La enésima falta de Patrick Ebert

Y no precisamente hablamos de free-kicks o tiros libres directos a portería que, por cierto, tan bien se le dan al todavía jugador del Real Valladolid, aunque por los recientes acontecimientos, parece que no tardará mucho en salir de la disciplina del José Zorrilla.

Hasta el próximo viernes 31 de enero, y quizás algún día u horas antes, la ciudad de Valladolid estará pendiente del futuro del extremo derecho alemán, Patrick Ebert. Después de su negativa a jugar el pasado sábado, JIM lo apartó de la convocatoria y el club, de boca del Presidente, Carlos Suárez, mostró la intención de expedientar al rebelde jugador.

No es la primera vez que Ebert es noticia en Valladolid por temas extradeportivos. El jugador, de 26 años, que maravilló a la afición blanquivioleta la temporada pasada (recordemos que llegó gratis del Hertha de Berlín en junio de 2012), declaró «no tener la cabeza para jugar». Tiene varias ofertas de distintos clubes nacionales y extranjeros (Málaga, Friburgo y Hannover, principalmente) y está forzando su salida.

El jugador estuvo a punto de marcharse en verano, pero al club no le llegó ninguna oferta apetecible. Cabe destacar que acaba contrato en junio de este año, por lo que si no se marcha ahora, podrá irse gratis a cualquier entidad. Por tanto, el Real Valladolid, tras el episodio del sábado, debe tratar de vender al jugador por el máximo precio posible en este periodo invernal.

Ebert tiene la sartén por el mango. El club blanquivioleta no puede permitirse retener al jugador en el estado de rebeldía. Además, hasta ahora, la afición y la plantilla hubieran estado en contra de la venta del crack alemán, pero el último movimiento pone en su contra a toda una ciudad. Declaraciones post partido del capitán, Javi Baraja:

Cada uno es mayorcito y los 22 que quedamos sabemos lo que nos jugamos y queremos contar con los que realmente estamos al cien por cien.

En la misma línea se expresó el segundo capitán, Álvaro Rubio:

Si tiene la cabeza en otro sitio o se quiere ir, tiene la puerta abierta. Afortunadamente aquí nadie es imprescindible.

Los jugadores del Real Valladolid lo tienen muy claro. Están unidos. Así lo declaró el goleador ante el Villarreal, Jesús Rueda.

Es una falta muy grave de compañerismo y profesionalidad. No puedes borrarte cinco horas antes de un partido y menos en el momento en el que está el equipo.

El representante, en la misma línea

Y es que, en el vestuario blanquivioleta, ya están hartos de él. A las numerosas lesiones musculares (ahora se entiende por qué un jugador con tanta calidad salió gratis del Hertha) se le unen estos episodios de chantaje e inmadurez. Por poner un ejemplo, el jugador, a principio de temporada, sufrió un contratiempo muscular, y no se le ocurrió otra cosa que acudir en bicicleta al entrenamiento.

La última llegó ayer. Según cuenta Ignacio Bailador, periodista de AS en la ciudad, el nuevo representante de Ebert, Tolda Diricam, achaca el error a una falta de entendimiento del idioma de Juan Ignacio Martínez. La excusa roza el surrealismo y trata de evitar una multa interna por parte del club. Desde el entorno del jugador se habla de que le dolía la cabeza y no de que no tuviera la cabeza a tope para el trascendental partido ante el submarino amarillo.

Lo que está claro es que hasta el viernes a las 2 de la mañana, hora en la que se cierra el mercado invernal, el nuevo representante de Ebert va a tener trabajo. Mientras, el jugador seguirá apartado de sus compañeros, entrenándose en solitario o con el equipo juvenil.

Lo que se conoce de la posible operación llega de la Costa del Sol. El Málaga, tan sólo dos puntos por encima del descenso, quiere al jugador. El precio que los de Schuster pondrían encima de la mesa rondaría los 300.000 euros más la cesión del central Ferreira o a una de las perlas de su cantera, el extremo Samu. Las cifras no son suficientes para el Real Valladolid, por lo que tratará de conseguir más dinero por Ebert, bien sea del Málaga o de algún club germano.

El alemán ha disputado, esta temporada, 13 partidos de Liga y dos compromisos coperos. En total, tres goles y cinco asistencias. Parece claro que el José Zorrilla no le volverá a ver tirando esas espectaculares faltas o sacando de manera tan efectiva los córners, cual gorro teutón perfecto encajado en la cabeza de sus compañeros.

 

Samuel Rodríguez

Plumilla pucelano, concretamente de la noble villa de Olmedo. Director de losotros18.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *