Colombia 2 – 0 Uruguay: James Rodríguez y un equipo sin techo

De 22 años y nacido en la ciudad colombiana de San José de Cúcuta, James Rodríguez está totalmente desenfrenado en Brasil. El atacante del Mónaco es una de las muchas perlas sudamericanas descubiertas y llevadas a Europa por el Oporto, equipo que le fichó en 2010 procedente del Banfield, y que poco a poco va creciendo sin ver todavía dónde está su techo. De momento, el más alto de su selección en un Mundial ya está superado: Colombia jugará por primera vez en su historia unos cuartos de final de la Copa del Mundo. Y el bueno de James tiene bastante que ver en esta proeza.

El partido de los cafeteros frente a Uruguay se presentaba igualado, con el combinado charrúa tratando de «vengar» a su gran estrella Luis Suárez (sancionado por la FIFA esta semana) en su estadio talismán: el Maracaná de Río de Janeiro le vio levantar, contra todo pronóstico, una Copa del Mundo en 1950. Colombia, por su parte, seguía con ganas de dar la razón a quienes apostaron que este sería su Mundial, pese a la sensible baja por lesión de Falcao. James irrumpió cercana la media hora. Hasta ese momento, el encuentro había circulado más a través del camino trazado por Uruguay y su técnico; Óscar Washington Tabárez propuso un partido duro, trabado e incómodo. Le funcionó hasta que el número 10 de Colombia sacó de su chistera una volea magistral desde fuera del área, que tras hacer temblar el larguero se coló en la portería de Muslera. Un golazo que abría la lata y cambiaba radicalmente el guión del choque. Colombia había dominado y se sabía dueño absoluto del balón, pero hasta la obra maestra de James Rodríguez no había encontrado forma de meterle mano a su contricante azul celeste.

Con el marcador a favor Colombia jugó su partido, sabiendo frenar las pocas embestidas  de los uruguayos, que parecían añorar mucho a Luis Suárez. Los cafeteros tienen un ataque temible (incluso con Falcao lesionado y Bacca en el banquillo) pero es que en la parcela defensiva, su seleccionador, el argentino José Néstor Pékerman, ha conseguido un equipo que funciona como un reloj. El primer tiempo finalizó con una gran parada de Ospina a Álvaro González, en la única oportunidad destacable de Uruguay en los primeros 45 minutos.

Estrategia en el segundo gol

Si el primer gol fue una maravilla individual de James Rodríguez, el segundo fue la finalización perfecta a una gran jugada colectiva. Triangulación con centro, asistencia a modo de cabezazo atrás de Cuadrado y remate a gol del omnipresente James Rodríguez, que completaba su gran noche con su quinta diana en el vigente Mundial, el que le convierte de momento en el máximo goleador.

2 – 0 en el marcador del Maracaná y Colombia muy cómoda hasta el final. Uruguay lo intentó con fútbol directo, buscando continuamente a un Cavani demasiado solo arriba. Cuando los charrúas superaban la barrera aparecía David Ospina, el guardameta del Niza dio una lección de lo que debe ser un buen portero: intervino poco, pero cuando lo hizo fue trascendental. Estuvo muy seguro por alto y realizó tres paradas de enorme mérito que evitaron que los uruguayos se metiesen en el encuentro.

Con cabeza e inteligencia jugaron los colombianos. Los minutos pasaron y Uruguay, selección que históricamente acostumbra a no rendirse y luchar hasta el final, terminó doblegada. Liderada por un genial James Rodríguez (hasta ahora el mejor jugador del Mundial) y conformada por un grupo de futbolistas ordenados y fantásticamente dirigidos desde el banquillo por Pékerman, Colombia ha llegado a sus primeros cuartos de final. En esta ronda le espera un duro hueso y un nuevo reto: la anfitriona Brasil.

 

Ficha técnica

Colombia: Ospina; Zúñiga, Zapata, Yepes, Armero; Cuadrado (Guarín min 81), Abel Aguilar, Carlos Sánchez, James Rodríguez (Adrián Ramos min 85); Teófilo Gutiérrez (Alexander Mejía min 68) y Jackson Martínez.

Uruguay: Muslera; Maxi Pereira, Giménez, Godín, Cáceres; Arévalo Ríos, «Cebolla» Rodríguez, Álvaro Pereira (Gastón Ramírez min 53), Álvaro González (Abel Hernández min 67); Forlán (Stuani min 53) y Cavani.

Goles: 1 – 0 min 28 James Rodríguez. 2 – 0 min 50 James Rodríguez.

Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). Amonestaciones a Giménez, Lugano y Armero.

 

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...