Córdoba CF 5 – 0 CF Reus Deportiu: Baño y masaje cordobés de final de año

Sergi Guardiola y Javi Galán celebran uno de los 5 tantos que los blanquiverdes endosaron a un ridículo Reus. Foto vía www.twitter.com/Cordobacfsad

Sergi Guardiola y Javi Galán celebran uno de los 5 tantos que los blanquiverdes endosaron a un ridículo Reus. Foto vía www.twitter.com/Cordobacfsad

El Córdoba se jugaba la vida hoy en el Estadio Nuevo Arcángel y siempre dio esa impresión. Intensidad, coraje y acierto blanquiverde ante un rival que ni apareció en el césped de la ciudad califa, con mención especial a un Sergi Guardiola que, con 11 goles, es el sostén absoluto del conjunto cordobesista, cuya afición recibió un merecidísimo balón de oxígeno.
El Reus no estuvo a la altura ni en el campo, ni en el banquillo. Un once con cambios extraños y alguna posición poco comprensible -Borja Fernández por banda no es ni la mitad del jugador que es-, y una falta de intensidad alarmante han sido letales para un conjunto que ha recibido su peor derrota en muchos años.

El encuentro comenzó sin ritmo, aunque el Córdoba, por corazón, se hizo protagonista del mismo ante un Reus que con lo poco que combinó, pudo crear algo de sensación de peligro en los primeros minutos.
La tuvieron los locales nada más comenzar, en un servicio de falta de Javi Lara que no fue capaz de rematar nadie y se fue fuera rozando el poste.
Replicó el Reus en una jugada que pudo cambiar el signo del partido. Recibió Máyor, con espacio y la puso a Haro que se quedaba solo frente a Kieszek. Pero el de Aspe acusó la falta de competición tras su lesión y dio un pase aparentemente sencillo muy largo y la jugada se perdió en nada. Era el minuto 11 y la Avellana parecía que, con poco, podía crear ocasiones.
Pero fue un espejismo. Jovanović, que hizo lo que quiso con Migue García, desbordó dos veces en dos minutos, pero Carlos Caballero primero y él mismo después, se estrellaron en un Badia que, pese a todo, salió indemne, en lo personal, del choque.
Seguía el choque arrítmico y los de la capital del Baix Camp seguían intentando crear, pero en una pérdida absurda en ataque, Galán recogió el balón y, en acción coast-to-coast, acabó disparando fuera. Fue el último aviso.
Porque después apareció Sergi Guardiola. Y con él, la falta de intensidad rojinegra fue definitiva. Nuevamente Jovanović se fue de Migue y, en el centro, pasividad absoluta de la zaga catalana y el 14 cordobesista remató a placer el primero. Corría el minuto 23. Tres minutos más tarde, Javi Galán disparó a quemarropa haciendo lucir a Édgar Badia y, como antes, con una defensa que hizo aguas, Guardiola volvió a batir al barcelonés. Antes de la media hora, los locales tenían lo que querían, victoria por 2-0 y un rival entregado con el que jugar.
De aquí al descanso, pocas ocasiones más, un par de acercamientos desesperados del Reus sin remates claros y un par de disparos fuera de Guardiola y Galán por parte local, hasta que en la jugada previa al respiro, Caro remató absolutamente solo un córner que fue a parar a las manos del guardián catalán.
Tras el parón, el Reus tuvo una posesión larga en lo que, previsiblemente, era una indicación de Garai para intentar crear algo de juego y poder poner nervioso al colista. Pero la efectividad volvió a surgir por parte local y no llegó a haber una segunda posesión visitante. Ataque andaluz y Aguza recibió, al borde del área, para batir con un tiro ajustadísimo al palo a un Badia que poco o nada pudo hacer.
3-0 y vuelta al baño.
Tal fue el despropósito que Olmo, central de los catalanes que se caracteriza por su temple, debió ser expulsado tras una fea entrada producto de la desesperación. Solo vio la amarilla en un acto de generosidad navideña del colegiado, Valdés Aller.
El propio Olmo y Migue salvaron dos ataques clarísimos locales antes de la hora de juego, poco después que Yoda y Vitor saltaran al verde. Lo único positivo del partido para los visitantes fue ver que los dos están bien, ya que dieron otro aire al equipo, pese a recibir 2 goles más. No se entiende por qué no son titulares, sobre todo el francés, que desde que llegó siempre ha parecido dar un plus en intensidad y calidad al ataque de los de López Garai. Poco antes de la media hora del segundo tiempo, Lekić tuvo una clarísima para poder hacer soñar a los reusenses, tras una gran jugada del mago de Penafiel. Pero Kieszek, porterazo, sacó un 1 contra 1 claro.
Parecía que el Reus quería, pero de nuevo, una pérdida por falta de intensidad, en este caso de un Campins poco atinado, propició un contraataque que Sergi Guardiola volvió a finalizar para poner el 4-0. Hat trick para el de Manacor y éxtasis en el Arcángel.
Volvió a errar otro ataque claro el equipo visitante, con un errático Máyor como protagonista y, quien no falló, fue Aguza, con otro golazo desde el borde del área, que esta vez se coló por la escuadra izquierda del marco de Badia.
5-0, minuto 85 y de ahí al final, olés de la grada al juego de los suyos.

Así pues, el Córdoba se acerca a 5 puntos, por el momento, de la permanencia, mientras que los rojinegros, pese al desastre, continúan 5 unidades por encima del abismo, aunque pasarán unas amargas navidades.

Ficha técnica

Cordoba CF:
Kieszek; Fernández (Loureiro, min 63), Caro, João Afonso, Galán; Caballero (Aguado, min 73), Edu Ramos, Javi Lara; Jovanović (Alfaro, min 81), Sergi Guardiola, Aguza.

CF Reus Deportiu:
Edgar Badia; Campins, Olmo, Atienza, Migue García; Juan Domínguez, Borja Fernández (Yoda, min 53), Carbonell, Gus Ledes (Vitor, min 53); Haro (Lekić, min 62), Máyor.

Goles:
1-0, Sergi Guardiola, min 23.
2-0, Sergi Guardiola, min 26.
3-0, Aguza, min 48.
4-0, Sergi Guardiola, min 78.
5-0, Aguza, min 85.

Árbitro:
Jorge Valdés Aller (colegio castellano-leonés).
Amonestó a:
Córdoba CF: Sin amonestaciones.
CF Reus Deportiu: Migue García, min 5; Olmo, min 50; Vitor, min 68; Juan Domínguez, min 89.

Incidencias:
Partido correspondiente a la 20ª jornada de la Liga de Segunda División A, disputado en el Estadio Nuevo Arcángel ante 4.781 espectadores.

Javier Tomás Cortés

Maestro, aficionado del CF Reus Deportiu y apasionado del periodismo deportivo a partes iguales.

También te podría gustar...