El Valencia, los árbitros y el Sevilla: me lo tomo a guasa

El emparejamiento entre Sevilla FC y Valencia CF en semifinales de la UEFA Europa League parece haber desenterrado viejos fantasmas del pasado entre la afición valencianista, a tenor del artículo con el que mi compañero redactor del conjunto ché, Raúl Molina, nos deleitó este pasado miércoles.

Todo parece venir de la derrota infligida por el cuadro sevillista sobre el valencianista en la última jornada de la pasada temporada, en la que Jonas fue «injustamente» expulsado (por poco saca del campo de una patada a Alberto Moreno) y que a la postre les privó de plaza Champions.

Una derrota que parece aún escocer por tierras levantinas. Sostiene Raúl que en las últimas visitas se han dado una serie de actuaciones arbitrales que se cebaron con sus intereses, aunque a decir verdad poco le falta para quejarse de que los goles encajados por el Valencia en las últimas visitas (casi todas contadas por derrotas) a Nervión fueron obra del linier, que saltó a rematar los córners…

De hecho, puestos a recordar la expulsión de Ricardo Costa (mano fuera del área señalada como penalti que le costó la segunda amarilla) en la última visita liguera del Valencia a Nervión, también podría recordar la evidencia (indemostrable, por desgracia) del toque recibido en el descanso por el árbitro que le llevó a no señalar otros tres penaltis flagrantes en la segunda mitad en el área valencianista.

De hecho, el Valencia en el Ramón Sánchez-Pizjuán hace recordar a quien escribe lo más esperpéntico vivido en un campo de fútbol: que la grada ovacione al trencilla de turno cuando por fin, tras muchas patadas, empujones y agarrones de David Albelda, tuvo a bien señalar falta.

Por favor, que no se malinterprete este artículo. Vaya por delante que todas las opiniones son bien recibidas siempre y cuando tengan una base y no falten a la verdad. Sin embargo, hay ocasiones en las que dichas opiniones o se respetan o se toman a guasa porque no hay por dónde cogerlas. Y en Sevilla todo lo que falta de empleo nos sobra de guasa.

Decimos esto porque no se puede tomar más que a guasa que digan que visitar el Ramón Sánchez-Pizjuán es sinónimo de quedarse con uno menos. El Sevilla FC y su afición tienen el dudoso honor de ser el único caso en el fútbol español que han visto cómo expulsaban a su capitán por recibir un puñetazo que le dejó KO. Y en casa, por cierto. Quizá, como decía nuestro amigo valenciano, el color rojo carmesí (por favor, ¿qué es eso de «rojo tizón»?) de la grada hizo efecto sobre el colegiado de aquella noche… pero se confundió de destinatario.

¿Beneficios al Sevilla por parte del colectivo arbitral? A principios del siglo XXI el mítico programa ‘El Día Después’ realizó un reportaje sobre los errores arbitrales con el Sevilla como víctima que elevó hasta ¡21! los puntos birlados por los árbitros una temporada que acabó en descenso.

Por no hablar del caso más sangrante y mucho más reciente: un nefasto, indigno y non grato Iturralde González dejó sin señalar hasta tres penalties en el Mallorca-Sevilla de la penúltima jornada de Liga 2006/2007, con los sevillistas peleando el título. Se da el caso de que el por entonces mallorquinista y anteriormente sevillista Héctor Berenguel reconoció haber hecho penalti voluntariamente a Luis Fabiano… pero ni por ésas.

Nos hablaba también de que los recogepelotas desaparecían, y éste es un tema preocupante. No lo decimos por el hecho en sí, que es mentira, sino porque desde hace años el cuerpo de recogepelotas de los partidos que juega el Sevilla como local está formado por el Sevilla Femenino… amigo Raúl, ¿acaso no viste a «nuestras bellezas», como las llama un amigo mío?

Y por último, el remate del comentario (y con perdón, del despropósito) sobre el presunto mal fario que tiene el Valencia en Sevilla, ciudad que en los últimos 20 años ha visto a los ché proclamarse campeones de Liga y de Copa del Rey, no hay por dónde cogerlo… ¡Raúl, tío (perdona las confianzas), esa mala suerte la queremos todos!

Para terminar, que esto ya se hace pesado, acabaremos con lo que parecen buenas noticias para el conjunto ché en Sevilla: esta noche no habrá un árbitro español, ese espécimen que parece tener ojeriza por todo lo que huela a Valencia. Lo que sí estará será la afición del Ramón Sánchez-Pizjuán, la única reconocida por la RFEF como el ‘Jugador Número 12’, que si bien no juega, aprieta como nadie. Y más aún en puertas de una nueva final continental.

Un abrazo, compañero valenciano. Espero que no interpretes esta réplica como un escrito hecho desde la inquina o el odio, sino desde el respeto y la deportividad que nos brinda este sitio. Espero sinceramente que de esta eliminatoria salga el campeón.

Luis Vilches

Periodista sevillano, fue al fútbol por primera vez a ver a D10S y la estrella fue Rafa Paz. Vivió en Londres, entrevistó a Gabilondo, jugó en el Tomares, le quiso el Betis y le dijo a un tal Sergio Ramos (de 14 años) que era mejor que él... Ahora en Madrid juntando letras donde le dejan.

También te podría gustar...