Brasil 1 – 7 Alemania: tormenta perfecta

Si usted se sentó anoche frente al televisor para disfrutar de la semifinal del Mundial presenció un partido para la historia, de esos que se recordarán en las próximas décadas e incluso con el paso de los siglos. Todos los duelos de la Copa del Mundo tienen un significado especial por la mística que les rodea, pero el choque de anoche quedará grabado a fuego para la eternidad.

Alemania destrozó a Brasil en su casa y ante su gente en un partido cargado de rivalidad desde aquella final del Mundial de 2002 en Corea y Japón que se llevó la canarinha ante los teutones. La Mannschaft desplegó un juego ágil, vertical en sus mejores fases, y sobre todo, manufacturero. Brasil, empantanada en un estilo pobre y alejado de su histórica personalidad, no fue capaz de aguantar las acometidas del mercancías germano.

Ya desde los primeros instantes el guión quedó perfectamente definido. El tridente alemán en el medio compuesto por Schweinsteiger, Khedira y Kroos se convirtió en la sala de máquinas del partido, situación que sobrepasó a Fernandinho y Luiz Gustavo. Atrás, la sombra del sancionado Thiago Silva fue una verdadera losa para Dante, confundido ante muchos de sus compañeros del Bayern. Para colmo, David Luiz tuvo una noche amarga.

Fue en el minuto 11 cuando Müller, totalmente libre de marca, remató a placer con el pie un saque de esquina botado por Kroos. 0-1. Quinto gol del bávaro en el Mundial, un jugador con cifras extraordinarias y un fútbol ofensivo incansable y preciso que mejora cada llegada de sus compañeros. Doce minutos más tarde, una combinación Kroos – Müller finalizó con cesión del 13 en el área a Klose, quien remató en dos tiempos para lograr su tanto número 16 en las Copas del Mundo. Miroslav superó los 15 goles del mítico Ronaldo en Brasil y ante Brasil.

El 0-2 inició una descomunal tormenta. Alemania golpeó al mismo ritmo que los Corleone en sus trepidantes venganzas familiares. Cinco goles en 18 minutos eternos para Brasil con un esquema similar: recuperación, salida rápida hasta el área y definición. Kroos firmó dos zarpazos letales que le valieron, junto a su gran labor en la medular, el MVP del partido, mientras que Khedira logró el quinto después de una asistencia de Özil.

Con 0-5 al descanso, el partido había terminado en solo 45 minutos. La grada de Belo Horizonte lloraba y empezaba a retirarse de sus asientos. En el segundo tiempo el ritmo fue similar al de un partido de pretemporada, Alemania descansó y Brasil tiró de orgullo durante los primeros instantes de la segunda mitad, sin éxito, topándose con un Neuer capaz de solventar todas las llegadas amarillas.

Schürrle entró para cerrar el histórico marcador gracias a dos fogonazos: primero tras una asistencia de Lahm, sublime jugando en su puesto, el lateral derecho. Y más tarde merced a un zurdazo dentro del área que perforó a Julio César y se convirtió en el mejor gol del partido. Brasil encontró en Fred a su cabeza de turco, silbado durante el segundo periodo. Sólo Oscar fue capaz de arañar un tanto en un ataque huérfano de Neymar, el gran ausente a causa de su grave lesión.

1-7. El ciclón alemán de Löw expulsó a Brasil de su Mundial con una humillación inolvidable. El golpe de realidad al pobre juego brasileño desarrollado por Scolari llegó de manos de una Alemania que practicó su fútbol más solvente y aplastante. La Mannschaft es finalista por todo lo alto. Holanda o Argentina le acompañará en Maracaná.

Ficha técnica:

Brasil: Julio César; Maicon, Dante, David Luiz, Marcelo; Fernandinho (Paulinho, m.46), Luiz Gustavo, Hulk (Ramires, m.46), Oscar, Bernard y Fred (William, m.71).

Alemania: Neuer; Lahm, Hummels (Metersacker, m.46), Boateng, Höwedes; Schweinsteiger, Khedira (Draxler, m.75); Müller, Kroos, Özil y Klose (Schuerrle, m.59)

Goles: 0-1, m.11: Thomas Muller; 0-2, m.23: Klose; 0-3, m.24: Kroos; 0-4, m.26: Kroos; 0-5, m.29: Khedira; 0-6, m.70: Schurrle; 0-7, m.77: Schurrle. 1-7, m.90: Oscar

 

 

Andrés Porcel

Profesional de la comunicación. Es de los optimistas que piensan que otro periodismo deportivo es posible. Su primera camiseta de fútbol fue la del Bayern. Ha visto ascender al Granada desde Tercera a Primera. La Bundesliga es su modelo.

También te podría gustar...