Real Sociedad 4 – 0 Elche: Griezmann ahoga al Elche en el diluvio de Anoeta

Fría y lluviosa noche en San Sebastián que a más de uno dejó helado. Real Sociedad y Elche se enfrentaban en el partido que cerraba la jornada de Liga y los blanquiazules salían a por todas, sabedores de que sus competidores directos se habían dejado puntos este fin de semana. El Elche, al borde de los puestos de descenso, también se jugaba tres puntos importantísimos para impulsarse a la mitad de la tabla.

El partido tomaba color rápidamente cuando Griezmann batía a Toño en el minuto 2 y el 1 – 0 se ponía en el marcador. A partir de ese momento la Real se hizo con el control del partido y el Elche únicamente trató de defenderse y evitar las ofensivas de los vascos. El equipo de Fran Escribá aguantó la estocada hasta el minuto 12 cuando Griezmann de nuevo llevaba el balón hasta el fondo de la red.

El Elche a partir de ese momento intentó resurgir y comenzó a atacar la portería de Bravo, lo que provocó grandes espacios en las líneas defensivas, y permitió que la Real llegara mucho más rápido en sus contragolpes. De esta manera llegaba un nuevo gol, esta vez de los pies de Agirretxe, que el árbitro anuló por supuesto fuera de juego. Tras esta jugada polémica en el minuto 31, el Elche tuvo un par de ocasiones por mediación de Carles Gil y Damián Suárez, que cayeron en saco roto, y la primera parte acabó con la preocupación por  Manu del Moral, a quien persigue la mala suerte y sufría molestias en la rodilla derecha.

Tras el descanso y el descanso el partido continuaba igual, y el equipo local era duelo total del partido, de esta manera en el minuto 50, Carlos Vela marcaba el tercero y el Elche se dejaba «morir». En un intento por resucitar al equipo, Escribá metió en el terreno de juego a Boakye en el puesto de Manu. La Real continuaba con su asedio y así llegaba el cuarto y definitivo tanto del encuentro, de nuevo Griezmann, que cerraba un encuentro impecable.

Los visitantes ya solo pensaban en el pitido final de encuentro para borrar, en el que la entrada en el terreno de juego de refuerzos como Fidel o Rivera,  no fueron suficientes para mejorar, un partido que da la sensación de ser un paso atrás por la imagen dada. Por su parte, los vascos se iban más que satisfechos con el partido realizado, uno de los más completos de la temporada y que pone de manifiesto que la Real es un firme candidato a Europa.

Fara Martínez

Estudiante de Periodismo en la Universidad Miguel Hernández, locutora en radio UMH y redactora en 'Los otros 18'.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *