La tranquilidad y los asentados de Vicente del Bosque

Del Bosque, al contrario que Luis Aragonés, es un hombre más tranquilo. Demasiado tranquilo. Ayer se reflejó en el campo, cuando a falta de 10 minutos, no salió a dar ninguna indicación, ni a motivar a sus futbolistas haciéndoles creer que se puede. Otro factor, es su empecinamiento con el 4-3-3, que en el Mundial 2010 y en la Eurocopa 2014 salió bien, aunque se sufrió muchísimo con conjuntos como el de Paraguay o dos veces contra Portugal. España no tiene variantes. Ayer esto se vio claro, que teniendo dos delanteros como Morata y Aduriz arriba, el señor Marqués decidió quitar a Morata. Luego vinieron los llantos, cuando Aduriz cayó lesionado y se tuvo que retirar. Esto último, viene como anillo al pelo para el siguiente punto, que ese es un GRAN problema que ha asolado a la selección española. La figura del 9.

Del Bosque, en vez de llevar a 3 delanteros como hacen todas las selecciones, decidió que es mejor vivir llevando a jugadores como Pedro, quien ha rendido por debajo de su nivel esta temporada, que ha jugadores que se lo han trabajado muchísimo con sus equipos, para que, finalmente se queden en su casa viendo a la selección por la televisión.

Del Bosque y los asentados

Esto es otro GRAN problema, que además lo han reflejado tanto aficionados como prensa. Parece ser que en la selección española hay jugadores que tienen que ir por decreto como son Pedro o Cesc, cuya campaña en el Chelsea ha sido más que deficiente, y no olvidemos el gran quebradero de cabeza que ha sido Iker Casillas y su »por lo que nos ha dado».

Jugadores en los que el técnico salmantino tiene una fe ciega y nadie sabe por qué. Otros casos son los de Munir El Haddadi y Bojan Krkic. Jugadores que se ponen de moda, y Del Bosque decide porque sí llevarlos con La Roja. ¿Qué ha pasado con estos futbolistas? Uno suplente en el Barcelona un 80% en toda la temporada y otro tras sendas cesiones ha acabado en el Stoke City. Jugadores maravillas decían. El futuro de la selección. Sí, sí.

pedro-cesc

Volviendo al tema de los convocados por Del Bosque, Saúl tras una campaña magnífica en el Atlético de Madrid ha tenido que ver desde casa a España. Otros casos muy significativos son los de Vitolo del Sevilla, Gabi del propi Atleti, Ander Herrera o Javi Martínez. Figuras que se han ganado el derecho a ir con el conjunto de España, pero para Del Bosque no. Hay un portero en Inglaterra que ha sostenido al West Ham, su nombre, Adrián San Miguel (exjugador del Betis). Un portero que se estaba ganando con mayúsculas ir a la selección. Más porteros que también estaban haciendo buena campaña eran Adán del Betis y Sergio Álvarez del Celta. Pero ahí estaba la figura de Iker Casillas.

La lista continúa, como es el asunto de Bartra, el CUARTO central del Barcelona, que ha tenido que ser traspasado al Borussia Dortmund por no tener minutos en el terreno de juego. El CUARTO. ¿Es justo esto para otros defensas como Víctor Ruíz, que se ha estado batiendo el cobre en la zaga del Villarreal? Clarísimamente no. Pero para Del Bosque sí. Por último, vuelvo al tema de la figura del 9. Aduriz ha ido a la selección por clamor popular, si no, Del Bosque no lo llevaba seguro. Esta temporada hemos disfrutado de delanteros como Lucas Pérez del Deportivo, Borja Bastón del Eibar, Rubén Castro del Betis, Iago Aspas del Celta, Fernando Torres del At. Madrid, Paco Alcácer del Valencia y Agirretxe de la Real Sociedad (este último hay que contar la lesión). El Marqués tenía para elegir dentro de una gran variedad, pero todos sabemos como terminó esta historia.

Luis y Vicente. Vicente y Luis.

Como último apunte, quiero terminar por donde y por quien empecé haciendo una reflexión: a España hay que animarla siempre, y no bajarse del carro. Van los que van, aunque a muchos les moleste. Es un conjunto que nos ha dado muchas alegrías en los últimos años. Pero como las grandes historias, todo tiene un fin. Mal que pese a muchos, este fin tuvo que ser en 2014, o incluso en 2012. Que Del Bosque se fuera de la selección por todo lo alto, y que otro hubiera empezado una bonita historia. Pero esta es la realidad. ¿Quién escribirá esa nueva historia? Lo veremos de camino a Rusia.

Dicho esto, a Luis Aragonés le llovieron las críticas por acabar con los intocables y configurar un equipo que asombró a todo el mundo. Le llovieron los palos de ciertos sectores, que tuvieron que tragarse sus palabras y huir con el rabo entre las piernas.Pero, a Del Bosque se le ensalzará »por lo que nos ha dado», y a la hora de rearmar una selección no ha sabido hacerlo, dejando patente que tiene su grupo de intocables.

También te podría gustar...