La tragedia del Chapecoense

Todos los telediarios del mediodía abrían con la terrible noticia del accidente aéreo que ha sufrido la expedición del Chapecoense en el vuelo que les llevaba a disputar la final de la Copa Sudamericana. Y a todos los futboleros, nos venía a la cabeza ese 6 de febrero de 1958, cuando el Manchester United sufrió un revés en su historia. Al no poder coger altura el avión que los traía de regreso de disputar los cuartos de final de la Copa de Europa ante el Estrella Roja de Belgrado, se estrelló en una casa en las inmediaciones del aeropuerto.

En aquel accidente aéreo murieron 23 personas entre futbolistas, cuerpo técnico, periodistas y miembros de la tripulación del vuelo. Mientras que en este, el número de muertos ha sido aún mayor, y de las 81 personas que viajaban en el avión, sólo han podido sobrevivir 6: 3 futbolistas (Alan Ruschel, Jackson Follmann y Helio Neto), 2 auxiliares de vuelo (Ximena Suárez y Edwin Tumiri) y un periodista (Rafael Henzel).

vía: rtve.es

vía: rtve.es

El club brasileño, que apenas cuenta con 43 años de historia, y que hace sólo 7 años militaba en cuarta división brasileña, viajaba rumbo a Medellín para jugar el partido que todos los futbolistas y aficionados sueñan, una final. Pero cuando el avión llegaba a las proximidades de Medellín, algo se torció, y la nave se estrelló contra la montaña del Cerro Gordo. Una zona escarpada y de difícil acceso que ha complicado enormemente el auxilio y rescate de los sobrevivientes.

Entre los fallecidos, hay dos viejos conocidos del futbol español: Cléber Santana, que militó dos años en La Liga (un año en el Mallorca, y al año siguiente en el Atlético de Madrid) sin apenas gloria; y Filipe Machado, que jugó una temporada en el modesto Pontevedra, donde se hizo dueño del lateral izquierdo.

También había otro conocido por los futboleros españoles entre la plantilla Chapecoense, Martinuccio, que jugó cedido en el Villareal. En una temporada de ingrato recuerdo para la afición del submarino amarillo, donde el delantero argentino, con su gol en trece partidos, no pudo colaborar para evitar el descenso a segunda del equipo castellonense. Pero el futbolista, no formó parte de la expedición ya que se encontraba lesionado y no viajó para recuperarse y poder participar en el partido de vuelta. El jugador, en una entrevista, se ha mostrado conmocionado ante el desastre aéreo, y ha declarado que sentía un “profundo dolor”.

vía: sport.es

vía: sport.es

El mundo del fútbol se encuentra consternado ante la tragedia que ha sufrido el equipo brasileño. La mayoría de equipos, jugadores y medios deportivos ya han enviado sus mensajes de apoyo y ánimo a los familiares y miembros del club que están desolados ante este revés que están sufriendo.

En el Chapecoense no se pueden creer lo que pasó. El Club está desbordado atendiendo a los familiares de los deportistas. El vicepresidente Tozzo, ahora máximo autoridad del club, tras el fallecimiento del presidente del club, Sandro Luiz Pallaoro, en el accidente aéreo, declaraba: “no sabemos qué hacer ahora, Chapecoense tiene que continuar. Ahora hay que traer a todos, identificar los cuerpos».

Este martes oscuro para el mundo del fútbol dejará grabadas en la losa de las tragedias del fútbol con las lágrimas del pueblo brasileño, los nombres de la expedición del Chapecoense, en ese viaje rumbo al éxito y que, por desgracia, los llevó demasiado pronto al cielo.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...