FK Dinamo Minsk 1 – 2 Villarreal CF: Un golpe de suerte le da la victoria al Villarreal

El factor suerte y Roberto Soldado se confabularon para conseguir lo que, a falta de veinte minutos para el final, parecía un milagro. El Villarreal fue claro dominador del encuentro, el balón solo rodaba por iniciativa amarilla, no obstante, al igual que ocurrió ante Las Palmas, el Submarino Amarillo se apagó, se quedó sin ideas y vagó sin rumbo aparente.

Una primera mitad sin ocasiones, más allá del cabezazo de Bakambu que detuvo sin problemas el cancerbero local, condenó a los de Marcelino a jugarse el todo por el todo en la segunda parte y contra un Dinamo de Minsk, al que, cada vez, le agradaba más el tinte que cogía el encuentro.

Al descanso, y ante la falta de garra de los suyos, Marcelino introdujo en el terreno de juego al que, posteriormente, sería el protagonista del encuentro: Roberto Soldado. El joven Nahuel Leiva dejó su sitio para que entrara el delantero valenciano. El cambio no revolucionó las cosas en un primer momento, al contrario, se podría decir que todo continuó igual. El Villarreal jugaba su particular partido de frontón ante el muro bielorruso. Sin fisuras.

El técnico asturiano del Villarreal, desesperado por la falta de –buenas- ideas en el centro del campo, llamó a Jonathan Dos Santos para que sustituyera a Tomás Pina, y si Marcelino creía que la situación no podía ir a peor, se equivocaba. Tras la sustitución del centrocampista manchego, el Villarreal perdió el equilibrio al desaparecer su cortafuegos en la medular, algo que aprovechó a la perfección el Dinamo de Minsk, que primero avisó para matar después.

El Villarreal vio como los locales, sin dejar de colgarse del larguero en todo el encuentro, se habían puesto por delante. Solventar en un cuarto de hora lo que no se ha podido lograr en un hora y cuarto parecía una quimera. Aunque en esto de fútbol nunca se sabe…

Un minuto después, el colegiado señalaba un penalti tan absurdo como claro sobre Samu García, que era derribado en el lateral del área tras revolverse de espaldas a la portería. Soldado, desde los once metros, no falló y con rabia contenida puso las tablas para los suyos. Aun así, el resultado no servía, bastaba con mirar de reojo el triunfo del Rapid de Viena para darse cuenta de que no era positiva otra cosa que no fuera volver a España con los tres puntos.

Los últimos minutos se consumían con el Villarreal volcado en busca de un tanto, que llegó por obra y gracia de Roberto Soldado, que, tras un buen movimiento en el área y algo de fortuna, vio cómo su disparo se colaba en el fondo de la red. Soldado buscó la suerte y esta le sonrió.

Ficha técnica:

Villarreal CF: Barbosa; Rukavina, Mario, Víctor Ruiz, Jokic; Pina (Jonathan dos Santos, 61’), Trigueros, Samu García, Castillejo (Denis Suárez, 72’); Nahuel (Soldado, 46’) y Bakambu.

FC Dinamo de Minsk: Ignatovich, Politevich, Bangura, Begunov, Voronkov (Korytko, 72’), Premudrov, Udoji (Edigaryan, 77’), El Monir, Adamovic (Vitus, 66’), Rassadkin y Beciraj.

Goles: 0-1, min. 69: Vitus. 1-1, min. 71: Soldado, de penalti. 1-2, min. 85: Soldado.

Árbitro: John Beaton (Escocia).Amonestó a Udoji, El Monir y Vitus por parte del Dinamo de Minsk.

Javier Ayuso

Periodismo en UJI. información y Opinión. Aficionado del Villarreal CF. 1995.

También te podría gustar...