Villarreal CF 0 – 1 Real Valladolid: Leo Suárez cierra una semana blanquivioleta feliz

El ex jugador del Villarreal, Leo Suárez, cedido en el conjunto pucelano, ha sido el artífice del segundo triunfo consecutivo de los de Sergio González, que suman tres puntos de oro en su visita a un Estadio de la Cerámica que no ha visto ganar a su equipo en las primeras cuatro jornadas.

Siempre los ex acaban marcando. Es una máxima, no escrita, que se repite una y otra vez en el mundo del fútbol, y en este encuentro iba a repetirse la historia. El cuadro castellonense sí decidió ‘vetar’ a Unal, que no pudo jugar por la cláusula del miedo, pero permitió que Leo Suárez regresase a casa y se enfundara la blanquivioleta. El joven argentino, en fase de adaptación, no había derribado la puerta de la titularidad, a pesar de que marcó en Vigo el tanto del empate, pero las bajas le daban la alternativa precisamente ante su Villarreal.

Caprichoso sería el fútbol después, pero antes el encuentro tuvo mucha emoción entre dos equipos bien plantados, y con la intención de querer jugar la pelota. Parecían medirse el hermano pequeño, con el mayor, salvando las distancias presupuestariamente, pero sobre el césped la solidez que muestra este Real Valladolid parece impropia de un recién ascendido. El trabajo de Sergio González y su segundo, Diego Ribera, merece todo tipo de elogios porque de nuevo, y por séptima jornada consecutiva, plantaron batalla a un rival de mayor entidad.

Gerard Moreno fue protagonista durante la primera mitad con varios acercamientos, pero ni él ni Cazorla consiguieron derribar el muro blanquivioleta, bien sellado por Olivas y Calero, con el acompañamiento en bandas de Moyano y Nacho, que volvió a ser de los mejores una jornada más. También el palo se alió con los de Pucela para repeler un disparo de Moreno.

Pero el conjunto pucelano tuvo en las botas de Cop dos claras ocasiones de adelantarse antes del descanso. Layún saltaba por Mario para lograr más profundidad por banda y buscar buenos envíos para Bacca y Moreno, pero el conjunto pucelano sellaría cualquier hueco, y no daba opciones a su rival. Hasta que llegó un mal despeje de Álvaro que de volea engatillaba Leo Suárez para cruzar al palo contrario. Segundo tanto para el ex del Villarreal que no celebró el gol ante sus, hasta hace unas semanas, aficionados.

Gerard seguía llevando peligro al área rival, allí donde el VAR tuvo que decidir después. Remate de cabeza de Funes Mori y el balón golpea en las manos de Kiko Olivas, que no puede hacer nada para evitar que el esférico choque en sus brazos. Tras la deliberación y con el visto bueno del colegiado Iglesias Villanueva, el Villarreal tenía a diez minutos del final la ocasión del empate. Gerard Moreno frente a frente con un Masip muy enchufado, que atajaba con su pierna el remate centrado del ariete.

Habría hasta siete minutos de añadido después, pero el conjunto pucelano con la entrada de Ivi, Anuar y luego Borja conseguiría atajar cualquier atisbo de reacción local, e incluso al contraataque hizo el segundo, pero el tanto de Nacho era anulado por fuera de juego. Siete de nueve para el Pucela en los tres últimos encuentros, y cuatro partidos a domicilio invicto, antes de la visita del Huesca en uno de esos encuentros que valen seis puntos. El Villarreal deberá curar sus heridas en la Europa League, donde tampoco pudo ganar en su debut. Se espera mucho de los de Calleja, que no están nada acertados en este inicio de temporada donde suman 1 punto de 12 en La Cerámica.

 

Ficha Técnica:

Villarreal (0): Asenjo; Mario (Layún 45’), Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa (Pedraza 78’); Funes Mori, Fornals, Trigueros, Cazorla (Ekambi 66’); Bacca y Gerard Moreno.

Real Valladolid (1): Masip; Moyano, Calero, Olivas, Nacho; Míchel (Borja 93’), Alcaraz; Toni (Ivi 84’), Antoñito; Leo Suárez (Anuar 70’); Cop.

Gol: 0-1 (min.53) Leo Suárez, de volea cruzada.

Árbitro: Iglesias Villanueva. VAR: De Burgos Bengoetxea. Amonestó a los locales Mario, Bacca y Cazorla, y a los visitantes Kiko Olivas, Nacho y Cop.

Incidencias: Jornada 7 en la Primera División diputada en el estadio de La Cerámica ante 15.602 espectadores.

 

Dani Martin

Periodista. Escribo en blanco y violeta

También te podría gustar...