Valencia CF: En busca del gol

Mestalla quiere gol y lo quiere ya. El gol es la máxima preocupación para el nuevo Valencia de Peter Lim. En cuestión de días, cuando el empresario singapurense sea oficialmente propietario de la entidad, se sentará con Pizzi, Rufete y Amadeo Salvo para decidir qué delanteros se ajustan más a las pretensiones del club.

Y es que el pobre registro goleador del Valencia CF esta temporada, 51 goles, no se daba desde la temporada 2007/2008 cuando el equipo che se jugó el descenso de categoría en las últimas cinco jornadas. En aquella ocasión fueron 48, tan solo 3 goles de diferencia pero que a punto estuvieron de no bastarle para mantenerse en Primera.

Este dato, alarmante para un equipo de la talla del Valencia, ha hecho que las oficinas del club tengan como prioridad reforzar la delantera. Se necesita gol y, a partir de ahí, seguir confeccionando el equipo con el apretado e intenso mercado de fichajes que se espera este verano.

Suenan nombres de la talla de Jackson Martínez, jugador del Oporto y que no ha renovado; Lukaku, jugador cedido al Everton esta temporada pero propiedad del Chelsea de José Mourinho; y “Chicharito” Hernández, delantero del Manchester United y que se ajusta al nuevo proyecto deportivo. Lim quiere un fichaje mediático y de renombre y estos tres, con el poder adquisitivo del que se dispone, son los que a día de hoy más fuerza tienen.

El Mundial será el escaparate perfecto para el futuro nuevo delantero del Valencia C.F y tanto Pizzi como Rufete estarán muy atentos a la posible explosión futbolística de algún jugador de menor renombre. Ésta también es una opción que no se descarta.

El panorama de fichajes está en plena efervescencia. La competitividad se ha trasladado del campo a los despachos y a la vista está que jugadores cómo Garay o André Gómes, pretendidos por el club, han perdido fuerza con el paso de los días. Equipos como Nápoles o Zenit han puesto su mira seriamente en estos futbolistas y ahora serán un obstáculo para el Valencia si finalmente el club ché quisiera hacerse con sus servicios.

Las oficinas del club están a la espera de que Bankia dé el OK definitivo a Lim y a su directiva para actuar. Pese a ello, no se ha dejado de engrasar la máquina para que cuando llegue ese día no surjan imprevistos y la ansiedad no haga mella en la gestión deportiva. Por ahora son todo tanteos pero, en virtud del «no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy», desde hace semanas ya se está trabajando en la confección del nuevo equipo.

Esperamos el pistoletazo de salida para que este nuevo Valencia salga disparado hacia un futuro mejor. Todos correremos a su lado. Bankia, decídete ya.

Raúl Molina

Periodista catalán de nacimiento pero valenciano de sangre y corazón. Su pasión, el fútbol y su gran amor, el Valencia.

También te podría gustar...