Elche CF: caída en picado

La temporada del Elche podría resumirse muy brevemente, de estar en mitad de tabla y con la permanencia prácticamente encarrilada, el equipo no pudo terminar peor, un punto de 24 posibles condenaron a los franjiverdes al descenso 18 años después. Es difícil de entende. En enero los aficionados hacían cuentas para entrar en playoff, pero conforme avanzaba la temporada, nadie podía explicar lo que estaba sucediendo, y ni mucho menos se esperaba un descenso de forma tan clara.

Lo cierto es que la temporada no empezó mal para el Elche. Era un equipo muy irregular, aunque eso, en parte, era una ventaja. Era capaz de lo mejor y de lo peor. Lo mismo perdía con un equipo de los llamados a luchar por la permanencia, como arrollaba a uno de los favoritos al playoff y ascenso. Su capacidad goleadora del principio fue la que le salvó. De hecho era a la vez el equipo más goleado, pero también el equipo que más tantos anotaba. Los problemas defensivos, que al final han pesado y han sido uno de los factores de la mala racha, se solucionaba por el buen momento de Nino y de Hervías.

Todo empezó a torcerse con las lesiones y con la realidad institucional, que no ha ayudado para nada. En primer lugar, jugadores importantes como Matilla o Mandi cayeron lesionados para lo que restaba de temporaba, lo mismo ocurrió con Fabián, aunque pudo jugar en los últimos partidos. Así pues, la falta de efectivos hizo que Toril, por entonces entrenador del Elche, tuviera que variar mucho sus esquemas, al principio más o menos funcionaba, pero con el paso del tiempo la falta de recambios se notó. Por otra parte los problemas institucionales descubiertos a final de temporada hundieron todavía más al equipo y sobre todo, indignaron a la afición. Sepulcre sigue siendo presidente del Elche en la sombra después de su pésima gestión en Primera, que provocó el descenso administrativo de la Liga siguiendo órdenes de Tebas.

El descontento de la afición ha sido evidente en este sentido, que ha señalado a la plantilla y a los directivos del club como máximos responsables de la catástrofe. Cada vez se veía menos afluencia en el campo y en el último partido las protestas fueron más que visibles. Antes del encuentro, Armando, uno de los más señalados, se encaró con algunos aficionados, y empleados del club tuvieron que retener al jugador franjiverde. Ya en el partido, la afición se retiró de sus asientos en el minuto 12, quedándose durante unos instantes en las zonas de acceso al estadio. El panorama era desolador.

La temporada siguió avanzando y con el tiempo empeoraron los resultados. Y aunque todavía era posible el playoff en febrero y la permanencia parecía segura, la cosa fue de mal en peor. Una racha desastrosa acabó condenando al equipo. Un punto de 24 posibles ha sido la sentencia definitiva. Nadie esperaba que le fuese tan mal al equipo, que ya tuvo sus momentos de debilidad, pero ganaba cuando necesitaba alejarse de la zona de descenso. Sin embargo, cuanto más necesario fue menos pudo. La mala dinámica supuso la salida de Alberto Toril, entrenador del Elche y del director deportivo «Chuti» Molina.

Con Vicente Parras, entrenador ascendido del filial, la situación no mejoró. En sus dos primeros partidos, aunque el juego mejoró bastante y la defensa fue algo más contundente, también acabó derrotado. Sólo pudo sumar un empate en sus partidos al frente del primer equipo. Parras no será entrenador del Elche la temporada que viene, aunque sí que formará parte del cuerpo técnico. Su lugar lo ocupará Vicente Mir, que ya fue entrenador del filial hace algunas temporadas. En la dirección deportiva se ha puesto a trabajar Jorge Cordero, hombre cercano a Quique Pina, lo que ha provocado algo de descontento en parte de la afición.

Vicente Mir tiene ante sí un reto mayúsculo para intentar devolver al Elche a segunda. Se espera una salida en desbandada de la plantilla, aunque puede que jugadores como Nino y Pelegrín sigan durante la próxima temporada. Los primeros fichajes ya se han hecho oficiales, Gonzalo Verdú, central procedente del Cartagena, y José Juan, portero que viene del Lugo. Veremos si dan la talla, pero lo cierto es que el próximo curso el ascenso a segunda estará muy caro en el grupo del Elche.

También te podría gustar...