Punto de inflexión

Tras la contundente derrota cosechada anoche frente al Real Madrid, el Real Valladolid queda instalado en los puestos de descenso a  la Liga Adelante con un pobre bagaje de 12 puntos, con solo 2 victorias, en las 14 jornadas disputadas. Después del parón liguero de la próxima semana por la disputa de la Copa del Rey, la plantilla debe aprovechar para emprender un cambio de rumbo. Sin descuidar la eliminatoria frente al Rayo Vallecano, no cabe duda de que el objetivo fundamental es lograr la permanencia, y para ello los jugadores deben mentalizarse de que los próximos partidos ligueros van a ser claves. Celta, Espanyol, Betis, Granada y Athletic serán los rivales ante los cuales el equipo pucelano debe sumar para escalar posiciones y alejarse de los puestos de descenso antes del final de la primera vuelta.

A pesar de los resultados y la pobre imagen mostrada ayer en el Bernabéu, hay razones para afrontar la situación con optimismo. La clasificación del equipo no es acorde al nivel de juego desplegado por el equipo en algunos partidos, aunque se debe trabajar para minimizar los altibajos y controlando descuidos que han supuesto la pérdida de un buen puñado de puntos. Por lo pronto, Javi Guerra ha recuperado ese olfato goleador que parecía haberse olvidado en la Liga Adelante. Y también se deben tener en cuenta las importantes bajas que ha arrastrado el equipo en jugadores fundamentales como son Óscar por lesión, o Ebert por diferentes sanciones. Por todo ello, la mentalidad del equipo no debe decaer, y junto con el apoyo de la afición todos deben sumar para voltear esta situación lo antes posible.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *