UD Las Palmas 2 – 3 RC Deportivo: El Dépor roza lo imposible en otra debacle de Las Palmas

La cara de Samper refleja el alivio tras el final del encuentro. Foto vía laliga.es

¿Qué tienen en común una pachanga de colegio, un partido de solteros contra casados y este formato de Copa? Que la falta de intensidad puede ocasionar cualquier tipo de situación. Las Palmas y Dépor se medían esta noche en un partido, a priori, sin mucha historia ni trascendencia, más allá de poder ver sobre el verde a jugadores con pocos minutos. Poco más se podía pedir, o así lo consideraban los escasos 7000 aficionados que se dieron cita esta noche en la capital insular.

Antes de hablar del partido propiamente, nunca es tarde para pedir a las altas instancias del fútbol español una rectificación de formato de la Copa. Por favor, no más doble partido. Hay gente –valientes- que son capaces de ir a un estadio a ver a su equipo (¡pagando!) y se encuentran con prácticamente un filial jugando contra los suplentes de un 2ªB. Evitemos esto, los aficionados merecemos respeto y un mejor trato por parte de FEF, LFP y TV’s.

En cuanto al partido en sí, la primera parte fue lo que se esperaba. Lenta, sosa, sin pizca de interés y un puro martirio para aquellos televidentes que osaron sintonizar el canal emisor. Si alguno quiso atisbar una pizca del orgullo presumiblemente malherido del Dépor tras el 1-4 se habría equivocado no sólo de partido, sino de década. Apenas nada destacable más allá de la lesión de Vitolo, que dice adiós a su etapa en Las Palmas, y apenas un par de ocasiones: La primera, para Las Palmas, doble y muy clara para Calleri tras internada de Ximo Navarro con una buena respuesta de Pantilimon, y una para el Dépor en la que Lucas sirve a Çolak en la que el menudo turco busca la escuadra defendida por Chichizola. No obstante, en medio del soporífero espectáculo llegaría el primer gol de la noche, obra del propio Çolak en el minuto 41’, con un potente disparo desde la frontal que golpea la madera antes de entrar. Çolak y el argentino Toledo serían los jugadores más destacados de este primer acto que terminaría con 0-1 para los visitantes, y poco más.

Cuándo ahora uds. lean que, en la segunda parte se anotaron 4 goles, su mente imaginará un partido de ida y vuelta, disputado, en el que pudo pasar absolutamente de todo, y estará equivocado. Cuándo al comienzo de esta crónica se aludía a la falta de intensidad se mencionaba también la posibilidad de lo imprevisible, es decir, ¿Quién, en un partidillo con amigos, no ha terminado con resultados de inverosímiles remontadas? Casi lo acontecido en la Isla. Casi. Comenzaba la segunda parte con trazas de prolongación de ese primer tiempo nefasto, aunque rápido tomaría otro camino. Una falta aparentemente poco peligrosa serviría para que Borja Valle en el 51’ estableciese el 0-2 y un atisbo de esperanza en la dormida parroquia coruñesa, aunque nada más lejos de la realidad, pues apenas 5 minutos después, en el 57, Toledo anotaría tras magnífica jugada de Tannane, con la complicidad de un Pantilimon que pasaba por allí, e insuflaría calma a una grada que afilaba la guillotina a la que pretendían conducir a un Pako Ayestarán cuyo legado como entrenador es paupérrimo. El gol sirvió para espolear mínimamente a los jugadores de uno y otro bando y por unos minutos parecieron tal, jugadores de Primera División, con un Las Palmas que intentaba tocar para llegar arriba y un Dépor que jugaba por bandas para centrar al borde dónde siempre había colocados varios hombres de sus filas. Así llegaría el 1-3 obra de Borja Valle en el 79’, su segundo gol de la noche con un trallazo al que Chichizola parece saludar antes de introducirse en la portería del argentino. No ha sido el encuentro de los guardametas esta noche, protagonistas negativos del partido.

Esperanza para el Dépor a partir de este momento, que se lanzaba con todo al ataque, y una grada que estalla contra la gestión deportiva de su club con cánticos y silbidos continuos hasta la conclusión del mismo para los amarillos, que no obstante, reducirían la diferencia en el añadido por medio de Remy, recién ingresado al verde. Antes la tuvo Lucas a portería vacía, pero su disparo fue despejado bajo palos. No anda fino el ariete coruñés, quién destaca por su desgaste hacia cámara, y es necesario que pronto encuentre su pico de forma para bien del conjunto herculino. 2 -3 final con victoria pírrica para el Dépor que no le sirve para avanzar en Copa, lo que sin duda beneficia al conjunto blanquiazul, y que además ha servido para ver reivindicaciones como la de Borja Valle o la de Tannane, protagonistas del choque.

Ficha Técnica

U.D. Las Palmas: Chichizola; D. Simón, Ximo, Aythami, Herrera; Santana, Samper, Vicente, Vitolo (Tannane 45’) Calleri (Remy 73’) Toledo (J. Castellano 86’)

R.C. Deportivo: Pantilimon; Valentín, Schär, One, Saúl; Guilherme (Expósito 73’), Mosquera; Çolak, Borja Valle (Pinchi 82’) C. Gil (Adrián 54’) Lucas

Árbitro: de Burgos Bengoechea. Amonestó con amarilla a: Vicente (31’) Samper (51’) Tannane (60’), Valentín (71’) Mosquera (84’)

Damián Pérez

Lateral, historiador y deportivista, no siempre en ese orden.

También te podría gustar...