Juan Villar: goles son amores

Goles son amores fue un programa televisivo en la década de los 90, dirigido por Manolo Escobar que hablaba de fútbol, o eso intentaba, porque la audiencia le condenó al ostracismo un año después. También es una frase cada vez más usada en Argentina y en España por la afición, cuando un jugador logra mandar el balón al fondo de las mallas.

Una, dos y hasta tres veces, Juan Villar consiguió hacerlo la pasada jornada, batiendo al guardameta del Oviedo, dos veces a Esteban y una a Miño, para que surgiera ese amor entre los 1.500 fieles aficionados, que celebraron con pasión cada tanto del jugador onubense.

Tres goles que sirvieron para que el habilidoso extremo se sacará el pasado sábado una espina que tenía clavada desde el 31 de mayo del año pasado. Seis días antes había visitado el Carlos Tartiere con el Cádiz en la fase de ascenso a Segunda, y se llevó un empate que les serviría de poco, ya que la derrota en el Ramón de Carranza les dejaba un año más en la categoría de bronce.

El Real Valladolid apostó por él en verano y ya ha demostrado con creces su fichaje, con 12 goles, incluido su primer hat-trick en el fútbol profesional. Este momento pasa a engrosar una lista de gratos recuerdos: «voy a tener un buen recuerdo del Carlos Partiere», señalaba el onubense. Tres goles como tres soles, pero Villar no se queda con ninguno en especial: «me quedo con los tres, porque meter tres goles en Segunda División es muy complicado”, y él lo ha hecho.

Me quedo con los tres, porque meter tres goles en Segunda División es muy complicado

Es su tercer hat-trick, el primero en Segunda, los otros dos anteriores los logró con el San Roque y con el Cádiz. En la última jornada de la temporada 2009/10 Juan Villar lograba su primer triplete en la victoria del San Roque por 2-6 ante el Jérez Industrial. Y tres temporadas después, en la jornada 20, de la temporada 2012/2013 lograba un hat-trick con el Cádiz ante el Loja. Una victoria por 1-3, anotando dos tantos en la primera parte, como en Oviedo, y el otro en la segunda.

Con doce goles es el quinto máximo artillero de la categoría de plata, tras el jugador del Elche Sergio León -17 goles-, David Rodríguez del Alcorcón, -14-, o Toché y Florin del Oviedo y Córdoba respectivamente -13-.

El año pasado el ariete Jonathan Pereira, ahora en el Lugo, anotó tres goles en la victoria ante el Mallorca a domicilio, por 1-5, siendo el último jugador que viste la blanquivioleta en lograr tal hazaña.

Jonathan Pereira era el último blanquivioleta en lograr un hat-trick, lo hizo el año pasado en Mallorca

Para encontrar otro hat-trick en Segunda, hay que remontarse al 2012, Javi Guerra logró tres goles en la victoria ante el Sabadell por 1-4. El propio Guerra marcó también un triplete en Primera División ante el Celta, en diciembre de 2013.

Dani Martin

Periodista. Escribo en blanco y violeta

También te podría gustar...