Fútbol de largo metraje

Los octavos de final del Mundial 2014 dejan cinco prórrogas, un récord sólo igualado en Francia 1938

Los ocho partidos de octavos de final del Mundial de Brasil han dejado momentos para el recuerdo, instantes que pasarán a la historia. Las 16 mejores selecciones del torneo se han enfrentado en partidos a cara o cruz donde ha primado la igualdad: un total de cinco prórrogas han tenido que disputarse para romper los empates al término de los 90 minutos.

De película. Superhéroes que paran lo imposible, pistoleros que fallan el disparo decisivo, penaltis atajados por el héroe nacional e incluso tragedias griegas. Y las películas de estos octavos de final se han ido en cinco ocasiones al largo metraje. Nada de comedias románticas de 90 minutos raspados, el fútbol de verdad en este Mundial de Brasil se ve en pantalla grande, y dura, por lo menos, dos horas. La cosa se pone incluso más tensa si hay que recurrir a los penaltis. Entonces, los espectadores siguen pegados al televisor para ver el desenlace hasta bien pasada la medianoche.

En este Mundial, parece que la película sólo está completa si hay prórroga. Es como si el primer y el segundo tiempo fuesen los dos primeros actos de la narración, donde la historia avanza pero nada se resuelve. Los interrogantes se quedan en el aire hasta pasado el minuto en el minuto 90. Es sólo a partir de la prórroga donde llega el desenlace.

Sin embargo, Brasil 2014 no va sobrado de ‘happy endings’. La crueldad está siendo una de las grandes protagonistas de un torneo empeñado en resolver el argumento en el último minuto y de la forma más dramática posible. Así, Pinilla mandó al larguero en el 119 el balón que pudo haber repetido el ‘Maracanazo’. Así, toda Argelia acabó con calambres y con los gemelos en la garganta tras unos 30 minutos suplementarios llenos de coraje, corazón y amargura. Así, la defensa Suiza, tras un partido inmaculado, se deshizo con un fallo defensivo a sólo dos minutos de los penaltis. Así, Estados Unidos rozó la hazaña de clasificarse para cuartos y nombrar a Tim Howard como nuevo ‘Spiderman’ bajo los palos.

Sólo una película acabó con final feliz. Costa Rica derrotó a Grecia en los penaltis y sigue soñando. Los campeones del ‘grupo de la muerte’ suben como la espuma. Si Brasil 2014 fuera una película de boxeo, las imágenes de los combates se fundirían con el ascenso de los ‘ticos’ en la clasificación de púgiles.

A ellos se encomiendan los aficionados de ‘Los Otros 18’, a los directos de Bryan Ruiz y a la guardia de Keylor Navas. Gen, anomalía, mutación o simple sentimiento, la tendencia a ir con el pez pequeño es una constante para los que están hartos del duopolio en la Liga y del oligopolio en el fútbol de selecciones. Veremos cómo acaba la película. Bienvenidos al tercer acto.

También te podría gustar...