El Sevilla, la bestia negra del Submarino Amarillo

El Estadio El Madrigal acogerá en la noche de Halloween a la bestia negra del Villarreal CF, el rival que más le ha vencido en Primera División tras el Real Madrid: el Sevilla FC. El club de Nervión ha sido históricamente uno de los «cocos» que más ha atemorizado a los amarillos, convirtiéndose, de esta forma, en uno de los conjuntos a los que mejor se le ha dado los enfrentamientos directos con los castellonenses (llegando a sumar 18 victorias, lejos de las siete cosechadas por los amarillos). Situación agravada, más si cabe, por la llegada de Unai Emery a la escuadra rojiblanca, y es que, desde que el técnico vasco recalara en la entidad sevillista, el Villarreal no ha sido capaz de derrotar al combinado andaluz.

La pasada campaña, además de los habituales enfrentamientos ligueros, se vieron las caras también en Europa League, circunstancia que puso de manifiesto la notoria superioridad de los sevillistas sobre los amarillos, que, dejando a un lado criterios futbolísticos, les tenían comida la moral. El primero de los encuentros entre ambos conjuntos, disputado en el Sánchez-Pizjuán, a punto estuvo de decantarse del costado visitante, ya que, a falta de diez minutos para el final, el Villarreal tenía los tres puntos en el bolsillo. No obstante, el ahora futbolista del Villarreal, Denis Suárez, y Bacca, de penalti, aprovecharon el arreón final de los locales.

Posteriormente, el sorteo de los octavos de final de la Europa League volvió a cruzar a ambos conjuntos. Tanto el Sevilla como el Villarreal tenían depositadas grandes esperanzas en la competición europea. El primer partido, disputado en El Madrigal, estuvo marcado por el acierto sevillista, que, pese al dominio amarillo, sirvió para que los visitantes se llevaran un favorable 1-3. Los dos partidos restantes fueron una pesadilla para los futbolistas amarillos, que, incapaces de transformas sus ocasiones, veían como el Sevilla, haciendo gala de una efectividad inusual, no perdonaba a los castellonenses.

Esta temporada, las dinámicas de ambos han sido totalmente adversas. El Villarreal empezó la competición liguera como un tiro –llegando a colocarse líder de la primera división-, mientras los de Unai Emery comenzaron dubitativos, cosechando una serie de malos resultados, que, juzgando por los resultados del último mes, parecen olvidados. Ahora, en cambio, es el Villarreal el que busca con ansia una victoria que rompa con la tónica de las últimas tres jornadas, en las que no ha saboreado ningún triunfo. Después del partido contra el Sevilla, el Villarreal visitará el Camp Nou, por lo que, ante las altas probabilidades de que los de Marcelino no sumen ante los azulgranas, el encuentro de esta jornada se antoja aún más importante.

Las molestias que arrastran dos de los futbolistas con más galones en este inicio de campaña, Tomás Pina y Roberto Soldado, preocupan sobremanera al técnico amarillo, que espera poder contar con ambos para revertir la dinámica de resultados ante los rojiblancos. Los que sí podrán ayudar a Marcelino son Denis Suárez y Mariano Barbosa, ambos exfutbolista del Sevilla durante la campaña pasada, por tanto conocedores del planteamiento de Unai Emery. Como ha declarado Víctor Ruíz en rueda de prensa: “las derrotas ante el Sevilla de la temporada pasada nos motivan aún más para ganar”.

Javier Ayuso

Periodismo en UJI. información y Opinión. Aficionado del Villarreal CF. 1995.

También te podría gustar...