Real Sociedad: un mes de tebeo

Finaliza el mes de febrero y eso indica que llegan los Carnavales, esa época donde a todos les entran unas ganas locas de disfrazarse. Pues los jugadores de la Real Sociedad se han adelantado a esta festividad y, durante este mes de febrero, se han caracterizado de diferentes personajes, destacando entre ellos el de superhéroe. Porque, sólo así, embutidos en las mallas de Spiderman o de Superman, se puede derrotar a uno de los Imperios que dicta esta Liga tan aburrida. La hazaña sucedió el 22 de febrero cuando los donostiarras, con un fútbol espectacular, barrían del campo al Barcelona, endosándoles la derrota más abultada en lo que va de temporada: 3 – 1. Y además, el mes más corto del año ha dejado otro enfrentamiento entre vascos y catalanes en Anoeta, con el resultado de tablas (1 – 1). Con estos dos desenlaces, la Real acumula ya siete sin ser derrotados por los culés en el campo de Amara. Un hito del cual ningún club en Europa puede presumir. Y esta última hazaña realista ha sido posibles gracias, en parte, a los Zipi y Zape de los donostiarras; Griezmann y Vela. En este mes de febrero, Anoeta se ha convertido en el escenario de un tebeo de nuestra infancia.

Y han sido muchos los protagonistas de estas viñetas que han hecho felices a todos los guipuzcoanos. Empezando por los dos astros realistas (Vela y Griezmann, que además acaba el mes estrenando internacionalidad), y siguiendo por actores habitualmente secundarios como Zubikarai, Zaldúa o Elustondo. El guardameta vizcaíno demostró durante las semifinales de Copa que es un gran portero y que está preparado para ocupar la meta txuri urdin en sustitución de Bravo. La colección de paradones que realizó en el Camp Nou y en Anoeta es el mejor ejemplo de la gran progresión del ondarrés. Otro que ha demostrado en esta última eliminatoria de Copa que se merece un lugar en la primera plantilla es Zaldúa. La forma en la que secó a Neymar en el partido de vuelta es para ser enseñada a los futuros laterales en las escuelas de fútbol. Y uno que ha vuelto a disfrutar con su profesión en este mes es Gorka Elustondo. El de Beasain, después de escuchar pitos de su propios aficionados durante el partido de vuelta de Copa, se reconcilió con sus seguidores y con su ocupación laboral tras el buen encuentro realizado ante el Barça en la competición liguera.

Se cierra así el último capítulo de esta relación de amor y odio entre el guipuzkoano y la parroquia realista. Una hinchada que ya dispone de un nuevo ídolo al que adorar: Sergio Canales. El cántabro, un par de semanas después de aterrizar en Anoeta, ya ha tenido tiempo de cuajar dos espectaculares partidos, sobre todo el realizado en Liga ante los culés, que le han permitido volver a sentirse futbolista. Otro que regresa por sus fueros es Zurutuza. Tras un par de meses de luchas con sus lesiones, el pelirrojo ha vuelto a destapar el tarro de las esencias en estos partidos ante el Barcelona. El francés ha regresado y con él el grito de «Zuru Zuru» a Anoeta.

Pero no solo de superhéroes se han disfrazado durante este último mes los jugadores realistas. También se han caracterizado de Robin, el compañero de Batman, cuando asistieron al Calderón al principio de febrero. En ese encuentro, los donostiarras demostraron ser un buen convidado de piedra, como el compañero del murciélago durante las aventuras de éste, en la despedida realizada por el Atlético a Don Luis Aragonés. Los realistas también han tenido tiempo para disfrazarse de piratas y volver a llevarse el botín de un campo que no fuera Anoeta, hecho que no lograban desde el pasado año. Fue en Málaga, donde los de Arrasate ganaron por 1 – 0 con gol de Vela para afianzarse en los puestos europeos. Como se ve, el carnaval ha llegado antes de tiempo a Donosti, donde se han visto piratas, compañeros de héroes y superhombres durante este último mes. En marzo se esperan más representaciones.

Santiago Elgoibar

Periodista alegre e inquieto, aficionado al deporte y al chocolate. La noticia: cortita y al pie.

También te podría gustar...