Valladolid 0 – 0 Valencia: El tren vuelve a pasar de largo

Valladolid y Valencia afrontaban el choque con la intención de acercarse a sus respectivos objetivos. Pero, como tantas y tantas veces en lo que llevamos de campaña, el tren volvió a pasar de largo para ambos. Los de JIM dejaron escapar una oportunidad de oro para alejarse aún más de los puestos de descenso y encarar con más tranquilidad la visita a El Sadar de la próxima semana. Tres cuartos de lo mismo para el equipo de Mestalla que, a pesar de que consiguió lavar ligeramente la desastrosa imagen mostrada en el último encuentro de Europa League, no supo aprovechar las derrotas de Villarreal y Real Sociedad para acercarse a la zona europea.

El duelo arrancó con mucho ritmo y con ambos conjuntos buscando con ahínco la portería rival y repartiéndose oportunidades muy claras de gol. Alcácer perdonó a los diez minutos un mano a mano con Jaime, que adivinó la intención del delantero de Torrent para salvar el primero del Valencia. El Valladolid también dispuso de una oportunidad buenísima en las botas de Larsson, pero Vezo estuvo rapidísimo para taponar el remate del centrocampista sueco.

Los visitantes controlaban la posesión del balón y los locales buscaban hacer daño a la contra. El equipo de Juan Antonio Pizzi puso en los primeros compases toda la intensidad que le faltó el jueves pasado en Suiza y, gracias a la presión, no permitía al Valladolid sacar la pelota jugada desde atrás.

Parejo empezó a perder protagonismo en el centro del campo y su equipo lo acusó de manera notable. El Pucela se hizo poco a poco con el dominio del encuentro y Pizzi pedía a los suyos que no se metieran atrás. Ahora era el Valencia el que buscaba hacer daño con pases directos a la espalda de los centrales vallisoletanos. A todo esto, Vargas volvía a fallar un gol cantado, como ya lo hizo en dos ocasiones ante el Basilea, tras recibir un pase dentro del área de Paco Alcácer.

El propio ariete valenciano pudo abrir el marcador al borde del descanso. Sin embargo, como si estuviera poseído por el espíritu fallón de su compañero chileno en la delantera, mandó a las nubes una gran asistencia de Parejo. Sin duda, la mejor jugada colectiva de los blanquinegros en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Tras el descanso, el encuentro continuó por los mismos derroteros. El Valencia seguía llevando peligro a la meta de Jaime, pero ni Feghouli primero, ni Alcácer después lograron batir al portero blanquivioleta. Lejos de amilanarse, el Valladolid también buscó el gol con insistencia en los primeros minutos, con idéntico resultado que tuvieron las acometidas del equipo de Pizzi. No era el día de los delanteros.

El cansancio hizo mella en los dos equipos, sobre todo en el visitante, que empezó a perder la efusividad ofensiva que había demostrado en la primera hora de juego. Los cambios sentaron mejor al equipo de JIM, que dejó de sufrir atrás y comenzó a llegar al área del Valencia con mayor asiduidad. El Valladolid echó de menos a Javi Guerra, maniatado en todo momento por un colosal Javi Fuego, que no acusó en ningún momento el cambio de posición y cuajó un partido sensacional como defensa central.

Consciente de lo mucho que se jugaba su equipo, la afición del José Zorrilla espoleó a los suyos en los últimos minutos del encuentro. Un aliento que no sirvió para que los blanquivioletas encontraran el gol de la victoria. La igualada tampoco satisface al equipo valenciano, que sólo ha sumado seis de los últimos veintiún puntos en Liga, y que este jueves necesitará un milagro en forma de 4 -0  para estar en las semifinales de la Europa League.

Ficha técnica:

Valladolid: Jaime, Rukavina, Rueda, Valiente, Peña, Álvaro Rubio (Rossi, min. 77), Víctor Pérez, Larsson (Jeffren, min.23), Óscar, Javi Guerra y Manucho (Bergdich, min 60).

Valencia: Guaita, Joao, Vezo, Javi Fuego, Bernat, Keita, Dani Parejo, Feghouli (Piatti, min.62), Vargas (Míchel, min. 79), Fede (Oriol, min. 92) y Alcácer.

Árbitro: Muñiz Fernández amonestó al local Álvaro Rubio; y a los visitantes Javi Fuego y Fede.

Alejandro Martín García

Periodista valenciano con corazón blanquinegro y afincado en la meseta. Antes intentaba jugar a fútbol, ahora prefiere contarlo.

También te podría gustar...