Los números del Valencia no engañan

Como decía aquel mítico anuncio de televisión, el algodón no engaña. Las sensaciones del equipo de Mestalla en este inicio de competición no podían ser mejores. Una buena manera de medir este momento dulce es echando un vistazo a los números. Con el triunfo cosechado en El Madrigal el pasado domingo, el Valencia se encarama a la segunda plaza de la clasificación y se coloca al frente de la terna de equipos de Los Otros 18 que luchan por acabar con la tiranía ‘duopolista’.

Desde el primer día que Nuno pisó Valencia tenía claro que para alcanzar el éxito necesitaba un equipo sólido y correoso. Recuperar la solidez defensiva era el objetivo prioritario para el luso y su tozudez ya ha empezado a dar sus frutos. En diez encuentros, solo el Deportivo ha podido hacerle más de un gol a los de Mestalla, que han conseguido dejar su portería a cero en tres ocasiones.

Mustafi, Otamendi y Javi Fuego forman un Triángulo de las Bermudas particular capaz de hacer desparecer de un plumazo las esperanzas de los atacantes rivales. No en vano, el Valencia es, junto al Atlético de Madrid, el tercer equipo de la Liga BBVA que menos goles encaja. Únicamente el Málaga (8) y el Barcelona (4) superan el registro defensivo de los valencianistas, que han tenido que recoger el balón de sus redes en nueve ocasiones.

La mejoría en defensa es palpable y la estadística es clarificadora. Pero todavía resultan más sorprendentes los números del Valencia en ataque. Es el segundo equipo más goleador de la Liga (23) por detrás del Real Madrid, eso sí, ha necesitado la mitad de disparos a puerta que Cristiano y compañía para alcanzar esa cifra. Los de Nuno han marcado 23 tantos con solo 71 intentos de remate, lo que supone que el 32,4% de los tiros acabaron en gol.

Ningún equipo hasta la fecha muestra la eficacia del Valencia de cara a portería. El Real Madrid es el segundo en este apartado estadístico con un 25,3% (37 goles/146 remates), seguido del Sevilla 20,7%, el Barcelona 16,2% y el Atlético 16%.

Ante el Villareal, el equipo de Mestalla exhibió este poderío de eficacia. Dos saques de esquina rematados a la red por Mustafi fueron suficientes para hundir al Submarino, que sufrió en sus propias carnes la fiabilidad anotadora de su vecino. El Valencia tiene dinamita repartida por todas sus líneas y ha descubierto que sus centrales tienen alma de ‘killer’. Once jugadores han marcado en lo que llevamos de temporada, con la aparición inesperada del campeón con la Mannschaft, incluido en el once ideal de la Liga del mes de octubre y segundo máximo goleador del equipo con tres dianas.

Tras diez jornadas, el Valencia se encuentra metido de lleno en la lucha por el liderato y es una de las sensaciones de la Liga. Si hay alguien que, junto al actual campeón, puede acabar con la tiranía bicéfala de nuestro fútbol, ese es el equipo de Nuno. Quizás sea hablar por hablar. Lo que no tiene discusión es que los números del Valencia no engañan.

Alejandro Martín García

Periodista valenciano con corazón blanquinegro y afincado en la meseta. Antes intentaba jugar a fútbol, ahora prefiere contarlo.

También te podría gustar...