No es mes para entrenadores

Los banquillos de Segunda división viven un mes convulso, lleno de dudas y de cambios. Febrero, con apenas 10 días transcurridos, ha sido testigo de la destitución de 5 técnicos en la categoría de plata del fútbol español. La temporada encarrila un camino importante para fijar los objetivos finales de campaña, para descubrir la realidad de cada equipo y parece que las directivas se han decidido a buscar nuevos preparadores para revertir la situación.

La destitución de José Luis Oltra esta misma tarde, lo convierte en el noveno técnico en abandonar un banquillo en lo que va de temporada en la Liga Adelante. Todo esto sin contar a los entrenadores interinos, como Juan Merino o Txus Serrano. El primero se hizo cargo del Betis entre las jornadas 15 y 18, mientras el segundo hizo lo propio en el Sabadell este último fin de semana. Al ya ex preparador del Decano, lo sustituirá un tándem formado por Juan Manuel Pavón y Vicente Fuensalida, dos hombres de la casa.

Y es que la última jornada liguera ha provocado la marcha de hasta tres técnicos. Eusebio fue el primero en caer, tras el mal momento del Barcelona “B”, su puesto lo ocupa desde ayer Jordi Vinyals, técnico del juvenil. Tras la destitución del preparador de La Seca, le llegó el turno a Valery Karpin. El ruso llegó a un acuerdo con el Mallorca para la rescisión de su contrato. La derrota de los baleares en Las Palmas, llevó al presidente, Utz Claasen, a negociar con el técnico eslavo, a la vez que confirmaba el regreso de Miquel Soler. El “Nanu” ya posaba con la elástica bermellona.

A estas tres bajas, hay que sumar dos más hace una semana. El Tenerife, inmerso en una crisis de resultados, que lo hacen coquetear con el descenso, tomó la decisión de no seguir contando con los servicios de Álvaro Cervera. Raúl Agné, que ya se sentó en el banquillo en la derrota frente al Girona en Montilivi por 1-0, sustituyó al de Malabo. También cambió de técnico el Sabadell. Álex García abandonaba la disciplina arlequinada, para dejar su puesto a Juan Carlos Mandiá, que ya dirigirá al equipo en la próxima jornada.

En la Nova Creu Alta, acumulan ya cuatro técnicos en lo que va de temporada, sin que ninguno de con la tecla. El club es colista y ni Miquel Olmo (jornadas 1-14), Álex García (15-23), ni el interino, Txus Serrano (24), han conseguido revertir la situación. Mandiá intentará ser el revulsivo de un equipo hundido en la tabla y que acumula 5 jornadas sin conocer la victoria y tan solo 20 puntos en la clasificación.

9 jornadas sin destituciones

Han pasado varios meses desde los primeros cambios en la dirección técnica de los equipos de la Liga Adelante. Santi Castillejo fue el primero en caer en la jornada 9. El técnico del Llagostera, no contaba con la confianza de la directiva tras un mal comienzo. 2 victorias, 2 empates y 5 derrotas, además de la eliminación copera en el Villamarín frente al Betis, terminaron por confirmar la marcha del preparador navarro. Llegó Lluís Carrillo y los catalanes están en estos momentos fuera de los puestos de descenso.

Miquel Olmo, cayó en la jornada 14, al igual que Víctor Muñoz, hasta entonces técnico del Zaragoza y Julio Velázquez, a los mandos del Betis. Ranko Popovic asumió la capitanía maña y su equipo se encuentra inmerso en los puestos de playoff. Pepe Mel, desembarcó en el Benito Villamarín, tras cuatro encuentros dirigidos por Juan Carlos Merino, con buenos resultados. Los verdiblancos pelean en estos momentos por la cabeza de la Liga. Son quintos con 45 puntos, a tan solo 2 del triunvirato de cabeza.

Febrero se salda hasta el momento con 5 entrenadores salientes. Más del 50% del baile de banquillos se ha producido pues en este mes. La recta final se acerca y llegan los cambios. Algunos equipos, eso sí, parece que no moverán ficha. El AD Alcorcón, sin ir más lejos, ha ratificado en el cargo a José Bordalás, discutido por la afición por el trato dispensado a los jugadores. La directiva alfarera parece que confía en el técnico alicantino, o al menos eso han afirmado.

Restan otros 18 días de mes y todavía podrían producirse más cambios. Hay varios clubes en la cuerda floja, pero está por ver si sus directivas se decidirán ya a mover ficha o decidirán confiar en lo ya conocido. Muchas incógnitas que se irán resolviendo con el paso de los días. Lo que nos queda claro es que este no es un mes para los técnicos en el territorio de plata del balompié nacional.

También te podría gustar...