Sergio García y Rubén Castro, artillería para el Submarino

Pese al óptimo registro goleador del Villareal en esta vuelta a Primera División (44 goles en Liga, 28 de ellos entre Gio, Uche y Perbet), el equipo de Marcelino García Toral ya piensa en reforzar su delantera de cara a la temporada 14/15 con jugadores consolidados en la Liga y piezas claves para sus respectivos equipos.

Según informaba la Cadena Ser, el Submarino Amarillo ha fijado su punto de mira en Sergio García y Rubén Castro. Los caminos de estos futbolistas podrían volver a cruzarse (Sergio García fichó por el Espanyol en 2010 a cambio de 6 millones de euros y Rubén Castro fue el sustituto para los béticos) dado el reciente interés del Villareal por incorporar a sus filas a un ‘killer’ de renombre en España.

Sergio García afronta su mejor temporada en Cornellà. Foto: Motiva Goal

Las negociaciones serían complejas en ambos casos. El vínculo delantero catalán de 30 años, criado en La Masía, con los ‘pericos’ expira en 2015 y recientemente declaró sobre su posibilidad de continuar ligado al club con el que ha alcanzado este curso su mayor cifra goleadora: «Sabemos que el club está bajando el presupuesto cada año. Cada temporada intenta bajar los sueldos de la plantilla, pero lo normal es que se mantengan, como mínimo, si uno hace bien las cosas», argumentaba un Sergio García que no tiene «ninguna predisposición a irse».

Afrontando uno de sus mejores momentos, el futbolista de Barcelona es muy seguido de cerca también por Southampton y Real Sociedad, tal y como avanzaba Mundo Deportivo. Mauricio Pochettino conoce perfectamente al futbolista de su etapa como técnico en el Espanyol mientras que la Real lo tendría en la recámara ante las posibles salidas de Antoine Griezmann y Carlos Vela, ambos muy cotizados en el mercado europeo.

Rubén Castro, clave para la salvación bética. Foto: Liga BBVA

El fichaje de Rubén Castro sería más factible si el Real Betis acaba descendiendo a la Liga Adelante. No obstante, el ariete canario insiste en su intención de permanecer en Heliópolis en caso de perder la categoría: «Yo aquí estoy bien y me da igual que estemos en Segunda. Tengo contrato aquí y aquí me quedaré. Y si toca una rebaja de sueldo, pues ya está. Todos tenemos que pagar por el año que estamos haciendo», explicaba el jugador.

También te podría gustar...