El 2016 de la UD Almería: Al borde del precipicio

El Almería cierra un año marcado por la irregularidad y la intranquilidad. Evitó el descenso a Segunda B en la última jornada allá por el mes de Junio empatando en El Arcángel. Con las pilas cargadas se empezó una nueva temporada en la que los resultados únicamente han acompañado en casa.

Lejos de los Juegos del Mediterráneo se han perdido la mayoría de los puntos y como resultado, el fin del 2016 llega con los almerienses ocupando la primera posición de descenso. Las sensaciones al menos son quizás mejores que las del año anterior, donde hubo que esperar cuatro meses para lograr una victoria. En el presente, la mejor cara de un Almería peleón y con gol se puede ver cuando juega en su estadio. Su balance como visitante esta temporada es de tres empates y siete derrotas.

Es momento ahora de resumir mes por mes, lo más importante que atañe a la UD Almería. Un año viviendo de principio a fin al borde del precipicio sin llegar a caer.

enero

La era «Néstor Gorosito» estaba recién iniciada antes de finalizar el 2015. Con él, se consiguió una victoria ante el Llagostera tras casi cuatro meses sin hacerlo. Hundidos en la tabla, los rojiblancos comenzaron el 2016 de la mejor manera posible, conscientes de que ese era el camino para conseguir una salvación que hasta entonces, parecía muy lejana. Fuera de casa los resultados como de costumbre no acompañaron, pero se cerró el primer mes del año con otra victoria, esta vez venciendo en casa al Zaragoza.

febrero

El calendario no perdonó, y rivales que posteriormente ascendieron, como Alavés y Osasuna se cruzaron en el camino del Almería. En Mendizorroza se escapó la victoria en el último minuto, y en el feudo navarro nadie fue capaz de hacer un gol. Dos puntos de seis posibles fuera de casa no servían para estar vivo en la lucha por la salvación. Donde el Almería cumplió, fue acabando el segundo mes del año ganando a un rival directo como era el Albacete, equipo que descendió finalmente.

Marzo/abril

Comenzó la mejor racha del Almería en todo el año. Casi dos meses en los que el equipo de Gorosito se mantuvo sin perder hasta el 30 de abril en Los Pajaritos. Hasta entonces, los rojiblancos acumularon tres victorias y cinco empates. En realidad se dejaron muchos puntos por el camino, pero el hecho de sumar ante rivales directos como el Mallorca, la Ponferradina o el Bilbao Athletic, supuso tener al alcance de la mano la salvación si se seguía trabajando así. De hecho ante la Ponferradina vino la primera y única victoria a domicilio de toda la temporada 2015/2016. Hasta la fecha también es la única, lo cual a pesar de ser un logro, es muy preocupante.

Foto vía elalmeria.es

Foto vía elalmeria.es

Mayo

Tras la derrota en Soria vinieron otras dos consecutivas comenzando este mes, primero en casa recibiendo al Nàstic, y posteriormente otra más dura aun en El Alcoraz ante el Huesca. Tres derrotas seguidas hicieron perder la confianza en Gorosito para lo que quedaba de temporada. La situación de los andaluces era muy difícil en la tabla y restaban cuatro finales absolutas (Oviedo, Llagostera, Mirandés y Córdoba) para quedarse en Segunda.

Antes de esos cuatro partidos, es cuando comienza la etapa de Fernando Soriano como entrenador.

Foto vía lfp.es

Foto vía lfp.es

El veterano jugador decidió poner fin a su carrera en ese momento y situarse al frente de los que hasta entonces eran sus compañeros. La foto ilustra perfectamente la confianza que tenían en él. El primer reto se consiguió ganando al Oviedo por 3-1. Un partido que a falta de veintitrés minutos iban perdiendo.

Fue una semana clave, en la que todo se iba a decidir en la última jornada. Almería y Llagostera no pasaron del empate a cero en Palamós, y en la penúltima jornada los de Soriano volvieron a cumplir en casa ganando a un Mirandés con los deberes hechos pero no sin sufrimiento. Morcillo rompió el empate a uno cuando quedaban poco más de diez minutos.

Junio

Era todo o nada. El Almería tenía que salir a ganar a un Córdoba en la misma situación pero que optaba a los puestos de ascenso. Eran tales las combinaciones posibles, que a lo largo de la tarde según los marcadores las posiciones fueron variando de lo lindo.

Quique González puso el 0-1 para los suyos poco antes del descanso. Pero la expulsión de Reyes justo después complicó el partido para los suyos. El Córdoba empató. Lo buscó y lo mereció. En el resto de España los marcadores iban favoreciendo los intereses del Almería, y tras mucho sufrimiento, los rojiblancos pudieron gritar y celebrar que se habían salvado. Fue un partido en el que la alegría se repartió a partes iguales, ya que Almería y Córdoba consiguieron sus objetivos.

foto vía lfp.es

foto vía lfp.es

Julio/agosto:

Tiempo para cargar las pilas tras una temporada llena de sufrimiento y preparar la siguiente con aspiraciones mayores. El baile de bajas y altas fue de la siguiente manera.

Altas: Trujillo (Levante), Quintanilla (Barakaldo), Isidoro (Elche), Juanjo (Llagostera), Nano (Panathinaikos), Diamanka (Zaragoza) y Fidel (Córdoba). Joaquín Fernandez pasó del filial al primer equipo. Por otro lado, Corona volvió a las filas del club almeriense tras su aventura en el Brisbane Roar australiano.

Bajas: Cuellar (M. Petah Tikva), Míchel Macedo (Las Palmas), Míchel Zábaco (Cartagena), Kalu Uche (sin equipo), Goñi (Rácing Club de Montevideo), Lorenzo Reyes (Bétis), Fatau (Granada), Juan Ramírez (Colorado) y Saveljich (Rácing Club). Algunos de estos jugadores posteriormente fueron cedidos a otros clubes.

La nueva temporada llegó y no comenzó demasiado bien para el Almería. Recibió a un recién ascendido como es el Cádiz y no pasó del empate a uno. Viajó a Oviedo y salió derrotado sin ninguna objeción por dos a cero.

Septiembre:

Un mes realmente malo en el que los fantasmas de la temporada pasada volvieron a aparecer por el estadio Juegos del Mediterráneo. Tras vencer en la tercera jornada al Rayo de manera incontestable, todo lo que vino después fueron decepciones. Primero la eliminación en Copa ante el Rayo precisamente. Después derrotas muy duras, especialmente la sufrida en La Condomina por 4-0 ante el UCAM. Se cerró el mes aguantando un buen empate a cero en casa ante el que por aquel momento era uno de los líderes de Segunda, el Lugo.

Octubre

Muchos empates que de poco sirvieron para escalar posiciones en la tabla. Aunque por otro lado, es aquí donde comenzó una racha bastante positiva. Tras perder contra el Tenerife en casa por 0-1 el 18 de septiembre, el Almería hasta la fecha no ha vuelto a conceder derrotas en su estadio. Después de empatar contra el Lugo, volvió a empatar como local ante el otro líder, el Levante. Posteriormente venció sin mucha oposición a un Nàstic que ha pasado de casi tocar el cielo a estar en el infierno.

Noviembre

Siguió el Almería intratable en casa. Dos partidos de local, dos grandes victorias merecidas ante Córdoba y Elche. Estos puntos permitieron respirar con alivio a un equipo que no quiere volver a pasar por lo de la temporada anterior. Pero fuera de casa la imagen que ofrece el equipo no tiene nada que ver. Derrota por 1-0 en el Pizjuán y 0-0 en Zorrilla.

Diciembre

Exactamente lo mismo que el mes anterior. Victoria en casa ante el Mallorca, pero dos derrotas en Soria y Miranda de Ebro sitúan al Almería en decimonovena posición. La igualdad en la tabla es máxima, y con sumar dos o tres victorias seguidas cualquier equipo puede pasar de la parte baja a la zona de ascenso. El Almería con su problema de no jugar a nada fuera de casa no puede aprovechar esa oportunidad de mantenerse unas jornadas lejos de la zona de peligro.

Este mes también estuvo marcado por la baja de Sebastián Dubarbier, que tras llegar a un acuerdo con el club, puso rumbo a su país para jugar en el Estudiantes de la Plata.

Tras este resumen hay quien pueda pensar que la temporada actual del Almería está siendo igual que la anterior, o que la presente no se va a sufrir tanto. La diferencia principal es que en los últimos meses los resultados en casa acompañan, pero no es suficiente. Si el equipo almeriense no quiere sufrir, tiene que ponerse como propósito para el año que entra, sacar resultados positivos fuera de casa, porque recordemos que este año solo se ha conseguido una.

 

Javier Martín

Periodista. La UCM lo confirma. Apasionado del fútbol, especialmente de los equipos de los que apenas se habla a no ser que jueguen contra quienes vosotros sabéis. Seguidor constante del Calcio y la Premier League. Ahora mismo, currando en Globomedia y escribiendo en amarillo (que no amarillismo) sobre el Cádiz y Las Palmas para "Los otros 18" y lo que surja.

También te podría gustar...