Francia 2 – 0 Nigeria: El buen momento de Griezmann impulsa a Francia

Que el fútbol son momentos y que los entrenadores deben aprovechar los estados de euforia de sus jugadores lo sabemos todos los que seguimos este bonito deporte. Solo de esta manera se puede explicar que un jugador tocado por la varita mágica del buen juego sea capaz de cambiar el sino de un encuentro y abrir esa muralla numantina que te trae por la calle de la amargura en solo 30 minutos. Fue el caso de Griezmann durante el partido entre Francia-Nigeria de octavos de final del Mundial. Todo un lujo solo al alcance de cracks como él. Y es que el realista, tras una gran temporada en Donosti donde marcó 15 goles, está disfrutando de su primer momento de gloria en esa carrera de estrella balompédica que se le adivina. La salida del pequeño delantero txuri urdin en el 61’ supuso la llegada de ocasiones para los galos, que casi no habían disparada al marco rival hasta ese momento. Y Francia las aprovechó con su mejor arma: el poderío por alto en jugadas a balón parado. Los de Deschamps lograron en tres acciones quietas empalar el esférico en el larguero, una estirada espectacular del portero rival y, por fin a la tercera, el gol que abría el partido. Después, Griezmann volvería a demostrar su gran estado de forma para poner, tras un córner, el 2-0 final. Nigeria vuelve a caer ante su listón en un Mundial (los octavos) aunque visto lo de ayer, el momento de que lo supere se acerca. Por ahora, será Francia la que juegue la siguiente ronda gracias al buen estado de forma de un realista llamado Antoine Griezmann.

Y es que, hasta la salida del rubio las cosas no iban bien para los de Deschamps. Tras un inicio de partido fulminante, en los primeros 4 minutos los dos equipos habían disfrutado de un saque de esquina a su favor, Nigeria tomó el mando del mismo basándose en toques cortos y rápidos que superaban fácilmente la presión de los delanteros galos. Con este juego tan europeo llegaron las primeras ocasiones africanas; la más clara un gol bien anulado a Emenike por fuera de juego en el 18’. Este aviso alertó a los franceses que no tardaron ni un minuto en visitar el área de Enyeama, primero con un tiro errado por Benzema y luego con un disparo de Dogba que el portero despajó bien a córner. Se vivían momentos de locura sobre el césped de Brasilia. Éstos tuvieron su punto álgido tras una contra nigeriana con superioridad numérica, cuatro para tres, que las águilas verdes no supieron aprovechar. ¡Y solo habían transcurridos 25 minutos del partido! Tras estas sucesivas jugadas todo volvió a la normalidad: Nigeria a tomar el control del esférico mientras Francia esperaba agasajada su momento. Y éste llegó en el 39’ con un robo en el medio campo de Matuidi que finalizó Debuchy con un disparo a las gradas. Este acercamiento francés dio paso a una mayor posesión del balón por parte de los galos, causado por el cansancio que comenzaba a hacer mella en los jugadores nigerianos obligándoles a esperar a la contra. Pero ni con la posesión los de Deschamps encontraron soluciones para poder atacar a la buena posición defensiva de los africanos. Se notaba que echaban en falta a un pequeño astro rubio que hacía bulto en su banquillo. A pesar de eso, Griezmann vería desde la banda los primeros 15 minutos del segunda tiempo hasta que le llegara su oportunidad. En este tiempo de la reanudación solo destacar la lesión del mediocampista nigeriano Onazi, tras una dura entrada de Matuidi, y los diferentes parones para auxiliar a los jugadores, cansados muchos de ellos después del esfuerzo físico realizado en la primera parte.

Y así en el 61’ cambió el destino del partido con la entrada de Griezmann por un desaparecido Giroud. Con la entrada del realista, los galos volvieron a disponer de la posesión del balón, hasta ese momento en poder nigeriano, y con ella de las ocasiones. La primera llegó en el 69’ tras una pared entre Benzema y Dogba que el delantero finalizó con un disparo que el medio nigeriano Moses sacó bajo el larguero. Y precisamente el travesaño iba a ser el protagonista minutos después rechazando un fuerte disparo de Cabaye a la salida de un córner. Francia avisaba de su peligro mediante su poderío aéreo, como en la siguiente ocasión, protagonizada por Benzema en el 78’, en la que el delantero cabeceó una buena falta lateral sacada por Valbuena que Enyeama rechazó, en una estirada espectacular, a saque de esquina. Aún no se le había recolocado todos los músculos al portero africano cuando en el saque de ese córner Pogba, solo en el segundo palo, cabeceó a la red adelantando a los europeos. La salida de Griezmann había reactivado a los franceses que, tras tres claras ocasiones, habían logrado por fin el tanto deseado. Pero el show de Antoine no había hecho más que empezar. Con ventaja en el marcador y los nigerianos lanzados a la portería de Lloris, el realista disponía de muchos metros para hacer sus travesuras. La primera llegó en el 82’ con un disparo que Enyeama pudo rechazar a córner. Pero no tuvo tanta suerte el meta africano en la siguiente oportunidad de Griezmann. Saque de esquina que sacan en corto los galos, Valbuena logra ganar la línea de fondo realizando un pase de la muerte al corazón del área donde aparece el realista para empujarla y colocar el 2-0 definitivo en el marcador. Con este resultado, Nigeria vuelve a caer en octavos de final, cumpliendo la tradición de que ningún país africano logre jugar unas semifinales de un Mundial, mientras que Francia pasa, tras un sufrido partido, a cuartos de final empujado por el buen momento de Griezmann y su superioridad en jugadas a balón parado.

Ficha técnica

Francia: Lloris; Debuchy,Varane, Koscielny, Evra; Pogba, Cabaye, Matuidi; Valbuena, (Sissoko, 95′) Benzema y Giroud, (Griezmann, 61′).

Nigeria: Enyeama; Ambrose, Yobo, Omeruo, Oshaniwa; Obi Mikel, Onazi (Reuben Gabriel, 58′); Musa, Victor Moses (Uche, 87′), Odemwingie; Emenike.

Árbitro: Mark Geiger (USA)

Goles: 1-0, min 79 Pogba. 2-0 min 90 Griezmann.

Santiago Elgoibar

Periodista alegre e inquieto, aficionado al deporte y al chocolate. La noticia: cortita y al pie.

También te podría gustar...