UD Almería: Balance negativo en la primera vuelta

La primera vuelta de Segunda División llega a su fin con la UD Almería en puestos de descenso. Lo que se presuponía como una temporada llena de ilusión por volver de nuevo a Primera, la realidad ha asestado un duro golpe a los rojiblancos, que llevan meses sin salir del pozo.

Una vez se han enfrentado todos contra todos, aunque queda la segunda vuelta, es buen momento para analizar lo que ha dado de sí el Almería en la categoría de plata del fútbol español. Clasificación, goles, jugadores, entrenadores, resultados… Lo más relevante de este primer tramo de la campaña se resume tal que así.

Puesto número 20

Vigésimo en clasificación con 18 puntos. Solo tiene por debajo al Bilbao Athletic y al Llagostera. La salvación la marca el Huesca con 22. El Almería junto con el filial del Athletic, es el equipo con menos victorias de la categoría. Tan solo ganaron en tres ocasiones (Leganés, Osasuna y Llagostera). Además de eso, nueve empates han dado nueve puntos a un equipo que de no ser por estos pequeños logros, estaría hundido en la tabla. Otras nueve derrotas son las que acompañan los resultados del Almería, que les han hecho olvidarse de ascender este año a la Liga BBVA.

Pocos goles a favor, muchos en contra

21 goles ha logrado el equipo que actualmente dirige Gorosito, lo que le convierte en el equipo más goleador de los que están en descenso. Pero en comparación con todos los equipos, es el cuarto equipo que menos goles hace. En contra son 30 goles. Segundo conjunto más goleado de la Liga tan solo superado por el Llagostera con 31.

El máximo goleador del Almería al término de la primera vuelta es Quique González con seis tantos. En total, son ocho los jugadores rojiblancos los que han visto puerta. El segundo máximo artífice es Chuli con tres goles. Jugadores como Iago Díaz, Morcillo y Lolo han marcado en dos ocasiones cada uno. Por último, Pozo y Fatau tienen un gol respectivamente. Echando cuentas, faltan tres goles por contar. Tenerife, Numancia y Nàstic para fortuna del Almería, se marcaron un gol en propia puerta ante los rojiblancos.

La suerte

Viendo la situación, está claro que el Almería ha tenido más mala suerte que buena. A lo largo de una temporada, se ven muchos goles al final de los partidos. A veces la fortuna juega a favor y otras veces en contra. El conjunto almeriense ha logrado puntuar en dos ocasiones cuando el tiempo llegaba a su fin. Ante el Osasuna en la jornada nº 3, Pozo marcó a falta de dos minutos, lo que suponía la segunda victoria en tres jornadas. En el Nou Estadi la suerte también estuvo de cara, con un gol en propia puerta de Alejandro casi en el tiempo añadido para lograr el empate a 2.

Los rojiblancos han perdido más de lo que han ganado en los minutos finales. En la segunda jornada de liga se les escapó un empate en La Romareda, lo que significó la primera de las nueve derrotas hasta ahora. Muy desgraciado fue también el final contra el Tenerife. Un gol en propia puerta de Lolo Reyes propició un empate a dos cuando ya saboreaban la victoria. En Mallorca a falta de diez minutos los bermellones se llevaron la victoria aguando el debut de Joan Carrillo. Pero el peor de los males sin duda fue en casa ante el Numancia. David Concha empató el partido en el minuto 95. Parecía que la victoria estaba cerca después de tantas jornadas… pero la espera fue mucho más larga.

Dos cambios de entrenadores

Sergi Barjuan continuó dirigiendo al equipo tras el descenso. Tras el buen inicio los malos resultados fueron llegando, y fue en la 7ª jornada con el empate ante el Tenerife cuando le cesaron. Joan Carrillo debutó en la décima jornada ante el Mallorca con derrota. Dirigió nueve partidos, en los que empató seis y no logró ninguna victoria. El 2016 llegó y con él , Gorosito. Debutó ante el Llagostera y consiguió que el Almería ganase cuatro meses después. La imagen del equipo ha mejorado sensiblemente, por lo que cuenta con el beneplácito de una directiva, que quiere tener al Almería el año que viene en Segunda División de nuevo.

Rachas negativas

La trayectoria del Almería se puede resumir con dos rachas que han aguado toda esperanza de ascender este año. La primera y la más grave, son esas quince jornadas sin ganar un partido. Todo comenzó con tres jornadas consecutivas sin ver puerta ante el Lugo, el Alavés y el Albacete. Cayeron desde la parte noble de la clasificación hasta el último puesto.  Entremedias, los almerienses sumaron otra racha de seis empates consecutivos.

Seis puntos que han mantenido con vida a este equipo que ve hoy la salvación un poco más cerca. Tres empates en casa por 1-1 ante equipos castellano leoneses (Valladolid, Ponferradina y Numancia) y tres empates fuera, dos de ellos sin goles (Alcorcón y Bilbao Athletic) y un empate a dos ante el Nàstic.

Segunda vuelta

La parte restante del campeonato, debe estar enfocada a arreglar el desastre de primera vuelta y vivir un fin de temporada tranquilo. El ascenso dejó de ser un objetivo hace meses. Salvarse es posible, pues ya lo demostró el año pasado un debutante como el Llagostera, realizando una segunda vuelta memorable acabando noveno. El entrenador Gorosito, a punto estuvo de salvar al Xerez cuando jugó en Primera. Mucho trabajo, ilusión y confianza, es lo que necesita este equipo para volver a estar donde no hace mucho se encontraba.

Javier Martín

Periodista. La UCM lo confirma. Apasionado del fútbol, especialmente de los equipos de los que apenas se habla a no ser que jueguen contra quienes vosotros sabéis. Seguidor constante del Calcio y la Premier League. Ahora mismo, currando en Globomedia y escribiendo en amarillo (que no amarillismo) sobre el Cádiz y Las Palmas para "Los otros 18" y lo que surja.

También te podría gustar...