Nuno ya es historia

Tras conocerse la noticia de que Nuno Espírito Santo dejaba de ser entrenador del Valencia C.F, gran parte de la afición no dejó pasar la oportunidad de mostrar su satisfacción. Las redes sociales eran ayer el principal catalizador de un sentimiento conjunto de alivio y satisfacción. Desde hacía ya varias semanas, e incluso meses, se sucedían por parte de la afición che, los mensajes y campañas en contra de las decisiones que cada jornada el ya ex entrenador valencianista tomaba. #Limtíralo o #NuNO se convirtieron en los hashtags oficiales que gran parte de los aficionados utilizaban para mostrar su descontento.

La última derrota en el estadio Sánchez-Pizjuán frente al Sevilla por 1-0, y sin haber disparado ni una sola vez a puerta, propiciaron lo que parecía que el entrenador luso ya sabía antes incluso del partido. Al parecer, tanto el propietario del club Peter Lim como la presidenta ejecutiva Lay Hoon tenían tomada ya la decisión, y así se lo hizo saber el magnate singapurense en una conversación que mantuvieron ambos pocos días atrás. Era el propio Nuno el que se encargaba de despejar las dudas a cerca de su destitución: «Antes del partido he hablado con la presidenta y con Peter Lim y coincidimos en que la situación no es buena» (…) «Cuando las cosas no van bien hay que tomar decisiones» apuntaba él mismo.

Una curiosidad ha tener en cuenta y que refuerza el adiós de Nuno, es la forma en que los jugadores se enteraron de la noticia. Al parecer el luso no pasó por el vestuario después del partido en Sevilla y fue el capitán Dani Parejo el que escuchó las declaraciones que luego la prensa se encargó de difundir, algo absolutamente esperpéntico, «no podía acabar de otra forma» debieron pensar algunos. Un Parejo que en las declaraciones post-partido opinaba sobre la marcha de su ex entrenador «habrá visto que no puede» comentaba. «Estamos nosotros, tenemos que tirar hacia delante, defender la camiseta, defender el escudo y estar más unidos que nunca» sentenciaba el centrocampista al preguntarle sobre cómo afrontaban el futuro.

Voro y Phil Neville han dirigido el entrenamiento matinal. Vía: plazadeportiva.com

Voro y Phil Neville han dirigido el entrenamiento matinal. Vía: plazadeportiva.com

Precisamente el futuro es el que está ahora en el aire. Tras, esta vez sí, haberse despedido uno por uno Nuno de los jugadores esta mañana en Paterna, el entrenamiento ha estado dirigido por Voro y Phil Neville. Y en el horizonte, partidos de gran trascendencia aguardan a los valencianistas; el Barakaldo como primer escollo en Copa del Rey, una competición a la que el año pasado se tenía muchas ganas y en la que se cayó estrepitosamente. Seguidamente el día 5 se presentará en Mestalla nada más y nada menos que el actual líder de la liga, el F.C Barcelona, poco se puede añadir del estado de forma de los de Luis Enrique.

Los problemas en el calendario continúan porque el día 9, también en Mestalla, el Valencia se juega su continuidad en la máxima competición europea. En frente, un Olympique de Lyon clasificado último en este grupo H y que todavía tiene mucho que decir. Por su parte, el conjunto al conjunto blanquinegre sólo le vale ganar y que el Gent, que juega contra el Zénit ya clasificado como primero, no haga lo propio. Y todo ello con el añadido para los mandatarios ches de buscar un sustituto.

Al respecto de este último hecho, entre una de las corrientes mayoritarias de accionistas y mandatarios de la entidad se coincide en que el nuevo técnico ha de estar totalmente desvinculado del agente Jorge Mendes, pues para estos y la mayoría de la afición, el portugués seria uno de las partes a evitar a partir de ahora, atendiendo al rendimiento de gran parte de la cartera de futbolistas que Mendes ha traído a Valencia, entre los que se encuentra también el propio Nuno.

Otro de las inmediatas consecuencias  que acarrea la reciente noticia expuesta en el presente artículo, es la probable vuelta al equipo de dos jugadores fundamentalmente: Álvaro Negredo y Rodrigo de Paul. Ambos, más el primero que el segundo, no han contado para Espírito Santo esta temporada y los motivos que este último argumentaba cada vez tenían menos sentido. En la memoria, los vitoreos de una afición en Metalla hacia Negredo, el cual no pudo hacer otra cosa más que sonreir resignado en la grada. Una incómoda situación provocada por una sucesión de polémicas decisiones que cada vez gustaban menos y a las que no se daba explicación.

Sea como fuere, veremos cómo afronta la plantilla mentalmente toda esta serie de recientes acontecimientos y sobre todo cual va a ser el modus operandi a partir de ahora en un equipo que todavía tiene margen de maniobra si quiere disputar de nuevo el año que viene la máxima competición europea, el objetivo marcado al inicio de la era Lim.

También te podría gustar...