R.C.D. Mallorca: objetivo ¿permanencia?

Se abre una nueva temporada para el R.C.D. Mallorca entre problemas económicos, con un consejo de administración a tortas y con un equipo venido a menos en cuanto a nombres. Si el año pasado el equipo bermellón aspiraba a un ascenso directo y acabó luchando por la permanencia, todo hace indicar que a un mes del comienzo de la competición, el objetivo puede ser el de intentar no pasar tantos apuros.

Biel Cerdà, presidente del club lleva buscando un vendedor desde hace tiempo y anuncia la llegada de próximos accionistas. Es más de lo mismo en Son Moix, donde ayer, Serra Ferrer no acudió a un consejo de administración convocado por él mismo. A Serra Ferrer le preocupaba que el club no tuviese dinero y convocó a todos para plantear una ampliación de capital. Cerdà admite que se necesita un comprador para traer jugadores de mayor nivel y así conseguir el ansiado ascenso.

Las salidas de jugadores con mayor nivel no es cuestión del azar. No hay grandes ofertas por jugadores que no han dado la talla cuando tenían que hacerlo. Simplemente el club se ha desprendido de los jugadores con salarios inasumibles (véase el caso de Nsue, libre al Middlesbrough). Este verano han hecho las maletas, además de Nsue, Tomer Hemed, el canterano Álex Moreno y Generelo, entre otros. Algunos como Gerard Moreno vuelven a su club de origen al terminar el periodo de cesión. Jugadores con calidad que, sin embargo, no dieron el nivel el año pasado y de los que no es ninguna tragedia desprenderse.

El problema es que los refuerzos no ilusionan a una afición bastante cabreada con los mandatarios del club y su gestión. Han vuelto Pereira y Cendrós. Del francés se espera que explote algún día en lo que prometía cuando llegó al club. De Huelva han llegado el portero Cabrero y Arana, y de la Real Sociedad ha venido el prometedor mediocampista Javi Ros. Del Murcia, el defensa central mallorquín Truyols. La última incorporación del equipo es Fofo, el ya exjugador de la Ponferradina y del que se espera que aporte gol a un equipo muy necesitado arriba. Todos ellos han llegado a coste cero.

La principal tarea de Miquel Soler, entrenador del Mallorca, será la de encontrar una defensa sobria que no encaje más de dos goles por encuentro. Por si fuera poco, ha de armar un equipo plagado de caras nuevas y lidiar con los problemas del consejo para que no afecten a sus futbolistas. Parece una quimera hablar de ascenso ahora mismo. Por ello, el primer objetivo que debe marcarse el equipo es el de asegurar la permanencia.

También te podría gustar...