Girona 1 – 1 Lugo: La locura de un descuento

Surrealista. Así se podría definir lo sucedido en Montilivi. Girona se preparaba para vivir un momento histórico: el ascenso de su equipo a Primera División. Todo se fue al limbo en un tiempo de descuento dramático. En ese momento el Lugo marcó. El empate y la victoria del Sporting en el Benito Villamarín condenan a los gerundenses a la promoción. Dará mucho que hablar la recta final del partido.

La última jornada suele traer este tipo de situaciones. Un rival se juega la vida, el otro nada. Si el que no se juega nada no compite, un tercero sospecha. Si, por el contrario, lucha, su oponente le acusa de ir primado. Este es el daño que han hecho al fútbol los que en algún momento han participado de un amaño o intento de amaño de un encuentro. Todo es raro en las fechas decisivas. El caso es que el Girona sería a estas horas equipo de élite si hubiera ganado al Lugo. No lo hizo. El Betis no le ayudó en Sevilla, así que en Gijón sonríen mientras en tierras catalanas se levantan todo tipo de suspicacias.

Gran ambiente en las gradas de un Montilivi que soñaba con ver al modesto Girona en la máxima categoría, por primera vez en sus 85 años de historia. Era de esperar que los de Pablo Machín saliesen a morder. Sandaza acaparó las ofensivas locales. El corpulento delantero toledano tuvo dos oportunidades muy claras para marcar. La primera se le fue fuera tras un remate picado, en la segunda probó con un fuerte disparo lejano que se marchó a la derecha de José Juan.

El Sporting, desde la capital de Andalucía, metía presión, pero el gol de Guerrero no sacaba al Girona de la segunda plaza. Con el 0 – 1 de los asturianos, el empate todavía ascendía a los gerundenses. El 0 – 2 les obligaría a vencer. No puede decirse que los rojiblancos jugasen con el marcador, puesto que buscaron su tanto con insistencia. El portero del Lugo lo evitó en el mano a mano con Mata, pero nada pudo hacer ante Sandaza. Un gran pase entre líneas de Eloi dejó al goleador local solo contra su excompañero José Juan. El balón acabó en la red y la locura se desató en la grada. El Girona, al descanso, era de Primera.

Parecía seguir la jornada por el mismo camino tras el paso por las duchas. Otra vez Sandaza jugó su papel de killer para buscar el segundo. Su fusil desde fuera del área se estrelló contra la base del poste. Pudo ser el gol de la tranquilidad. No llegó la sentencia gerundense, sí la del Sporting. El 0 – 2 en el Villamarín dejó la siguiente situación: si el Lugo acertaba con la red de la portería de Isaac Becerra, el Girona cedería la segunda posición.

Pablo Machín, técnico del Girona, protesta una acción Foto vía noticias.sumadiario.com

Pablo Machín, técnico del Girona, protesta una acción
Foto vía noticias.sumadiario.com

Se vinieron arriba los de Quique Setién. Pita puso a los aficionados locales al borde del infarto con una internada en el área que finalizó con un potente disparo alto. Más tarde, el mediocentro coruñés volvería a rozar la igualada, al encontrarse con una pelota en el área pequeña que terminó en el lateral del marco.

El Girona estaba fundido físicamente y le costaba mucho salir. El Sporting ganaba por 0 – 3 su partido contra el Betis, así que puso su mente en Montilivi. La cabeza de Pablo Caballero fue la de todos los aficionados sportinguistas. La misma que dejó petrificada a una ciudad del norte de Cataluña. El delantero argentino del Lugo remató a la red un centro de Toni. Fue en el tiempo de descuento, de la manera más cruel posible y sin apenas tiempo de reacción.

A partir del 1 – 1 vino la locura. Lejeune marcó para el Girona y el estadio enloqueció sin contar con el asistente de Lesma López. El juez de línea levantó la bandera para señalar fuera de juego. Acertó. Demostración de personalidad que le costó llevarse un lamentable «botellazo» de parte de alguien de un sector de la grada. El encuentro se suspendió faltando cuarenta segundos. La reanudación no le sirvió a los de Pablo Machín, que se la jugarán en el play off tras una jornada de infarto y un partido calificado por muchos como ‘raro’. La lucha por ser segundo en la Liga Adelante va a traer cola.

Ficha técnica:

Girona: Isaac Becerra; Cifu, Lejeune, Pablo Íñiguez, David García (Rovirola, 63′), Juncá (Aday, 86′); Pere Pons, Granell, Eloi; Mata y Sandaza (Felipe Sanchón, 80′).

Lugo: José Juan; De Coz, Lolo Pavón, Borja Gómez, Manu; Pita, Seoane; Iriome (Álvaro Peña, 56′), David López (Toni, 55′), Iago Díaz (David Ferreiro, 78′); y Caballero.

Goles: 1 – 0, 44′: Sandaza. 1 – 1, 90+1′: Caballero.

Árbitro: Lesma López (colegio madrileño). Amonestaciones a Lejeune y Cifu por el Girona; a Seoane, Borja Gómez y Toni por el Lugo.

 

 

 

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...