CA Osasuna 2 – 3 AD Alcorcón: La rebelión del sparring

En la gélida tarde del 19 de Noviembre de 2017, se encontraban en el cuadrilátero del Reino de Navarra el equipo menos goleado de la Segunda División estatal, CA Osasuna, y el perfecto sparring, el conjunto que menos goles conseguía realizar en el mismo marco competitivo, la AD Alcorcón. A priori, un encuentro que, por estadística, debería de resultar en un escaso marcador resultado de una compleja lucha de defensas frente a los atacantes.

El conjunto de casa, venía con una estupenda racha invicta en liga, tan solo la Cultural y Deportiva Leonesa había conseguido vencer al equipo rojillo en competición liguera. Eso si, de los tres últimos encuentros, tan solo en el anterior, gracias al potente ariete balear Xisco, Osasuna había sido capaz de marcar. Un gol en 270 minutos, un dato que no parecía añadir demasiada intriga al juego de cambios de marcadores que promovería el partido. El Alcorcón, con ganas de comenzar una nueva racha positiva en uno de los campos más difíciles de la categoría, se presentaba firme en los primeros minutos de juego, fiel a su estilo de juego, aguerrido, luchador y eficaz.

Las cosas no comenzarían bien. En la primera jugada del partido, recién estrenado el minuto uno, David Rodríguez, un ex de los visitantes, para quien el partido resultaba un especial encuentro a todas luces, debía ser sustituido tras un golpe en la cabeza y unos extraños aspavientos sobre el ring de juego. Primer jugador fuera. Saltaba Mateo García para sustituirle. Y esto solo sería el inicio de una pelea sobre cada balón, puños en alto por parte de cada conjunto, que apretaría en ciertas ocasiones al límite a más de un jugador, provocando sendas lesiones por «knock-out»:

  • Errasti tiene que ser sustituido en el minuto 45 tras el robo de Fran Mérida que acabaría en gol. Saldría J. Pereira.
  • Tras un golpe en el inicio de la segunda parte y recibir en la siguiente jugada un gol, Sergio Herrera, portero de Osasuna, debe ser sustituido en camilla, completamente desconcertado. Salta al campo Manu Herrera, minuto 60.
  • Hugo Álvarez tiene que ser sustituido por E. Burgos, en el minuto 76. El central, tiene que ser auxiliado por los servicios médicos de Cruz Roja, y también sale en camilla del campo de batalla.

El extraño partido que sucedió en El Sadar estuvo marcado entonces por los contínuos parones en el juego. Uno de los mayores problemas que está mostrando el Osasuna de Diego Martínez es a la vez su mejor rasgo: se trata de un equipo estratega, que se adapta al juego del contrario y procura sacarle el mayor jugo posible. Esto es un punto muy interesante al jugar fuera de casa (Osasuna es el mejor equipo visitante de la liga), pero, sin embargo, cuando le toca proponer un ritmo de juego propio, es incapaz de imponerse y ve como, partido tras partido, son los equipos visitantes (da igual su posición liguera) quienes le hacen jugar a su compás.

Pese a contar con menor calidad en su plantilla, y con menor presupuesto, el Alcorcón ha sabido mostrar hoy en El Sadar una fórmula ganadora frente a un equipo que hasta hoy se mostraba especialmente temible en su faceta defensiva. Efectividad máxima (4 tiros a puerta, 3 goles), ritmo muy marcado en el que el equipo se sienta cómodo y le haga a Osasuna sentirse extraño, seriedad en la faceta defensiva y compromiso total en las vasculaciones tácticas. El gol llegaría, el Alcorcón lo sabía y nunca perdieron la fé pese ha estar por detrás en el marcador hasta en dos ocasiones.

Los goles durante el partido llegaron por parte de Osasuna en dos aproximaciones de segunda línea de Fran Mérida (minutos 42 y 67) la primera marcada por el robo de éste a Errasti y la rápida transición de ataque; el segundo marca de un estupendo Xisco que se mostró el mejor jugador del cuadro local, capaz de movilizar a los 22 jugadores sobre el campo a su alrededor.

En el otro lado del cuadrilátero, el equipo alfarero permanecía fiel a su idea de partido, a su ritmo de golpes directos y certeros (Toribio llegó a amasar un 90% de pases acertados frente al 30% de Lucas Torró en los primeros compases del partido) Tanto en la primera, como en la segunda parte, los amarillos mejoraban en la segunda fase del tiempo, a partir de los 30 minutos sobre el terreno de juego, cuando Osasuna comenzaba a deshacerse entre las dos áreas era, precisamente, cuando la colaboración coordinada de los visitantes brillaba sobre la calidad local. En este sentido A. Peña, Sangalli, Dorca y, sobre todo, Jonathan Pereira, en la segunda parte, conseguirían encajar una serie de ganchos por izquierda y por derecha que acabarían noqueando a un Osasuna desconcertado y desconcentrado. Los goles visitantes llegarían en una rapidísima combinación de Pereira entre lineas sobre Álvaro (minuto 57); un remate tras rechace y golpe en el larguero desde el área pequeña del más listo de la clase, Sangalli, un jugador que siempre disfruta jugando ante el equipo de Pamplona.

El último gol del encuentro llegaría en la fase final, en pleno éxtasis dramático de lo que podíamos denominar la pelea del siglo entre dos púgiles, el Osasuna y el Alcorcón, que seguían encerrados en la lucha por cada balón que pudiera suponer una formación peligrosa para sus intereses. En esas, Dorca era expulsado por doble amarilla en el minuto 85. Un Osasuna volcado, trataba de hacer el tercer gol que le diera la victoria. Sin embargo, tras otro rápido movimiento de piernas, de nuevo el gancho de los alfareros encontró el mentón de los rojillos que, tras una estupenda falta botada desde el lateral del campo, llegaba a la cabeza de E. Burgos, quien se impondría ante todo pronóstico, en la última jugada del encuentro, ante toda la defensa rival.

Osasuna, tumbado sobre el suelo, escuchaba como el arbitro hacía sonar la cuenta hacia atrás en un partido para recordar en las pizarras tácticas de los entrenadores amantes del juego de brega y la disputa, de ese fútbol humilde que en ocasiones, da sus frutos, sobre todo, y éste creemos desde Los Otros 18 que ha sido el factor clave, cuando te enfrentas ante un equipo demasiado confiado de sus posibilidades, con todo a favor y que provoca, ante todo pronóstico, que el papel del boxeador profesional y del sparring, no lleguen a tener cabida en este, nuestro amado deporte.

Ficha técnica

Osasuna: Sergio Herrera (Manu Herera, m. 61); Sebas Coris, Oier, Aridane, Clerc; Roberto Torres (De las Cuevas, m.83), Lucas Torró, Fran Mérida; Quique, Xisco, David Rodríguez (Mateo, m.8).

Alcorcón: Casto; Laure, Hugo Álvarez (Burgos, m.76), David Fernandez, Soriano; Sangalli, Toribio, Errasti (Pereira, m.43), Álvaro Peña (Kadir, m.70); Dorca; Álvaro Giménez.

Goles: 1-0, m.41: Fran Mérida. 1-1, m. 57: Álvaro Giménez. 2-1, m. 66: Fran Mérida. 2-2, m. 71: Sangalli. 2-3, m. 93: Burgos.

Árbitro: Valdés Aller (Comité Castellano-Leonés). Mostró tarjeta amarilla a los locales Sebas Coris y Mateo, y a los visitantes Hugo Álvarez, Sangalli, Pereira y Toribio. Expulsó al jugador del Alcorcón Dorca (m.89).

Incidencias: partido correspondiente a la decimoquinta jornada de LaLiga 1/2/3 disputado en El Sadar ante 15.266 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el exguardameta rojillo Alberto Lanas y el periodista Pepe Trujillo.

David Vilches

Intento de muchas cosas, aborto de casi todas. Psicosociópata de libro, zigoto de escritor y aprendiz de cortador. Extrovertido de día, culo de sofá de noche. Lo que me ahorro en el plus, me lo gasto en apuestas que nunca gano. Siéntame, dame un pan, ponme fútbol y seré feliz. Orgulloso rojillo.

También te podría gustar...