Deportivo – Atlético: Por «Halloween» toca evitar sustos

«El fútbol es un estado de ánimo», pocos tópicos se utilizan tanto, y tantas sin ningún sentido como este. Pero lo cierto es que para la previa del día de difuntos, «Halloween» que dirían algunos, Deportivo de la Coruña y Atlético de Madrid se enfrentan con la necesidad de apuntalar su moral, pero por motivos bastante distintos. Los locales afrontan el choque en busca de disipar la dudas tras su mal partido en Málaga y los visitantes con la intención de continuar en línea ascendente, para corroborar que son ya un grupo conjuntado, pero sobretodo para dejar claro que su irregular comienzo de curso fue un proceso de adaptación y que ahora ha llegado el momento de mostrar el verdadero potencial del cuadro rojiblanco.

No ha sido una semana tranquila del todo en Coruña. Tras el mejor comienzo de temporada en Primera División en los últimos tiempos la derrota del sábado pasado ha sembrado algo de inquietud. Bien es cierto que la situación en la clasificación es más que desahogada, y que salvo por la falta de gol de los arietes blanquiazules (Jonathan y Oriol aún no han estrenado su cuenta) y la fragilidad defensiva en momentos muy puntuales, pocos son los problemas que ha mostrado el equipo dirigido por Víctor Sánchez del Amo. Hasta el momento el rendimiento sigue estando por encima de las expectativas, el club y su parroquia saben que la salvación es el único objetivo, y con cuanto menos sufrimiento mejor.

De todas formas, lo sucedido el sábado pasado en tierras andaluzas ha puesto en alerta a más de uno. El primero al propio entrenador que ha dejado claro que no se casa con nadie. En rueda de prensa dejó claro que: «Lo importante es el grupo». La prueba más convincente es la convocatoria para mañana que trae un par de novedades significativas: Oriol Riera y Cani pierden su puesto, mientras que Jonathan y Medunjanin consiguen entrar, además el bosnio podría jugar sus primeros minutos de la campaña.

A pesar de esta mini revolución, el once inicial no sufrirá grandes cambios. El único seguro será el de la referencia ofensiva, Riera no es de la partida y hay varios candidatos para su puesto. Jonathan sería la opción más convencional, pero parece más probable que Lucas juegue en punta y Cartabía lo haga en banda. O incluso podría haber alguna sorpresa. El resto del equipo no parece que vaya a sufrir cambios, como es habitual Laure y Juanfran pelearán por un puesto en el lateral derecho.

El Atlético quiere dejar claro que este puede ser su año. Después de crearse unas ilusiones muy altas con los fichajes de Jackson, Yannick Carrasco, o la vuelta de Filipe, muchos pensaron que por nombres esta podía ser la mejor plantilla nombre por nombre de la historia del club. Pero el tibio inicio hizo que se rebajara la euforia, pero con el paso de las jornadas y el gran momento que atraviesa Griezmann todo parece posible este año en la ribera del Manzanares. Ahora que el calendario parece dar un pequeño respiro Simeone y sus jugadores quieren dar un golpe de autoridad y poner presión a Barcelona y Madrid. Sin duda, conquistar Riazor puede servir como aviso.

Para intentar llevarse los tres puntos de la ciudad de A Coruña, «El Cholo» no se guardará nada. Tras disponer de toda la semana para preparar la cita de hoy, el argentino apunta a repetir el mismo equipo que ganó al Valencia hace unos días para intentar el asalto al coliseo herculino.

Sea como fuere gallegos y madrileños esperan que por «Halloween» la cosecha sean tres puntos,  y que los sustos en forma de derrota se queden en la puerta de su oponente.

Posibles alineaciones:

Deportivo: Lux; Juanfrán, Arribas, Sidnei, Navarro; Mosquera, Borges, Fajr, Luis Alberto, Cartabia; Lucas Pérez.

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Giménez, Filipe Luis; Gabi, Tiago, Koke, Carrasco, Griezmann y Jackson Martinez.

Estadio: Riazor, 20:30 horas.

También te podría gustar...