Villarreal 3 – 0 Deportivo: Los números no engañan

Es habitual escuchar que la lógica no existe en el fútbol. Que ningún rival es pequeño, o que las sorpresas pueden se dar en cualquier enfrentamiento. En la mañana de hoy El Madrigal no hubo sitio para ninguno todos estos tópicos. El Villarreal llegaba en un momento muy bueno y el Dépor en una depresión de la que parece incapaz de salir, a pesar de su victoria ante el Elche. Y los pronósticos se cumplieron.

Las diferencias entre uno y otro son obvias: Marcelino, a pesar de las bajas, tiene un once ideal definido, un esquema claro y una idea de juego a los que aferrarse. Por su parte Víctor Fernández parece vivir en una constante duda, incapaz de decidir qué jugadores son idóneos para lo que sea que pretende plasmar en el verde, ni qué sistema táctico se puede adaptar mejor a las necesidades de cada encuentro. Día tras día realiza cambios sin más sentido que ver si suena la flauta, o al menos eso percibe el grueso de la afición blanquiazul.

El resultado es de sobras conocido, mientras el equipo de Castellón mira hacia arriba y parece capaz de alcanzar la Champions, el conjunto coruñés sufre hundido en la clasificación, y si aún no está desahuciado es por demérito ajeno.

En la mañana de hoy el Villarreal superó absolutamente en todo a su rival, especialmente por una banda izquierda donde Cheryshev sembraba el pánico cada vez que tocaba el cuero. Sus compañeros en línea de ataque también estuvieron atinados haciendo ver un solar donde debería haber defensas. A un Bruno Soriano que impuso de principio a fin su ley en el mediocampo, se sumó una retaguardia impecable que secó el escaso peligro de la escuadra herculina.

Aunque en realidad el duelo de porteros se lo llevó por goleada Fabricio, y es que el canario tuvo que realizar una nueva exhibición para evitar una catástrofe. Mientras que Sergio Asenjo solo tuvo que realizar un par de buenas intervenciones, aunque si se hubiera tomado el día libre es probable que la portería del submarino amarillo hubiera permanecido imbatida.

Los goles fueron consecuencia de la insistencia del mejor equipo sobre el césped. Jonathan dos Santos y Vietto, en dos ocasiones, solo tuvieron que empujar el cuero a las mallas un tras rechace y dos buenos servicios desde la banda izquierda. Un resultado más que justo que demuestra las virtudes de unos y las vergüenzas de otros. La expulsión de Pina, solo cuatro minutos después de entrar sustituyendo a Trigueros, se queda en mera anécdota.

Mientras el submarino ve el curso en color de rosas, seguramente amarillas, la situación para el cuadro gallego es negra. Y cada día se va oscureciendo más.

Ficha técnica:

Villarreal: Asenjo; Mario, Gabriel, V.Ruíz, J.Costa; Bruno, Trigueros(Pina, m. 76), J. Dos Santos (Moi Gómez, m. 61), Cheryshev; Vietto y Uche (Gio, m. 46).

Deportivo: Fabricio; Juanfran, Sidnei, Lopo, Canella; José Rodríguez (Wilk, m. 73), Juan Domínguez, Bergantiños, Fariña (Cuenca, m. 60); Cavaleiro y Toché (Postiga, m. 69).

Goles: 1-0 J. Dos Santos, minuto 11, 2-0 Vietto, minuto 68, 3-0 Vietto, minuto 73.

También te podría gustar...