El Valencia CF completa una temporada para olvidar

¡Por fin se ha acabado la temporada! Esta es la expresión más repetida por los aficionados valencianistas en los últimos días. La campaña 2016/2017 ha sido la peor de la historia del Valencia CF en sus 98 años de vida. Hasta tres entrenadores ha tenido el banquillo de Mestalla y ha sido el delegado del equipo, Voro, quien tomó las riendas del club en el mes de enero y quien ha conseguido salvar la categoría.

Las cosas se torcieron desde el principio

En el verano de 2016 el objetivo del equipo era clasificarse entre los cuatro primeros para poder jugar la próxima edición de la liga de campeones, pero la realidad es que el Valencia CF temió por la permanencia en Primera División y ha quedado muy lejos de los puestos que dan acceso a jugar competiciones europeas.

Pako Ayestarán fue el elegido para hacerse cargo del equipo y cambiar el rumbo que llevaba tras la lamentable temporada anterior. La liga empezó mal. El equipo perdió los cuatro primeros partidos, dejando muy mala imagen; el técnico vasco fue destituido. Su lugar lo ocupó temporalmente el delegado del equipo, Voro, que logró dos victorias consecutivas ante Alavés y Leganés, y parecía que el Valencia CF podía volver a soñar con hacer algo en esta liga. Voro era un técnico de paso hasta que se fichara uno con experiencia para que devolviera al club donde merece estar. El elegido fue Cesare Prandelli. La ilusión volvió Mestalla, pero no iba ser nada más que un espejismo en medio del desierto.

Prandelli no tuvo éxito

El técnico italiano llegó a un club que llevaba más de un año vagando por la liga y sin un referente contrastado y con experiencia en el banquillo. Para la afición, Prandelli era el hombre perfecto. Un entrenador con carácter y conocedor del fútbol actual. Todo empezó muy bien, con una victoria en El Molinón ante el Sporting de Gijón pero eso fue todo. La situación en el equipo era complicada, los resultados no llegaban y el Valencia CF cada vez estaba más cerca de los puestos de descenso. Una rueda de prensa polémica de Prandelli echando en cara la actitud de los jugadores y poniéndolos en la palestra como los responsables de la situación, acabó con la dimisión de Prandelli y posteriormente la del director deportivo Suso García Pitarch.

2017 comenzó con Voro otra vez como técnico valencianista y está vez, el club lo ratificó hasta final de temporada.

Voro, el salvador

Cuando de nuevo retomó las riendas del equipo el técnico valenciano, el club estaba sumido en una profunda crisis social y deportiva. El Valencia CF “coqueteaba” con el descenso y estaba empatado a puntos con el Sporting de Gijón, que en aquel momento, ya estaba en los puestos calientes de la clasificación.

Voro logró cambiar la mentalidad de los jugadores y que se pusieran las pilas para sacar la situación adelante. En el mes de Marzo, cuando mejor iban las cosas para el equipo, mucha gente se atrevía incluso a soñar con llegar a Europa, pero nada más lejos de la realidad, los jugadores bajaron los brazos con la permanencia conseguida y se dejaron llevar hasta final de temporada.

El Valencia CF buscaba entrenador para la próxima temporada y el propio Voro, sonaba en todas las quinielas para ocupar ese puesto. Él ni afirmaba ni desmentía nada, pero el club necesita un entrenador contrastado que cambie la situación dramática que se vive en las últimas dos temporadas. Marcelino García Toral es el elegido para ponerse al mando de la nace che y cambiar el rumbo hacia buen puerto.

Algunos jugadores señalados

En un club de fútbol cuando las cosas van mal siempre se mira al banquillo y el entrenador es el que se destituye. Los jugadores del Valencia CF esta temporada han sido los máximos responsables de la nefasta temporada que han hecho. Desde el portero al delantero, pasando por los defensas y los centrocampistas, todos tienen culpa de que el equipo haya completado una de las peores ligas de su historia.

Diego Alves, Aderlán Santos, Rodrigo, Enzo Pérez, etc. Son varios de los jugadores que han sido criticados por parte de la grada de Mestalla esta temporada. Mención aparte merece el nombre de dos futbolistas: Joao Cancelo y Dani Parejo.

El lateral derecho portugués es un jugador joven con mucha proyección y seguido por varios clubes punteros de Europa. Acabó la temporada pasada y empezó esta a un gran nivel pero poco a poco se fue desinflando. El punto de inflexión fue cuando tras marcar un gol ante el Deportivo de la Coruña, mando callar a la grada de Mestalla. Es cierto que, inmediatamente pidió disculpas, pero simplemente era un reflejo de lo que ocurría en el Valencia CF en esos momentos.

En cuanto a Parejo, es un futbolista con muchísima calidad y vital en el centro del campo del equipo. Lleva más de seis temporadas en el club y ha sido capitán en varias ocasiones. El de Coslada, nunca ha caído bien en Mestalla y siempre ha estado en el punto de mira. Siempre que se abre el mercado de fichajes quiere marcharse, veremos lo que pasa este verano.

En resumen, la temporada del Valencia CF ha sido nefasta y la afición, poco a poco, ha ido vaciando Mestalla. Los números, la actitud de los jugadores y la dirección del club, comandada por Peter Lim, no está siendo acertada y eso no es lo que se merece un club con tanta historia como el Valencia. Parece que algo está cambiando en la capital del Turia y que la temporada que viene puede haber un proyecto serio, veremos lo que pasa.

También te podría gustar...