Suiza 2 – 5 Francia: Vuelta a la normalidad

Para el aficionado los equipos de los otros 18 el partido entre Francia y Suiza de ayer sirvió para confirmar que, en lo referente a sus dos jugadores (ambos txuri urdines), todo continúa igual que en la fase de clasificación. Seferovic recuperó la titularidad en los suizos gracias al gol que le metió a Ecuador en la única oportunidad que tuvo en el partido y Griezmann vio casi todo el encuentro desde el banquillo confirmando que le han llevado a Brasil para que coja experiencia y para darle descanso a los demás delanteros galos. Desde un punto de vista más general, tras la goleada Francia enseña sus credenciales para ser finalista en esta Copa del Mundo mientras que Suiza, como ya le sucedió hace cuatro años en Sudáfrica, pierde el segundo encuentro tras sorprender en el primero. Al final, 2-5 para los galos y vuelta a la normalidad en lo que concierne a los jugadores realistas.

Y es que el partido duró menos de diez minutos, desde el cambio del defensa Von Bergen en el 9′ hasta el segundo gol francés obra de Matuidi. Con la sustitución del central suizo, los de Ottmar Hitzfeld dieron un paso para atrás, retrasando la presión de sus delanteros hasta la línea divisoria, y jugándose todas sus opciones a un contragolpe; táctica más acorde con la idea futbolística de su entrenador. Este regalo lo aprovechó Francia para tomar el medio del campo y, con el dominio del esférico, llegar hasta la portería helvética. Y en su primer acercamiento, en el minuto 17, los galos se encontraron con el gol. Valbuena lanza un córner que Giroud, tras ganar por arriba a su marcador, cabecea hasta la red. El tanto sirvió para aumentar la presión de “les bleus” a la salida helvética lo que acarreó en el minuto siguiente el segundo gol de los de Deschamps. Benzema se aprovecha de un error de Behrami para lanzar una contra que culmina Matuidi con un disparo raso al palo del portero. En sus dos primeros disparos a puerta Francia había logrado una ventaja que le encarrillaba el partido. Ahí acabó el encuentro, y también el dominio galo, ya que los franceses con el marcador a favor y los huecos atrás que dejaba Suiza solo tenían que esperar una contra para aumentar su renta.

En estos primeros 20 minutos, el realista Seferovic no conectaba con el juego de su equipo y, cuando lo hacía, elegía la decisión equivocada. Lo más cerca que estuvo el delantero de marcar fue el minuto 28 cuando no acompañó una jugada que acabó por marcharse muy cerca de la portería defendida por Lloris. Francia respondió a esta jugada con una contra de manual que finalizó con una falta dentro del área a Benzema que el árbitro señaló. El propio delantero merengue fue el encargado de lanzar el penalti, aunque lo hizo tan mal que el portero suizo no tuvo problemas para detenerlo. Por suerte para los galos ésta no iba a ser la última ocasión antes del descanso. En el 40′, tras un córner sacado por Suiza, Francia se aprovechó de la rapidez de sus hombres de arriba para montar un contragolpe que Giroud remataba a la red helvética. Así se llegaba al descanso; con risas y alegría en la zona ‘bleu’, mientras que los aficionados suizos esperaban una reacción de raza de los suyos.

Y ésta llegó encarnada en la figura de Seferovic tras la vuelta al campo. El delantero txuri urdin lo intentó con dos disparos desde lejos en los primeros cinco minutos de la reanudación que hacía parecer que íbamos a ver a otra Suiza. Los helvéticos, con la entrada de Dzemaili y la mayor participación de Shaqiri, comenzaban a crear peligro cerca de la portería de Lloris. De esta forma llegó la segunda gran ocasión de los centroeuropeos en los pies de Dzemaili. El mediocentro mandó alto el balón cuando se encontraba solo a pocos metros de la portería gala. Esta ocasión encendió las alarmas de Deschamps que realizó dos cambios enseguida: entraron Pogba y Koscielny por Giroud y un lesionado Sahko. Francia reforzaba así su medio del campo dejando solo arriba a Benzema. Esta soledad sirvió a Karim para lograr, tras 67 minutos, ver puerta aprovechando un mal cálculo del exvalencianista Senderos en el despeje. En la celebración del gol, el madridista corrió a la banda para enfundarse en un abrazo con su amigo Griezmann que calentaba para salir al campo. Y el que hizo el camino contrario fue Seferovic, desaparecido tras un buen comienzo de segunda parte. En ese momento, Suiza era un juguete en manos de los galos que aprovecharon los espacios que dejaba la defensa helvética para marcar el quinto en el 72. Fue obra de Sissoko que fusilaba al portero rival desde cerca convirtiendo al equipo de Hitzfeld en la segunda selección que encaja cinco goles en un mismo partido en este Mundial.

Pero el gol galo sirvió de acicate para los centroeuropeos, que se lanzaron hacia la portería francesa. De esta forma Dzemaili, el mejor de los suyos, lograba superar en el 81′ a Lloris mediante una falta directa que pasó por debajo de la barrera. El error no debió gustarle a Deschamps que, por fin, se decidió a sacar a Griezmann. El realista se situó en la banda izquierda los pocos minutos de los que dispuso aunque no entró mucho en juego debido al pasotismo en el que se encontraban sus compañeros, totalmente controlados por su rival. Esto lo aprovechó Xhaka para, en el 87′, marcar el segundo gol helvético y convertir al Francia-Suiza en el partido con más goles de lo que va de Mundial.

Ficha técnica:

Suiza: Benaglio; Lichtsteiner,Djourou, Bergen (Senderos, 9′), Rodríguez; Behrami (Dzemaili, 45′), Inler; Shaqiri, Xhaka, Mehmedi; Seferovic (Drmic, 67′)

Francia: Lloris; Debuchy, Varane, Sahko (Koscielny, 62′), Evra; Cabaye, Matuidi, Sissoko; Valbuena (Griezmann, 81′), Giroud (Pogba, 61′) y Benzema.

Goles: 0-1, min. 17, Giroud, 0-2, min 18, Matuidi, 0-3, min. 40, Giroud, 0-4, min. 67, Benzema, 0-5, min. 72, Sissoko, 1-5, min. 81, Dzemaili, 2-5, min. 87, Xhaka.

Santiago Elgoibar

Periodista alegre e inquieto, aficionado al deporte y al chocolate. La noticia: cortita y al pie.

También te podría gustar...