El año del Elche CF: cambio contrastado

El 2016 ha sido una verdadera montaña rusa para el equipo franjiverde. Desde el banquillo, pasando por la plantilla, la directiva… Todo han sido cambios profundos, algo que desgraciadamente no es extraño en la Segunda División, y que genera inestabilidad e incertidumbre entre los equipos y sus aficionados.

En lo referente a la anterior temporada, fue un año difícil. Tras un buen inicio, los resultados del conjunto que dirigía Rubén Baraja fueron empeorando poco a poco junto con el juego de un equipo que veía perder sus pocas aspiraciones de entrar en los playoff de ascenso. La falta de gol pesó en el equipo, que contaba sus partidos por empates gracias a los pocos goles encajados. La dependencia de Sergio León era máxima, si no anotaba él no lo hacía nadie. Así, el equipo difícilmente conseguía vencer y terminó la temporada en mitad de la clasificación.

El cambio de presidente en mitad de la temporada trajo más inestabilidad si cabe a  la ciudad de las palmeras, durante el verano Rubén Baraja decidió no continuar al frente del Elche pese a que se le había ofrecido una renovación, también dimitió Ramón Planes como director deportivo y gran parte de la plantilla, que no eran propiedad del club, se marchó. En lo institucional no podría existir más incertidumbre. Un proceso de compra paralizado y unos posibles inversores de un grupo británico-catarí que nadie conoce.

Tras el verano, ha habido grandes cambios en los cargos del club. Tras el éxodo de jugadores, entrenador y algunos directivos, se han hecho las sustituciones pertinentes como hace algún tiempo. El equipo está en permanente construcción y parece otro.

Ahora el banquillo lo ocupa Alberto Toril, que pese a haber conseguido que no se dependa de un único goleador, y que el equipo sea uno de los que más anote de la categoría; también es uno de los que más tantos recibe. El cambio de estilo por intentar un juego de toque ha provocado que en numerosas ocasiones el conjunto ilicitano sea frágil en defensa. Ello ha supuesto una irregularidad tremenda, el equipo todavía no ha conseguido dos victorias consecutivas en lo que va de liga.

Pese a todo, los franjiverdes, favorecidos por la tremenda igualdad de la categoría, conservan vivas sus opciones de entrar en playoff. Nino, Albacar y Pelegrín, históricos en Elche, están siendo pilares fundamentales en su regreso al equipo. El tiempo dirá si en el nuevo año el Elche puede hacer algo grande, ya que ha demostrado que cuando quiere puede competir cob cualquiera.

También te podría gustar...