Sevilla FC 2 – 4 FC Barcelona: Los hispalenses claudican ante un Messi imperial

Messi desmontó cualquier argumento de un Sevilla correoso pero fatigado. | Foto vía: sevillafc.es

Errático y ausente durante las últimas semanas, Leo Messi despertó a tiempo esta tarde en el Sánchez Pizjuán para darle la vuelta a un encuentro que el Sevilla tenía apalabrado y dejar ante la galería una de sus mejores actuaciones en lo que va de temporada. Sin la frescura del arranque y con la preocupación de contener el éxtasis del capitán visitante, los hispalenses se deshincharon en el segundo acto y volvieron a sufrir una remontada liguera en casa ante el cuadro culé por tercera temporada consecutiva. La expresión de Machín era un calco de las de Sampaoli y Montella, quiénes también tuvieron que resignarse en su momento ante tal superioridad embriagadora.

Tras un minuto de silencio dedicado al expresidente sevillista Roberto Alés, la pelota echó a rodar en un Nervión animado por el buen hacer de los suyos en Europa, pero con la mosca detrás de la oreja por la dinámica liguera actual. Tres jornadas sin conocer la victoria desde la goleada al Levante. Con esa voluntad, Machín dispuso un once venenoso para el momento actual de su rival, negado en la creación y con dificultades a la hora de mover el balón y romper líneas. Solidez y centímetros atrás; verticalidad y mordiente arriba. Los recién llegados Wöber y Rog fueron de la partida, al igual que Jesús Navas, que llegó justo al encuentro por unas molestias. En el campo rival, Valverde le daba la alternativa a Umtiti tres meses después y Coutinho entraba por Dembélé.

Después de unos primeros instantes de pesaje y sondeo mutuos marcados por la inconcreción de ambos, el Sevilla fue el primero en golpear gracias a una contra para guardar en videoteca. Ben Yedder aprovechó en el 21’ el desnudo defensivo de un Barça volcado al ataque para plantarse en la frontal del área de Ter Stegen, donde encontró a un Jesús Navas que, disfrazado de tren de cercanías, culminó un sprint de 75 metros con un derechazo cruzado hacia el marco.

No tardaron los visitantes en igualar con un tanto de bellísima factura; más producto, sin embargo, de la fortuna que de la insistencia. Rakitic sirvió en el 26’ un centro a un corazón del área en el que esperaba Messi con la caña preparada. El argentino empalmó de primeras el disparo para firmar una espectacular volea con la que devolvía las tablas al luminoso. Piqué pudo aumentar la diferencia después de una escaramuza solitaria en campo rival que no logró cincelar en la definición. Su equipo pagaría su indecisión. A cinco del descanso, Navas conectó con Sarabia, que apuró línea de fondo con más fe que certidumbre para sacar un centro raso al área chica. Por ahí paseaba Mercado, que atacó el balón con más determinación que los centrales rivales para hacer el segundo.

Navas cuajó una gran actuación pese a jugar tocado. | Foto vía: sevillafc.es

El Sevilla dominaba y arremetía contra un Barça que sólo podía achicar aguas y esperar un milagro que solucionara la papeleta. Y llegó. Con la reanudación, Semedo y Coutinho dejaron su lugar a Sergi Roberto y Dembélé, que liberaron a Messi de su aislamiento en banda derecha. Los locales le vieron las orejas al lobo y retrocedieron unos metros, conscientes de la urgencia de amarrar defensivamente el choque. Antes de la hora de encuentro, Machín ya había agotado los cambios. Entraron Amadou y Roque Mesa, sabia nueva para una defensa exigida, y un Franco Vázquez cuyo cometido era aguantar el balón.

Al final, hasta la entrada del mismísimo Beckenbauer hubiera sido estéril. Ante el ascetismo místico sólo queda rezar. Sin ganas de hacer prisioneros, Messi resolvió el partido con la resignación de quién se sabe elegido y con una montaña de papeles en la mesa de la oficina. Derechazo desde la frontal en el 67’, picadita ante Vaclik en el 85’ y asistencia de lujo a Suárez en el 93’.

Los locales se resignaban a ser derrotados por la mismísima muerte. Una ejecución pública ‘de azúcar’ de cara a la afición, pero con repercusiones directas en la tabla de clasificación: los de Machín se descuelgan de puestos Champions en favor de un Getafe que se sitúa cuarto con 39 puntos. Por el retrovisor, aparece el Alavés, empatado a 37 puntos y con el mismo número de victorias (10), empates (7) y derrotas (8) que los rojiblancos, pero con el goal-average en contra.

 

Ficha Técnica:

Sevilla F.C: Vaclik; Jesús Navas, Sergi Gómez, Kjaer, Mercado (Mudo Vázquez, min.51), Wöber (Amadou, min.57); Rog (Roque Mesa, min.60), Sarabia, Banega; Promes y Ben Yedder.

F.C Barcelona: Ter Stegen; Semedo (Sergi Roberto, min.46), Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Sergio Busquets, Vidal (Dembélé, min.46), Rakitic; Messi, Suárez y Coutinho (Aleñà, min.78)

Goles: 1-0, Navas (min.21); 1-1, Messi (min.26); 2-1: Mercado (min.41); 2-2 Messi (min.67); 2-3: Messi (min.84) y 2-4: Luis Suárez (min.92)

Árbitro: Mateu Lahoz VAR Cuadra Fernández. Amonestó con amarilla a Piqué (min.39), Rog (min.49), Kjaer (min.79), Sarabia (min.83), Roque Mesa (min.89).

Incidencias: Partido disputado ante 38.000 espectadores en el Sánchez Pizjuán.

También te podría gustar...