Villarreal 1 – 3 Valencia: La suerte sigue dando la espalda al Villarreal

Merecer, lo que se dice merecer, poco mereció el Valencia, pero en fútbol se sabe que lo que importa son los goles y a los de Nuno, con tres dianas y con poco juego, les ha bastado para amargar la tarde a un buen Villarreal, al que solo le ha faltado lo que le viene faltando toda la temporada: suerte.

Y con suerte empezaba el encuentro para los valencianistas. Transcurría el minuto 6, cuando Sofiane Feghouli centraba al área un balón raso, que golpeaba a Trigueros y hacía el primero de la tarde, ante el asombro de Sergio Asenjo, que nada pudo hacer. Una de cal y una de arena para el ‘14’ amarillo, que en un minuto veía como a punto estaba de adelantar a su equipo, pero que poco después se convertía en el verdugo de los suyos. Más tarde, el de Talavera de la Reina, sería el autor del bien merecido gol de honor para el cuadro de Marcelino García Toral.

Tras el gol en propia meta de Trigueros, el Submarino Amarillo seguía a lo suyo y el asedio era más notable, con ocasiones más claras, sobretodo, en los primeros 20 minutos del encuentro, que fueron 100% amarillos. El Valencia, con el autobús, seguía esperando a la contra.

La segunda ocasión de la tarde para los locales, la tuvo el nigeriano Uche, que no llegaba a un centro del ruso Cheryshev. Era el presagio de lo que iba a suceder después: un bombardeo del submarino.

Los ches salieron con el síndrome Riazor al césped del Madrigal, pero esta vez con la ausencia de su capitán, Dani Parejo. El juego del equipo, con el portugués Andre Gomes al mando, no aparecía. Salvo el argelino Feghouli y toda la zaga, que andaba loca por parar las embestidas del Villarreal. No se vio al Valencia de otras citas. A pesar de ello, que no le digan a este equipo que no sabe defender.

Con el mejicano Giovani dos Santos enchufado y Denis Cheryshev haciendo todo cuanto se le antojaba, el Villarreal iba embalado a por el empate, que casi cantó en varias ocasiones, si no fuera por el brasileño Diego Alves, al que en Mestalla deberían empezar apodarle “San” Alves porque lo de este chico es espectacular.

Cheryshev dispuso de tres ocasiones manifiesta para equilibrar la balanza, pero no acertó a perforar la meta valencianista. El lateral izquierdo se adjudicaba el MVP, después del recital de buen juego de la primera mitad. Con el pitido del colegiado, los ches respiraban de alivio, tras el linchamiento amarillo.

El paso por vestuarios supuso un cambio en el juego del Valencia. Los castellonenses dejaron jugar a su rival y cayeron en el error de dejarles la posesión, cosa que no habían hecho durante prácticamente toda la primera parte.

Con la posesión, el Valencia fue otro y André Gomes también. El portugués se puso el mono de trabajo y el sindrome de Riazor desaparecía por momentos en el juego blanquinegro. El “duende” Piatti, también recuperado, comenzó a hacer de las suyas y  de sus botas nacieron los dos goles que terminarían por torpedear el submarino amarillo.

La primera, de jugada personal en el minuto 63, donde el argentino conseguía deshacerse de su marca, centraba al àrea y el alemán Shkodran Mustafi marcaba de cabeza el segundo de la noche. Asenjo no llegaba a detener el cabezazo del central valencianista. La segunda «míster» Piatti botaba el córner, que otra vez remataba Mustafi y no fallaba. 3-0 y el germano dejaba el choque sentenciado en el 72 y con cara de desesperación a todo el aficionado amarillo y sus futbolistas.

El gol del honor llegó merecidamente para el Villarreal por mediación del centrocampista Trigueros. Los de Marcelino, por segunda vez consecutiva, ofrecen una buena imagen, pero otra vez siguen sin tener suerte en sus partidos, a pesar del gran juego ofrecido y con 14 puntos se quedan octavos, a 5  de los puestos que dan acceso a Europa.

En el Valencia están de enhorabuena, ya que con esta victoria rompen la racha de siete temporadas sin ganar en el Madrigal y se colocan segundos, empatados a 23 puntos con el Atlético de Madrid y a uno de la cabeza de la tabla.

Ficha técnica:

Villarreal: Asenjo, Mario, Gabriel, Dorado, Jaume Costa, Moi Gómez (Jonathan dos Santos, m.61), Trigueros, Bruno, Cheryshev, Giovani (Vietto, m.65) y Uche (Gerard Moreno, m.70).

Valencia: Diego Alves, Barragán, Otamendi, Mustafi, Gayá, Javi Fuego, Feghouli (Carles Gil, m.77), André Gomes, Rodrigo (De Paul, m.86), Piatti y Alcácer (Negredo, m.78).

Goles: 0-1, m.5: Trigueros, en propia puerta. 0-2, m.64: Mustafi. 0-3, m.73: Mustafi. 1-3, m.87: Trigueros.

Árbitro: Pérez Montero (Colegio Andaluz). Amonestó a Mario (m.53) y Dorado por parte del Villareal (m. 71) y a los visitantes Otamendi (m.46), Rodrigo (m.59) y Gayá (m.79) del Valencia.

Raúl Molina

Periodista catalán de nacimiento pero valenciano de sangre y corazón. Su pasión, el fútbol y su gran amor, el Valencia.

También te podría gustar...