Depor Unido: «No vamos a parar hasta conseguir el Deportivo que queremos»

Empezaba fuerte el año en la ciudad de A Coruña. En medio de las discusiones futboleras entre unos y otros, surgía una nueva plataforma denominada «Depor Unido». Hoy, formada por cien personas, cuenta ya con su propio decálogo e incluso con un documento público que refleja los nombres de sus firmantes.

Desde LosOtros18 queríamos conocer de primera mano las bases de este proyecto, sus objetivos, el por qué del nombre y otras inquietudes que puede tener el deportivismo acerca del grupo. Así, uno de sus miembros, como la coruñesa Érika Mato, y en nombre del propio colectivo, ha respondido hoy a nuestras preguntas.

Pregunta: ¿Cómo surge Depor Unido?

Respuesta: Depor Unido surge como una necesidad. Llegado un momento, varios deportivistas nos dimos cuenta de que el ideal de club que teníamos era contrapuesto al actual y que no había ninguna figura pública del entorno deportivista que la defendiese. Por eso creamos este grupo, para que sirviese de altavoz a nuestras opiniones comunes y dejasen de ser individuales.

P: ¿Cuál es su fin?

R: Conseguir el Deportivo que queremos, y no vamos a parar hasta lograrlo. Un club amable que no haga distinciones entre aficionados y, por supuesto, que no excluya a ningún deportivista. Volver a ser un equipo de fútbol y dejar de ser una empresa de sentimientos. Ser libres y no estar manejados ni perseguir ningún interés ajeno a los propios del deportivismo.

P: ¿Por qué se elige ese nombre  para el grupo?

R: Nuestro nombre refleja fielmente lo que queremos conseguir, lograr la unión del deportivismo en contra de aquellos que pretenden desunirlo. Tiene mucha carga simbólica. La mayor parte de nuestros componentes iniciales se podría considerar “lendoirista”, y lo que pretendemos es superar esa dicotomía entre estar a favor o en contra de Lendoiro. Son cosas del pasado. El problema actual es mucho más complejo. Se trata de estar unidos frente a los que nos pretenden dividir, aunque difiramos en los nombres. Todos somos deportivistas.

P: En su biografía pone: «Buscamos un Depor Unido en contra de sus verdaderos enemigos», ¿quiénes son esos enemigos de los que hablan?

R: Precisamente aquellos que buscan desunir al deportivismo por intereses personales o profesionales. Principalmente son el actual Consejo de Administración y los poderes fácticos de la ciudad de A Coruña. Para mantener su posición de poder en el club, han demostrado ser capaces de atentar contra los intereses del Deportivo.

El actual Consejo de Administración y los poderes fácticos de la ciudad de A Coruña son los principales enemigos del Dépor

P: Depor Unido vería cumplidos sus objetivos si…

R: Logramos el Deportivo que describimos en nuestro decálogo.

P: Y ¿en qué consiste ese decálogo que menciona?

R: Es nuestra declaración de principios. Son diez ideas que definen el tipo de Deportivo que queremos. Servirá para que se pueda unir todo aquel que comparta esos principios y para otorgarle nuestro apoyo a aquel candidato a la presidencia que se comprometa a cumplirlo.

Logo de la plataforma Dépor Unido

Logo de la plataforma Depor Unido

P: Hace un par de semanas se publicó una foto del grupo con Augusto César Lendoiro, ¿tiene algo que ver con la plataforma el ex presidente deportivista?

R: No. La cena fue muy emotiva. Fuimos unas 50 personas que, prácticamente, solo nos conocíamos a través de las redes sociales y nos encontramos esa noche. A mayores, con la sorpresa de la presencia de Lendoiro, con la que ningún invitado contaba. Augusto conoce de la existencia de Dépor Unido, simpatiza con sus componentes y sus ideas y nos ha animado a seguir, pero nada más. Desde que dejó la presidencia se ha mantenido al margen en todo momento por el bien del club.

Lendoiro simpatiza con los componentes y las ideas de Depor Unido

P: Y ahora que se cumple un año de la llegada de su sustituto, Tino Fernández, ¿qué balance hacen de estos últimos 12 meses?

R: Podríamos diferenciar tres aspectos fundamentales de la gestión de un club de fútbol. En el plano deportivo, el más importante sin duda, esta temporada en Primera División es la quinta peor de la historia, en los niveles de la década de los ’40’. Llevamos ganados 4 partidos en medio año, es insostenible. La destitución de Fernando Vázquez por motivos extradeportivos y la no contratación de un Director Deportivo carga la culpabilidad directamente sobre el señor Tino Fernández y su Consejo de Administración.

En el plano económico tenemos un acuerdo con Hacienda inviable en Segunda División, según palabras del propio presidente en la Junta de Accionistas. Ha firmado nuestra sentencia de muerte. Otra evidencia de su nefasta gestión es el contrato de televisión, en virtud del cual, el año que viene el Deportivo ingresará unos 8 millones menos que el Celta, por ejemplo.

Y en el plano social, hubo un antes y un después del asesinato de Jimmy. Antes, el señor Tino Fernández ya dio muestras de su intolerancia con los críticos hacia su gestión, faltándoles al respeto y negándoles su condición de deportivistas. Después, perdió el norte. Igualó a la víctima con el asesino, no prestó el más mínimo apoyo a la familia del fallecido y no paraba de salir en medios de comunicación nacionales condenando a los Riazor Blues. En resumen, atentó contra los intereses que debía defender, los de los deportivistas.

Tino Fernández atentó contra los intereses del deportivismo

P: Y en cuanto al banquillo… ¿Qué opinión les merece esta primera vuelta de Víctor Fernández?

R: Como hablamos antes, es la quinta peor temporada en la historia del club. Pero más allá de los horribles resultados, Víctor Fernández nos había vendido una idea de fútbol que no nos ha ofrecido en ningún momento. Llevamos celebrados tres goles en los últimos tres meses, son muy pocas alegrías. La sensación es que los aficionados son partidarios de su cese.

P: Por último, acaba de anunciarse una nueva ampliación de capital, ¿qué es lo que critican de esta campaña?

R: Criticamos los motivos de la misma. Se trata de una exigencia de Hacienda, que fue vetada por el propio Juez del Concurso por considerarla no conforme a la legalidad. Y ahora nos la han colado con la connivencia del Consejo de Administración. La Agencia Tributaria y el club le han cargado a los deportivistas un pago para evitar la liquidación de la entidad. Suena más a chantaje que a movimiento societario.

Por otra parte, la obligatoriedad de cubrir esta ampliación de capital viene reflejada, supuestamente, en el acuerdo singular con Hacienda. Acuerdo que el señor Tino Fernández se niega a mostrar a los dueños del club. Se ha aprobado algo que se desconoce, no tiene sentido.

Por último, nos tememos que dicha ampliación en un momento económico tan complicado, servirá para que los miembros del Consejo de Administración y sus empresas refuercen su posición accionarial con respecto al resto de propietarios del club, ya que no se han establecido los límites necesarios.

 

Rocío Candal

Juntando letras sin que suenen mal. Gallega, coruñesa y amante (sin remedio) del fútbol. ¿Para qué más?

También te podría gustar...