Acorazado amarillo

El Submarino Amarillo se ha blindado en este inicio de temporada para convertirse en uno de los equipos más solventes defensivamente del campeonato. Marcelino se ha aplicado para sí la máxima que proclamó Benítez para su equipo a principios de verano, esto es, «defender un poquito mejor». Y el Villarreal se ha aplicado, pese a la importante baja de Mateo Musacchio, hasta convertirse en el cuarto equipo menos goleado de la categoría. El Atlético de Madrid es el segundo equipo menos goleado con seis tantos, solo superado por el otro equipo de la capital que es el menos goleado con cuatro. Por detrás de ellos aparece el Valencia con seis y después ya el Villarreal con ocho dianas en contra. Los números no engañan y el Villarreal está mostrando una fortaleza defensiva de la que carecía en temporadas anteriores.

Sin embargo, estos datos aún mejoran a domicilio donde el conjunto amarillo se sitúa segundo con tan solo tres goles en contra, únicamente superado por el Atlético de Madrid. Una de las claves de esta mejoría es la continuidad que se le ha dado en esta campaña al entramando defensivo. Los cuatro de atrás se recitan de memoria; Mario, Bailly, Víctor Ruiz y Jaume Costa llevan jugando juntos muchos partidos y eso se nota. Además por delante de ellos el doble pivote también es de sobra conocido con Bruno al mando bien secundado por Trigueros, Pina o Jonathan. El único cambio susceptible se produjo en la portería donde Areola está dando un rendimiento espectacular hasta el punto de haber sido convocado por primera vez con la selección francesa.

Éste próximo domingo el Villarreal afronta una de las pruebas más exigentes para su estadística ya que, visitará el Nou Camp con la baja de Éric Bailly por sanción en lo que será un examen de nivel para una defensa que este curso está rayando al más alto nivel

Juanvi Safont

Apasionado del fútbol. Pensando en amarillo. Yo ví el gol de Arruabarrena al Inter. Profesional football Scout at Pyramids FC y antes en Karpaty Lviv.

También te podría gustar...