En el nombre del Padre, del Hijo y de Nuno Espirito Santo

Este Valencia tiene alma. Vuelve a ser un bloque reconocido y reconocible que ha recuperado las señas de identidad que hace no mucho tiempo le llevaron a lo más alto. Pocos se acuerdan ya de aquel equipo insulso y sin carácter de temporadas pasadas. El espíritu del mejor Valencia ha vuelto y gracias, en gran medida, a la labor de un recién llegado: Nuno Espirito Santo.

Al portugués no ha hecho falta que nadie le explique lo que significa el Valencia. Traía la lección bien aprendida de casa. Sabe que ha aterrizado en un club que exige el máximo a todo aquel que se compromete a defender su escudo. Se puede jugar bien, mal o regular; pero lo que jamás puede faltar es el compromiso y la entrega. En el Valencia de Nuno, el esfuerzo no se negocia.

Alma, espíritu, carácter, personalidad, identidad…Términos con una carga de subjetividad muy alta que, sin embargo, también se ven reflejados en la realidad. Los números de los de Nuno en este arranque de competición ponen de manifiesto el proceso madurativo y de crecimiento que está viviendo el equipo desde la llegada del técnico luso. Único invicto de Los Otros 18, segundo en la clasificación a solo dos puntos del liderato y con un bagaje de cuatro goles encajados en siete encuentros. Con un triunfo este fin de semana en Riazor, Nuno igualaría el mejor arranque liguero de la historia del club, que a día de hoy ostenta Unai Emery con los 20 puntos que cosechó en las ocho primeras jornadas de la campaña 2008/09. Las sensaciones le avalan, pero los números también.

Nuno: Los jugadores quieren estar en el Valencia CF, buscan ganar y tienen mucha hambre

La llegada de Nuno estuvo lejos de ser idílica. Su fichaje fue recibido con una mezcla de sorpresa e indiferencia a partes iguales entre el valencianismo. El club volvía a apostar una vez más por un entrenador con poca experiencia en banquillos de primer nivel después de los intentos fallidos de Pellegrino y Djukic. Esta vez, además, el nuevo técnico era un completo desconocido para la afición, que veía en Nuno un caso claro de ‘enchufismo’, dada la amistad que le une con Jorge Mendes y con el que a no mucho tardar será el dueño del club, Peter Lim.

El sentimiento es lo importante y lo tenemos, pero hay que trabajar día a día

Tres meses después, todas las dudas que generó su contratación se han transformado en ilusión. Nuno ha inyectado en la plantilla un carácter ganador como hacía tiempo que no se veía en Mestalla. Se ha ganado a pulso el cariño de la afición y el respeto de sus jugadores. Nadie se atreve a discutir su figura, y al que lo intentara le faltarían motivos. Llegarán momentos difíciles y habrá que ver si se mueve tan bien en la tormenta como en los días soleados. De momento, lo que no se discute es que Nuno es el alma de este Valencia.

Alejandro Martín García

Periodista valenciano con corazón blanquinegro y afincado en la meseta. Antes intentaba jugar a fútbol, ahora prefiere contarlo.

También te podría gustar...