Las heridas del no fichaje de Rodrigo Caio

Ahora va y resulta que no. Que al final Rodrigo Caio no será la primera incorporación del Valencia 2015/16. Su rodilla derecha no ha superado ninguno de los tres exámenes médicos a los que ha sido sometida. Dos revisiones en Valencia, y una tercera llevada a cabo por el Doctor Cugat en Barcelona determinan que el factor riesgo es demasiado elevado como para pagar 12,5 millones de euros más 6 en variables por su traspaso. Rodrigo Caio no jugará en el Valencia, pero todavía se desconocen las consecuencias que dejará en la entidad de Mestalla el terremoto institucional que ha supuesto el no fichaje del joven brasileño.

Todo empezó hace diez días cuando el Sao Paulo hizo pública la venta del futbolista. Un anuncio que cogió por sorpresa tanto a la secretaría técnica  que encabeza Rufete como al presidente ejecutivo del club, Amadeo Salvo. La decisión de Nuno y Jorge Mendes, a espaldas de Rufete y Salvo, ha abierto una herida difícil de cicatrizar en el club. Son muchas las incógnitas que deja abiertas el ‘caso Caio’, y el silencio que guardan Meriton y Peter Lim respecto a este asunto no hacen más que agravar una situación incómoda y que daña la imagen de seriedad que transmitía el proyecto hasta el momento.

¿Quién ficha en el Valencia?¿Cual es el papel que juega Jorge Mendes en el club?¿Qué responsabilidad tiene Nuno Espírito Santo en los fichajes?¿En qué situación deja este embrollo a Rufete?¿Y a Salvo?¿Qué opina respecto a todo esto Peter Lim?

Mientras el Valencia trata de dar respuesta a estas preguntas, el resto de rivales sigue reforzándose. Aquí vuelve a aparecer el nombre de Rodrigo Caio, que después de la negativa de la entidad valencianista, negocia su fichaje por el Atlético de Madrid, club con el que sí que ha superado las pruebas médicas. Un motivo más para aquellos que sospechan que detrás de todo esto hay algo más que  un problema en las rodillas del jugador. Quien sabe si Iker Jiménez acabará resolviendo todos los misterios que a muchos nos deja el no fichaje de Rodrigo Caio.

Lo único cierto es que el Valencia sigue sin reforzar la posición de mediocentro y el baile de nombres vuelve a empezar, eso sí, ya sin la que hasta ahora parecía la primera opción: Gianni Imbula. Entre guerras internas, revisiones médicas, acuerdos y desacuerdos; el club de Mestalla sólo ha tenido tiempo en tres semanas de comprar los derechos de Joao Cancelo. No es menos cierto  que todavía queda mucho verano por delante, pero la sensación que transmite la entidad desde aquel gol de Alcácer en Almería dista mucho de ser la de un equipo ambicioso y serio que aspira a regresar a la élite del fútbol continental.

Alejandro Martín García

Periodista valenciano con corazón blanquinegro y afincado en la meseta. Antes intentaba jugar a fútbol, ahora prefiere contarlo.

También te podría gustar...