Sevilla FC 2- 1 FC Zenit: La reacción del campeón

Comenzaba otra eliminatoria de la competición más importante para los sevillistas, con aroma de noche grande en Nervión. El FC Zenit acudía a la ida de los cuartos de final de la Europa League con cuatro jugadores sancionados, el Sevilla FC, que jugaba ante su afición, esperaba poner de cara la eliminatoria.

El portugués André Villas-Boas dispuso un once muy defensivo para no pasar apuros ante el conjunto hispalense. El luso cumplió sus dos objetivos: tapar el juego aéreo de Vicente Iborra con una defensa de hasta cinco jugadores, y dejar a los de Emery el peso del juego para poder salir rápido a la contra. Y le salió a las mil maravillas. El Zenit no sufría, y además comenzaba a llegar con peligro a la portería de Sergio Rico tras un centro de Rodic que intentó rematar Witsel y que finalmente disparó Anyukov. No iba a ser ese el único aviso de los rusos, ya que tan solo tres minutos después, en el 18′, otro buen centro de Rodic lo remató Ryazantsev y el balón salió lamiendo el palo izquierdo de la portería sevillista. Eran unos minutos de desconcierto en el equipo local, que no encontraba la forma de jugar entre líneas, Iborra estaba muy bien tapado por la defensa, Gameiro desaparecido y Reyes, Banega y Aleix Vidal lo intentaban sin suerte; mientras que el conjunto visitante parecía encontrarse cada vez más cómodo en el césped del Sánchez-Pizjuán.

Tanto iba el cántaro a la fuente, que el minuto 29, el extremo ruso Aleksandr Ryazantsev encaraba a Nico Pareja en la banda izquierda, el defensa argentino reculó en exceso y el visitante sacó un potente disparo con la pierna derecha que el guardameta Sergio Rico fue capaz de repeler, pero con tan mala fortuna de que el rechace cayó de nuevo en los pies de Ryazantsev, que golpeó, esta vez con la pierna izquierda, introduciendo el balón en el arco de Rico por el único hueco que había. El plan del técnico luso, no podía ejecutarse con mayor brillantez, pasar pocos apuros en defensa y aprovechar las ocasiones a la contra.

A partir de ahí, el Sevilla FC espoleado por los suyos, lo intentó sin mucha fortuna. No acababan de encontrar los de Unai Emery la fórmula para derribar el muro defensivo ruso. Se llegó al descanso sin grandes ocasiones por parte de los locales, que dispusieron de multitud de córners que no supieron aprovechar.

Tras el intermedio, el técnico sevillista volvió a leer a la perfección un encuentro que tenía cuesta arriba, como tan solo 4 días atrás ante el FC Barcelona. En esta ocasión, se iban a quedar en la ducha Coke y Vicente Iborra, que a pesar de no estar cuajando una mala primera mitad, no habían podido desplegar su mejor juego. Iban a sustituirles Stephane Mbia y Denis Suárez. Ahí cambio el encuentro, el gallego ayudó en la elaboración a José Antonio Reyes y a Éver Banega, que se echaron al equipo a a espalda en la que seguramente haya sido la mejor segunda parte de los de Nervión esta temporada. Comenzaron los mejores minutos locales, con la internadas de Aleix Vidal desde la derecha, partidazo también del catalán, y de Tremoulinas por la izquierda.

El Zenit seguía defendiéndose con todo, llegando a desesperar a la hinchada local con sus constantes pérdidas exageradas de tiempo. Comenzaron a buscarse entre líneas los sevillistas, aunque no estaban acertados de cara a puerta. Con el cambio de Bacca por Gameiro, los locales se volcaron ante la portería rusa. Así, y tras casi media hora de asedio local, llegó el tanto del colombiano, que fue fiel a su cita con el gol (21 esta temporada), rematando de cabeza para poner las tablas en el marcador tras una gran internada de Aleix Vidal por la banda derecha. Pero los de Emery no se iban a quedar ahí, Nervión rugía alentando a los suyos a por la remontada. Y dispuso de varias ocasiones en las botas de Denis Suárez, Mbia o del propio Bacca para adelantarse en el marcador.

Los locales también pidieron un par de penaltis por manos dentro del área que el colegiado holandes Bas Nijhuis no entendió como voluntarias. El Zenit, por su parte, llegó en alguna ocasión con peligro ante la meta de Sergio Rico, sobre todo con un buen disparo de Ryazantsev y otro potente de Witsel que le pegó centrado y el portero sevillista fue capaz de rechazar. Aun así, parecía que losa los rusos firmaban el empate.

Cuando tan solo quedaban tres minutos para llegar al final del tiempo reglamentario, Denis Suárez se sacó de la chistera una tremenda volea que sorprendió a Lodygin. El gallego le pegó con el alma para perforar la red del meta ruso. Se hacía justicia en el marcador tras una gran segunda parte de los sevillistas. Todavía iba a quedar tiempo para un clara ocasión de Carlos Bacca antes de finalizar el encuentro. El colombiano se quedó solo ante el portero, con tan mala fortuna, que su control tocó en su mano y se desvió, desvaneciéndose así una de las mejores oportunidades de los locales en el partido.

Queda la vuelta en Rusia, en la que a buen seguro el Sevilla FC deberá sufrir tras no haber podido conseguir en la ida un resultado más abultado, pero a estas alturas, nadie duda que este equipo sabe «apretarse los dientes» y que se crece en las grandes ocasiones, cosa que ya ha demostrado esta temporada en esta competición ante Borussia Mönchengladbach y el propio Villarreal. Además, Emery podrá contar con todos sus efectivos, ya que ninguno de los seis apercibidos vio la tarjeta amarilla. El Zenit pierde por ese motivo a Garay y a Ryazantsev, goleador visitante anoche.

Ficha Técnica:

Sevilla FC (2): Sergio Rico; Coke (Denis Suárez, m.46), Pareja, Kolodziejczak, Tremoulinas; Krychowiak, Banega; Aleix Vidal, Iborra (Mbia, m.46), Reyes; y Gameiro (Bacca, m. 64).

FC Zenit (1): Lodygin; Anyukov, Neto, Garay, Lombaerts, Rodic (Mogilevets, m. 65); Javi García; Witsel, Shatov (Khodzhaniyazov, min. 75), Ryazantsev (Tymoshchuk, min.82); y Rondón.

Árbitro: Bas Nijhuis, (holandés). Amonestó al local Denis Suárez por cortar un contra rusa y a los visitantes Javi García (por protestar), Garay por cortar una contra y Ryazantsev por pérdida de tiempo.

Goles: 0-1, m. 29: Ryazantsev, tras un rechace de Sergio Rico. 1-1, m. 73: Bacca, tras cabecear un centro después de una gran internada por la banda derecha de Aleix Vidal. 2-1, m.88: Denis Súarez, con una preciosa volea que sorprendió a Lodygin.

Incidencias: 37000 aficionados, buena entrada en el Sánchez-Pizjuán para ver la ida de los cuartos de final de la Europa League. Unos 50 aficionados visitantes desplazados a la capital andaluza.

También te podría gustar...