Bruno Soriano, ¡ya era hora!

Por fin se hizo justicia. Ya era hora. Para los que le disfrutan domingo sí, domingo también, empezaba a ser un sinsentido que el capitán del Villarreal, Bruno Soriano, no entrara de forma habitual en las convocatorias de La Roja.  El de Artana es un futbolista extraordinario, un mediocentro que es capaz de combinar sus inmejorables aptitudes defensivas con una admirable capacidad de iniciación e influencia en el fútbol de su equipo.

Marcelino, en más de una ocasión, ha tenido que ejercer de portavoz de la afición amarilla: “Me parece muy injusto que Bruno no vaya a la selección”. Para el técnico asturiano, el futbolista de Artana “está a nivel de Champions y se adapta perfectamente al estilo de Vicente Del Bosque”.

Especialistas de fútbol internacional como Axel Torres también lo tienen claro. “Debería ir a la selección, si fuera el seleccionador me lo llevaba entre los 23, -en referencia a la lista del pasado mundial-, me parece uno de los mejores mediocentros de Europa”.

La principal desventaja que tiene Bruno respecto a otros mediocentros de su perfil es la edad. No es excesivamente mayor, ni mucho menos, pero Del Bosque, como ha demostrado hasta la fecha, no es partidario de incluir en las convocatorias de la selección a jugadores veteranos si no han ido previamente de manera asidua durante su carrera.  Futbolistas en un espléndido estado de forma como Gabi Fernández, Jonathan Soriano, Javi Fuego o Aritz Aduriz han sido otros de los grandes damnificados.

En agosto de 2010, tras conquistar el campeonato del mundo, Del Bosque decidió contar con Bruno para dos amistosos que estrenaban la estrella bordada en el pecho. Argentina y México fueron los rivales, sin embargo, el castellonense no dispuso de minutos contra la albiceleste. Fue en el mítico Estadio Azteca contra los centroamericanos cuando el castellonense debutó, partiendo, además, desde el once inicial. Ocho meses después, reapareció en un amistoso contra EEUU, y culminó su ciclo formando parte de la preselección de la Eurocopa 2012, aunque tras disputar dos amistosos contra Serbia y Corea del Sur, se cayó de la lista definitiva. Más de dos años después, y con un descenso de por medio, “El brujo de Artana” vuelve a disponer de la oportunidad de enfundarse la elástica nacional ante Bielorrusia y Alemania.

La evolución de Bruno Soriano en los últimos cuatro años ha sido inconmensurable. Su rol de centrocampista de contención, formando pareja en el doble pivote junto a Borja Valero, se ha transformado en un papel mucho más activo en la organización del juego, tarea que comparte desde la temporada pasada con Manu Trigueros. Ambos son el engranaje que hace funcionar al equipo. La capacidad goleadora es otra de las cualidades en las que el centrocampista groguet ha progresado: firmó tres tantos en la temporada 2011-2012, cuatro en la 2012-2013, y seis la pasada campaña. Tras la marcha de Marcos Senna, se ha convertido en el capitán y en la piedra angular de un equipo que bajo su liderazgo ha sabido reconvertirse y renacer de sus cenizas.

La lástima es que el seleccionador haya contado con él tras oficializarse la baja del futbolista ‘blue’, Cesc Fábregas. Aun así, el de Artana dispone de una ocasión –quién sabe si la última, dadas las circunstancias- de demostrar que dispone de las cualidades y el sacrificio necesario para ganarse un sitio entre los 23 futbolistas que representarán a España en la Eurocopa de Francia 2016.

Javier Ayuso

Periodismo en UJI. información y Opinión. Aficionado del Villarreal CF. 1995.

También te podría gustar...