Better call Saúl

Quien más quien menos tiene hoy su parte de seriéfilo. Desde hace un par de años atrás han ido cruzando el charco series, personajes e historias que han sacudido y conmovido a la sociedad por igual. Norteamérica encontró la manera de hacer cine para la pequeña pantalla, y España no ha tardado en replicar el producto. Era inevitable, ahora todos hemos desarrollado ojo crítico; ese mismo ojo que nos permite apreciar que ‘El Ministerio del Tiempo’ no tiene nada que envidiar en cuanto a guión a las ‘Breaking Bad’ y compañía, o que ‘Vis a vis’ ha cogido bastante carrerilla en poco tiempo, como si se tratara de ‘Mr. Robot‘. Sí, yo también me declaro fan acérrimo de todas ellas, pero vengo hoy a recomendar una fenómeno incipiente, aquello que llaman spin off  en la jerga del audiovisual. Un derivado, un esqueje.

Me tiene enganchado el Atlético de Madrid de Simeone. Y creo que no pecaría de exceso de confianza si hablara en primera persona del plural. Cinco temporadas y la trama no hace más que reinventarse para sorprendernos a nosotros, esos espectadores que acudimos fielmente a la cita con un nuevo episodio una vez a la semana, y a veces dos. Bendita Champions, ¿no? No lo atisbo, ni siquiera alcanzo a imaginar aún cómo será el declive de la historia, la muerte del protagonista o el ser felices para siempre. Al contrario. Ahora resulta que uno de los antaño actores secundarios se convierte de repente en el mayor protagonista. Otro giro de guión.

Better call Saúl. Con tilde. Nuestro ojo crítico se ha topado esta vez con un personaje que, al parecer, tiene mucho que contar. De origen humilde, habiendo pasado en sus orígenes por la cantera del Real Madrid y recalando al poco en la del Atleti. Apariciones esporádicas en el primer equipo rojiblanco y luego, héroe en Vallecas en tan sólo un año. Al siguiente, de vuelta a casa, una casa que hoy lo acoge como el hijo predilecto que es. En la serie máter se camufló entre el resto del elenco durante la primera temporada, pero la segunda lo descubre como un sujeto carismático, lo suficiente como para darle un papel principal. Unas veces tan disciplinado, y otras tan agitador. El último capítulo bien lo demuestra. El de anoche fue el clímax de este spin off, la confirmación de que ha nacido una estrella sobra la que se posan hoy todos los focos. Ayer derrotó al malo más malo de la serie, un tal Bayern München. ¿Y la semana que viene? No puedo evitar estar ya intrigado, es lo que tienen las buenas historias. No me perdería la siguiente entrega por nada del mundo.

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...