Sergio Asenjo, el jabato que nunca se rinde

Sergio Asenjo está de vuelta. Tras diez meses en el dique seco, el portero Internacional por España demostró que sigue siendo aquel excepcional cancerbero que salvaguardaba la meta amarilla hace algo menos de un año. Aunque recibió el alta médica a principios de diciembre del año pasado, Asenjo no ha tenido su oportunidad hasta este mes de marzo, cuando, a causa de la leve lesión de Areola, el deber volvió a llamarle. Marcelino apostó por él y volvió a vestirse de corto para, por enésima vez, salvar a los suyos. Primero, ante el Bayer Leverkusen y luego, contra el FC Barcelona.

En un enfrentamiento entre el Villarreal y el Atlético de Madrid, el 29 de abril del pasado año 2015, Sergio Asenjo se retiró del terreno de juego cojeando ostensiblemente. En la salida de un córner botado por los rojiblancos, el guardameta palentino, en su intento de detener el esférico, hizo un mal gesto y la rodilla de su pierna derecha le volvió a traicionar. Una vez más. Era la tercera lesión que sufría en esa misma rodilla durante su carrera. La primera de ellas, vistiendo la camiseta del Atlético de Madrid, en mayo de 2010; la segunda, con el Málaga, en febrero de 2011.

A pesar del indiscutible talento y las excelentes maneras que ha demostrado desde joven bajo palos, a Sergio Asenjo la suerte le ha sido esquiva. Tras el calvario sufrido en forma de lesiones y las suplencias derivadas por la consolidación de dos grandes porteros como De Gea y Courtois, el ex del Valladolid abandonó la ribera del Manzanares para recalar, en el verano de 2013, en el Villarreal.

Allí, en el club amarillo, encontró la estabilidad que el infortunio le había privado. Un Submarino recién ascendido de su fugaz paso por la Segunda División confió en él para ser la primera piedra de un proyecto de altos vuelos, que tenía como objetivo ser un participante habitual en las competiciones europeas. Rápidamente, tanto por su carácter como por sus actuaciones, se ganó el cariño de los aficionados amarillos y volvió a reencontrarse con su mejor nivel defendiendo el arco del Villarreal. Ni el seleccionador nacional, Vicente del Bosque, pasó por alto la excelente temporada que estaba realizando el palentino y decidió incluirlo en sus convocatorias.

Ahora, después de más de siete meses de trabajo específico y otros tres trabajando en la sombra, le ha vuelto su oportunidad y ha demostrado estar a la altura de las circunstancias con intervenciones de mérito en pruebas de altísimo nivel como fueron los partidos ante el Bayer Leverkusen y el FC Barcelona. Tanto es así que a Asenjo le han bastado dos partidos y algo menos de una semana como arquero titular para ser nombrado por la afición como el mejor jugador del Villarreal en el mes de marzo.

Sergio Asenjo ha confesado públicamente esta semana que el encuentro de su reaparición ante el Bayer Leverkusen ha sido el más importante de su carrera. Al mismo tiempo que ha agradecido la confianza que el Villarreal ha depositado en él, ya que, a pesar de la grave lesión que sufrió, el Villarreal siguió apostando decididamente por Sergio Asenjo.

El “Jabato” ha vuelto al lugar que nunca debió abandonar: la portería. Ahora Marcelino, que en primera instancia rechazó alternar a Areola y a Asenjo por el buen papel del francés a lo largo de la temporada, deberá resolver el dilema de la portería amarilla. Y aunque el Villarreal aún está vivo en dos competiciones, la vuelta de Asenjo le ha supuesto al técnico asturiano un bendito problema.

Javier Ayuso

Periodismo en UJI. información y Opinión. Aficionado del Villarreal CF. 1995.

También te podría gustar...