La batalla de Villalar

El 23 de abril de 1521, las tropas imperiales de Carlos I se enfrentaron a las de la Junta Comunera, encabezadas por Padilla, Bravo y Maldonado en Villalar, provincia de Valladolid. El ejército de Carlos I de España y V de Alemania venció a los sublevados por la mayor fuerza y número de las tropas.  Desde entonces, y oficialmente desde 1986, el 23 de abril se declara Día de Castilla y León para rememorar aquella batalla histórica de hace casi 500 años. La tradición manda realizar la ofrenda al Monolito de la Plaza Mayor.

La atención futbolística del míercoles 23 se centrará en una batalla perdida del Bernabéu, la Champions. Aunque los dirigentes blancos deberían reflexionar sobre la manera en que han adulterad la competición al aplazar el choque en Valladolid. La atención castellano-leonesa estará en la localidad de Villalar de los Comuneros, donde miles de personas se acercan para disfrutar y reivindicar el día de su comunidad. Y la atención futbolística, tiempo hay para todo, rodeará El Plantío burgalés, escenario de un combate amistoso, reivindicativo por la metedura de pata tras aplazar el encuentro liguero al Valladolid, entre el Burgos CF y el conjunto blanquivioleta

La historia de la Batalla y del amistoso tiene varios paralelismos más, pero no es momento para más comparaciones históricas. El Pucela ha preparado, como titula su web «Último ensayo general», un partido preparatorio para coger forma de cara al encuentro en tierras pontevedresas frente al Celta. Ya lo hizo la semana pasada contra a la selección de Castilla y León, que casualidad o no, ha estado defendiendo el castillo de oro y el león púrpura en Segovia. El combinado regional, en la Copa de Regiones UEFA, resultó semifinalista. La campeona fue Catalunya y segunda Andalucía.

Malos tiempos para pucelanos y burgaleses. Por lo menos para los primeros. El Valladolid está en la cuerda floja de los puestos de descenso. El Burgos disputa la 2ª B, sin apenas opciones de entrar en el playoff de ascenso en el Grupo I. Tampoco es que tiren cohetes los tres representantes «comuneros» de la Segunda. Mirandés, Numancia y Ponferradina son 12º, 14º y 17º respectivamente. La Ponfe lucha por evitar descender. Los sorianos del Numancia están en tierra de nadie a pesar de tener muy cerca lo de abajo y lo de arriba, y el Mirandés respira tras los últimos buenos resultados. Tiene el playoff a cuatro puntos.

Pero si nos centramos en Valladolid  y Burgos, comprobamos que el amistoso viene muy bien para ambos. Los de Caldere vienen de caer 3-0 en Santiago y hasta el domingo no juegan. Es un buen día para abrir El Plantío y que aparezca en frente un equipo de Primera (miércoles 23 a las 12 h). Además, el Pucela no recibirá nada por el partido. La taquilla será íntegra para los del Río Arlanzón. El beneficio se repartirá entre las categorías inferiores. Los no abonados del Burgos pagarán 6 euros mientras que 2 los niños.

Juan Ignacio Martínez no contará con Víctor Pérez ni con Antonio Rukavina. Ni el mediocentro, que había recuperado la confianza del técnico alicantino, ni el lateral derecho, tocado, disputarán algún minuto. A expensas de lo que ocurra con una prueba matinal, Lluis Sastre es duda. El resto de la plantilla blanquivioleta, a priori, tendrá minutos, ya que no compiten oficialmente desde el 11 de abril. Servirá para rodarse, aunque con la mala suerte que han tenido con las lesiones los del José Zorrilla nunca se sabe. Lo cierto es que apetece fútbol en Castilla y León.  Una de las regiones más olvidadas del panorama nacional, existe. Y en este deporte. también. No perdamos a los que después nos representan. Gracias a ambos.

Samuel Rodríguez

Plumilla pucelano, concretamente de la noble villa de Olmedo. Director de losotros18.com

También te podría gustar...