Simon Kjaer: la mayor ofensiva por una pieza defensiva

Si hace menos de un mes Luis Muriel se convertía en el fichaje más caro de la historia del Sevilla, ayer el club anunciaba en su página web que el central Kjaer ya estaba en las ciudad para firmar por la escuadra andaluza, a falta de las pertinentes pruebas médicas. El futbolista, procedente del Fenerbahçe, viene para suplir la marcha de Adil Rami, líder de la zaga junto a Pareja en los últimos años, y firmará a cambio de 10 millones de euros, la cifra más alta invertida por un zaguero  desde las oficinas del  Sánchez Pizjuán.

De esta manera, Kjaer se situará en la cúspide de gastos en esta posición, superando a Konko (8’5 millones) y Mosquera (8 millones), dos jugadores cuyo rendimiento no justificó su coste y que acabaron saliendo del club por la puerta de atrás. La apuesta, en esta ocasión, se hace por un central de garantías que ya sabe lo que es jugar en las grandes ligas de Europa: Wolfsburgo, Roma y Lille conforman el currículum de un zaguero experimentado que encontró el lugar ideal para su explosión en Turquía.

El capitán de la selección danesa deberá competir por un puesto en el eje con Lenglet, Carriço y, ocasionalmente, Mercado, ya que parece que Pareja es inamovible en esa posición. A su favor juegan su envergadura (1’89m), dominio del juego aéreo, capacidad de liderazgo y sobriedad defensiva, en su contra, la fiera competencia interna de los jugadores de la plantilla y la lacra que puede suponer el precio de su fichaje.

La llegada de Kjaer supone el séptimo fichaje del Sevilla, que ya lleva invertidos 58 millones en incorporaciones. Aunque la cifra puede parecer astronómica teniendo en cuenta la política de fichajes del club, cabe recordar que ya se han recaudado más de 80 millones en ventas. Todavía queda por resolverse la necesidad de contar con un lateral izquierdo que pueda dar descanso a Escudero (Arana podría ser el elegido) y de otro delantero que sume pólvora al ataque (ante la dificultad de recuperar a Jovetic, el club podría ‘repatriar’ a Bacca, uno de los mejores artilleros de su historia). Sea como fuere, el equipo de Óscar Arias se ha movido bien en el mercado y ha tapado los agujeros que han ido surgiendo para ahora disponer de todo un mes para cerrar la plantilla.

También te podría gustar...