Real Sociedad – Villarreal: A alargar el recreo

A buen seguro, todos esos estudiantes que ahora pasan las horas en las bibliotecas rodeados de libros lo que más desean es alargar, da igual la excusa que se ponga, esas pausas que se toman para el cigarrillo, el café con los compañeros o la ojeada al periódico de turno. Y es precisamente su tiempo de relax entre trabajo y trabajo lo que ponen en juego la Real Sociedad y Villarreal este mediodía sobre el césped de Anoeta. El equipo vasco es de los dos contendientes el que más posibilidades tiene de lograr alargar sus vacaciones. Una victoria de los txuri urdin, unido al no triunfo del Sevilla en su partido, elevaría a los donostiarras a la quinta posición de la liga, otorgándoles el pasaporte directo para la próxima edición de la Europa League. Los cálculos del Villarreal son menos ambiciosos. Los castellonenses han logrado el billete para viajar el año que viene por el Viejo Continente en la temporada de su regreso a Primera, pero éste debe ser refrendado anteriormente. Y es eso lo que buscan los de Marcelino en San Sebastián. Una victoria del submarino amarillo en Anoeta permitiría a los amarillos librarse de la primera previa de la Europa League a finales del mes de julio. Todo se decidirá a partir de las 12.00. Curiosamente, la hora del café será la del pistoletazo de salida a una lucha de 90 minutos para lograr alargar unas semanas más el recreo. Merecido lo tienen.

Y es que la temporada, tanto en Donosti como en la costa valenciana ha sido larga. Los donostiarras, con el partido de hoy, habrán jugado 54 encuentros en los últimos 10 meses, unos números nada habituales para los miembros de la plantilla realista. Este dato recalca el gran valor que tiene que los de Arrasate tengan la posibilidad de finalizar en quinta posición una Liga tan potente como la española. A pesar del esfuerzo realizado durante tantos meses, el mister vizcaíno no quiere dejar ningún cabo suelto y ya avisó en la rueda de prensa previa al encuentro.

 “Queremos ganar el partido y acabar la temporada como nos la merecemos; consiguiendo llegar a Europa por la puerta grande, la de la quinta posición”.

Pase lo que pase, los txuri urdin se habrán ganado los días de descanso que les esperan a partir de la semana que viene. Aunque no todos disfrutarán del relax que se han merecido ya que tres de sus componentes (Griezmann, Seferovic y Bravo) disputarán con sus combinados nacionales el próximo Mundial de Fútbol. Será así, la representación txuri urdin más amplia desde la época de las dos ligas ganadas por los donostiarras. Los tres, además, llegan a Brasil con diferentes roles dentro de su selecciones. Griezmann disfrutará desde su juventud de su primera cita mundialista tras unas temporadas en las que ha explotado futbolísticamente. A buen seguro que no será el único Mundial en el que entre en liza el joven canterano de Zubieta. Seferovic viaja a Sudamerica con la misión de recuperar el papel principal en el once helvético. Y Bravo, el veterano del grupo, será el capitán de una buena selección chilena que siempre promete buen juego y emociones fuertes. Pero antes de que los realistas trasnochen para ver a sus jugadores en la cita mundialista, les espera la final ante el Villarreal, un rival correoso que ya ha visitado Anoeta esta temporada.

Y es que, el equipo de Marcelino pisó el césped de San Sebastián en enero, en un partido correspondiente a los octavos de final de la Copa del Rey que finalizó con empate a cero. Ahora, ese resultado no serviría a los castellonenses que viajan hasta el norte con todo su arsenal disponible en la maleta. De los hombres de ataque solo Cani, Perbet y Óliver se han quedado en casa. El primero debido a una microrrotura fibrilar en el gemelo que se realizó en el último partido de Liga ante el Rayo, mientras que los dos jóvenes no se han recuperado de las respectivas lesiones que les impidió participar en ese encuentro. Los que sí viajan hasta Donosti son el mediocentro Bruno y el lateral Costa, recuperados los dos de los percances que sufrieron en la última jornada de liga.

Así el Villarreal se desplaza a Anoeta para jugar un partido más para Marcelino que no quiso calificar este encuentro de final.

“Marcelino: Nosotros ya hemos hecho nuestros deberes que eran clasificarnos para Europa”.

Sea como fuera, los dos equipos quieren alargar su recreo unas semanas más y eso se consigue ganando el partido de hoy.

 

Santiago Elgoibar

Periodista alegre e inquieto, aficionado al deporte y al chocolate. La noticia: cortita y al pie.

También te podría gustar...