el marcador no se movió más ante la falta de acierto de ambos conjuntos en los últimos metros.

Montilivi acogió un encuentro entre dos equipos con distintas posiciones en la tabla pero que se encuentran en buenas dinámicas y a los que les cuesta perder. El Girona suma ya seis partidos puntuando, mientras que los carbayones firmaron su undécimo encuentro sin conocer la derrota. Hoy ambos equipos pudieron ganar, pero al final se tuvieron que confirmar con un empate que sabe mejor a los visitantes.

Como suele ser habitual, exceptuando el partido de Lugo, los azules entraron dormidos en el encuentro y el Girona trató de aprovecharse de ello. Los de Machín comenzaron presionando fuerte la salida de balón de los azules, haciendo daño con un incisivo Borja García por dentro y con los carrileros Aday y Clerc entrando por las bandas con facilidad. Al poco de empezar ya mandó el primer aviso el Girona, con un remate de Mata tras un centro desde la izquierda que se marchó fuera por poco.

Sin embargo, a pesar de las llegadas por las bandas, el Real Oviedo se mantuvo concentrado a la hora de abortar las jugadas de peligro en el área, y el Girona se vio obligado a intentarlo con remates desde la frontal, como los de Clerc y Granell, que se marcharon desviados.

Cuando el Real Oviedo lograba superar la fuerte presión de los de Machín, conjuraba el peligro. Lo consiguió en dos internadas por las bandas, primero por la derecha, con un incisivo Johanesson y, en los últimos minutos de la primera mitad, con un activo Aguirre desde la izquierda, pero en ambos casos los carbayones no lograron finalizar las jugadas correctamente. Entre las dos llegadas azules, Aday pudo adelantar a los suyos, pero su remate se fue al lateral de la red.

Por posesión y por la claridad de las ocasiones, el Girona mereció algo más que su rival en la primera mitad. Sin embargo, la segunda parte arrancó de forma muy distinta. Fue el Oviedo el que salió decidido a presionar al equipo de Machín. A pesar del domino carbayón, el Girona dio el susto con un gol bien anulado a Granell por fuera de juego.

El ímpetu carbayón comenzaba a dar sus frutos. Jonathan Vila estuvo cerca de adelantar a los suyos con un gran remate de cabeza, en una falta ejecutada por Susaeta, que Isaac Becerra envió a córner con una gran parada. Poco después, un buen contragolpe carbayón finalizaba con Edu Bedia siendo derribado en el área por Alcalá. El árbitro, que estaba cerca, no lo dudó y señaló penalti. Susaeta fue el encargado de lanzarlo, anotando su octavo gol en Liga, el cuarto de penalti.

El tanto llegaba en el minuto 15 de la segunda mitad. Fue un cuarto de hora totalmente carbayón, pero, tras el gol de Susaeta, el Girona volvió a recuperar el dominio del partido. Con dos ocasiones de Aday, abortadas por un buen Esteban, el equipo de Machín avisó a un Real Oviedo que trataba de frenar el ritmo del partido sin éxito. El empate llegó, finalmente, a balón parado. Fue a quince minutos del final tras un potente disparo de falta de Alcalá, ante el que el meta avilesino no pudo hacer nada.

Con el empate en el marcador y la dinámica positiva que suponía el gol anotado por Alcalá, Machín dio entrada a Lekic para fijar a los defensas carbayones en el área. Egea reaccionó sacando a dos jugadores rápidos como Koné y Hervías para jugar a la contra. El partido se volvió de ida y vuelta, sin centro del campo, con ocasiones para que los dos equipos se llevaran la victoria. Sin embargo el marcador no se movió más y ambos equipos perdieron dos puntos, pero sumaron un partido más sin conocer la derrota.

Ficha técnica:

Girona: Becerra; Aday, Kiko Olivas, Alcalá, Mas, Clerc (Javi Álamo, min.59); Pere Pons, Granell (Eloi Amagat, min.71), Borja García; Mata (Lekic, min.71); y Cristian Herrera.

Oviedo: Esteban; Johannesson, Jonathan Vila, David Fernández, Dani Bautista; Jon Erice, Aguirre (Koné, min.85), Susaeta, Edu Bedia (Hervías, min.84), Michel (Rivera, min.74); y Toché.

Goles: 0-1, min.58: Susaeta, de penalti. 1-1, min.76: Alcalá.

Árbitro: Saúl Ais Reig (comité valenciano). Amonestó a los locales Borja y Alcalá, y a los visitantes Jonathan Vila y Jon Erice.

Incidencias: Partido jugado en Montilivi, ante 4.419 espectadores.

También te podría gustar...