Cádiz CF: Volvió a Segunda División para pelearlo todo

No es necesario recordar la cantidad de años que tardó el Cádiz en volver a Segunda División. Como tampoco lo es el mencionar el número de veces que murió en la orilla sin alcanzar el ascenso. Cualquier aficionado lo sabe. Todo cambió hace un año, cuando el conjunto gaditano logró abandonar la Segunda B en el Rico Pérez y embarcándose en una nueva andadura en la división de plata del fútbol español.

El objetivo

Sin duda el objetivo desde la primera jornada fue el de mantener la categoría. El miedo, la angustia de caer otra vez a Segunda B forma parte de muchos clubes históricos hoy en día. Lo complicado que es lograr un ascenso bien lo sabe el Cádiz (como tantos otros equipos). Los últimos años han hecho fuerte a un club y a una afición que comenzó el año pisando fuerte en la Segunda División. Sin miedo, con las ideas claras y con el mismo entrenador.

Hoy se puede decir que un recién ascendido casi logra la gesta que no hace mucho consiguieron equipos como el Granada o el Eibar. Subir en dos temporadas consecutivas de Segunda B a Primera. El Cádiz fue un candidato al ascenso que peleó hasta el final por un sueño. Se hizo fuerte en su Carranza e impidió que otros equipos pensados para ascender no tuvieran esa opción. Pero los playoff son tan bonitos y tan horribles a vez, donde se juega el todo en muy pocos minutos. Todo el trabajo realizado en un año se ve recompensado o no. Al conjunto de Cervera esta vez le ha tocado vivir el sabor amargo del playoff. Pero, ¿ha sido amarga la temporada?

Pese a no culminar el objetivo del ascenso la temporada del Cádiz ha sido buena. Comenzó empatando dos encuentros y perdiendo otro. «Qué largo se va a hacer esto» pensarían muchos cadistas. Ejemplo de ello es que en la tercera jornada el Mirandés les remontó un 0-2 en poco más de diez minutos. Poco a poco fueron llegando victorias, aunque de forma irregular, situando al conjunto amarillo en el mogollón de la tabla. Viendo al equipo, el talento de los jugadores, y el estilo que quería Cervera, fue cuestión de tiempo que el equipo comenzase a hilar buenos resultados y ver el descenso cada vez más lejos. Más de un mes sin derrotas (aunque cayendo en Copa) inyectó de confianza a los andaluces y a su afición.

En casa somos más fuertes

Su fortaleza como local fue clave para asentarse en la zona noble de la clasificación. Tan solo perdió en septiembre ante el Oviedo y en enero contra el Valladolid. En la segunda vuelta más de lo mismo, y precisamente el único que se llevó los tres puntos del Carranza fue el que cortó el sueño del ascenso a los gaditanos, el Tenerife. Bien es cierto que el tramo final del curso se ha hecho un poco largo, donde el Cádiz se atascó y dejó escapar la renta de puntos que le separaba de sus perseguidores siendo tercero. El resultado final ya se sabe.

El fin de un sueño

Como quinto clasificado disputó una igualadísima eliminatoria frente al Tenerife. Mismo resultado en la ida que en la vuelta, por lo que se premia al que finalizó mejor situado en la tabla. Se despertaron del sueño en el Heliodoro, ante un millar de aficionados suyos que les alentaron en todo momento orgullosos del año realizado. Lo que ha sucedido en esta temporada, solo puede servir para aprender y seguir peleando el año que viene.

Javier Martín

Periodista. La UCM lo confirma. Apasionado del fútbol, especialmente de los equipos de los que apenas se habla a no ser que jueguen contra quienes vosotros sabéis. Seguidor constante del Calcio y la Premier League. Ahora mismo, currando en Globomedia y escribiendo en amarillo (que no amarillismo) sobre el Cádiz y Las Palmas para "Los otros 18" y lo que surja.

También te podría gustar...